atasco-coches

Cómo sobrevivir en un atasco de coches sin perder los nervios

03 junio 2020

Un atasco de coches supone uno de los grandes enemigos de los conductores. Pocas cosas generan un mayor malestar que encontrarse con un atasco de coches, ya sea en la ciudad de camino al trabajo o de regreso a casa, en medio de una circunvalación, o mientras viajas por autovía o autopista hacia tu destino de vacaciones.

Algunos estudios, como el que elabora cada año el INRIX Global Traffic Scorecard, afirman que cada conductor puede llegar a estar más de 40 horas al año en atascos de tráfico en ciudades como Madrid o Cartagena. Durante esos momentos, es normal que se apodere de ti el estrés, el cansancio, aumenta la fatiga y, en definitiva, termines perdiendo los nervios. Pero, para que eso no te ocurra, a continuación, te vamos a dar algunos consejos para sobrevivir en un atasco en el coche.

Intenta evitar los atascos

Esto puede parecer una perogrullada, pero lo primero que hay que intentar es evitar los atascos con el coche. A veces es imposible, sobre todo, en épocas de mucho tráfico, como en una operación salida de verano o en el inicio de un puente festivo. Muchas veces se pueden tomar decisiones que pueden evitar encontrarnos con una caravana de tráfico. Por ejemplo, infórmate sobre el estado del tráfico en el momento en que vas a salir. Evita las horas punta, intenta salir muy temprano, a primera hora del día, o a la hora de comer, aunque no es muy recomendable conducir en esta franja horaria, ya que aumenta el riesgo de tener sueño.

Todos somos conscientes de estas acciones, pero es verdad que no siempre es fácil realizarlas. Si no, no existirían las congestiones de tráfico. Cuando es inevitable acabar en un atasco, muchas veces la psicología ayuda. El hecho de pensar que te encuentras rodeado de miles de vehículos, conductores que se encuentran en la misma situación que tú, igual de frustrados y cansados de repetir una y otra vez el mismo movimiento en bucle: pisar el embrague, meter primera, frenar, pisar de nuevo el embrague, punto muerto. No estás solo en esto.

Ten paciencia en un atasco

Dice el refrán español que la paciencia es la madre de las ciencias. Efectivamente, si te encuentras en medio de un atasco de tráfico, tienes que armarte de paciencia. Esto está relacionado con el punto anterior. Piensa que el resto de los conductores que están a tu alrededor están en la misma situación que tú, así que es inútil ponerse nervioso. Da igual que tengas prisa o que tengas muchas ganas de llegar a tu destino, no vas a poder avanzar de ninguna manera o de la manera que te gustaría. Por tanto, de nada sirve que empieces a tocar el claxon.

En este caso, te recomendamos que pongas música, escucha tu cantante favorito o puedes optar por poner música relajante. Eso te ayudará a no perder los nervios. Procura mantener la calma, avanza con cuidado, despacio, sin dar acelerones ni frenazos bruscos. Pisando más el acelerador solamente conseguirás aumentar el consumo de combustible y aumentar el riesgo de sufrir un accidente golpeando al coche que está delante y aumentando los problemas.

Aumenta la distancia de seguridad

La legislación de seguridad vial española establece que todo vehículo que circule detrás de otro deberá hacerlo a una distancia que le permita detenerse en caso de frenazo brusco, sin colisionar con él, teniendo en cuenta especialmente la velocidad, las condiciones de frenado y adherencia. Siempre debes mantener una distancia de seguridad, con respecto al coche que precede, pero esa distancia la deberás aumentar cuando te encuentres en un atasco de coches, ya sea en zonas congestionadas de tráfico en la ciudad, en la autovía o en la entrada y salida de las ciudades o lugares turísticos. Al aumentar la distancia de seguridad, aumentará el margen para reaccionar en caso de una frenada brusca del que va delante.

Disminuye la velocidad

Otro consejo importante a tener en cuenta es que disminuyas la velocidad o que la adaptes a las circunstancias de la circulación en ese momento. Puedes estar en un gran atasco totalmente parado o en una situación de tráfico más o menos fluido, en el que no puedes avanzar a la velocidad permitida en la vía, sino inferior, manteniendo las distancias con el resto de usuarios.

También es buena idea que circules por debajo del límite de velocidad permitido cuando no haya tráfico en ese momento, pero aparecen señales que ya alertan de que puede haber atasco a pocos kilómetros de tu posición. Son varios los indicios que nos avisan de la presencia de un atasco inminente, como el aumento paulatino de la densidad del tráfico, coches con luces de emergencia, señalización vertical, etc. Así que reduce la velocidad e intenta mantenerla constante, así también conseguirás ahorrar combustible. 

Cuidado con las vías interurbanas

Cuando circules por una vía que atraviesa un núcleo urbano debes extremar las precauciones. Recuerda que la velocidad máxima en estas vías es de 50 km/h y debes estar atento a la señalización que te indica cuándo te acercas a una población, en donde puedes encontrar alguna retención en el tráfico, provocada por cualquier circunstancia. Mantén una velocidad y distancia de seguridad adecuadas.

Descansa y estira las piernas

Otro consejo que podemos darte para no perder los nervios en un atasco de coches es hacer alguna parada para descansar y estirar las piernas. Algunos atascos pueden ser de muchos kilómetros, como los que se producen en el inicio de las vacaciones o al regreso. Es buena idea que pares cuando encuentres un área de servicio para descansar, tomar alguna bebida refrescante, estirar las piernas y olvidarte un poco del tráfico. Recuerda que, en estos casos, es inevitable encontrarte una caravana de tráfico y, de esta forma, lo superarás mejor.

No pienses en el tiempo

Olvídate por completo de la hora. Por mucha prisa que tengas, no vas a llegar antes si estás en medio de un atasco y solo vas a conseguir frustrarte más. Asimila que vas a llegar tarde y no mires la hora, avisa a tu familia o a quien te esté esperando, o si te vas de vacaciones, no pasa nada por llegar más tarde.

Estos son todos nuestros consejos sobre cómo salir de un atasco sin haber perdido los nervios. En Tu Mejor Viaje nos preocupamos por la salud y la seguridad vial de todos los conductores, por eso siempre compartimos nuestra experiencia en este blog.

¡No lo pierdas de vista!

 

atasco-coches

Cómo sobrevivir en un atasco de coches sin perder los nervios

03 junio 2020

Un atasco de coches supone uno de los grandes enemigos de los conductores. Pocas cosas generan un mayor malestar que encontrarse con un atasco de coches, ya sea en la ciudad de camino al trabajo o de regreso a casa, en medio de una circunvalación, o mientras viajas por autovía o autopista hacia tu destino de vacaciones.

Algunos estudios, como el que elabora cada año el INRIX Global Traffic Scorecard, afirman que cada conductor puede llegar a estar más de 40 horas al año en atascos de tráfico en ciudades como Madrid o Cartagena. Durante esos momentos, es normal que se apodere de ti el estrés, el cansancio, aumenta la fatiga y, en definitiva, termines perdiendo los nervios. Pero, para que eso no te ocurra, a continuación, te vamos a dar algunos consejos para sobrevivir en un atasco en el coche.

Intenta evitar los atascos

Esto puede parecer una perogrullada, pero lo primero que hay que intentar es evitar los atascos con el coche. A veces es imposible, sobre todo, en épocas de mucho tráfico, como en una operación salida de verano o en el inicio de un puente festivo. Muchas veces se pueden tomar decisiones que pueden evitar encontrarnos con una caravana de tráfico. Por ejemplo, infórmate sobre el estado del tráfico en el momento en que vas a salir. Evita las horas punta, intenta salir muy temprano, a primera hora del día, o a la hora de comer, aunque no es muy recomendable conducir en esta franja horaria, ya que aumenta el riesgo de tener sueño.

Todos somos conscientes de estas acciones, pero es verdad que no siempre es fácil realizarlas. Si no, no existirían las congestiones de tráfico. Cuando es inevitable acabar en un atasco, muchas veces la psicología ayuda. El hecho de pensar que te encuentras rodeado de miles de vehículos, conductores que se encuentran en la misma situación que tú, igual de frustrados y cansados de repetir una y otra vez el mismo movimiento en bucle: pisar el embrague, meter primera, frenar, pisar de nuevo el embrague, punto muerto. No estás solo en esto.

Ten paciencia en un atasco

Dice el refrán español que la paciencia es la madre de las ciencias. Efectivamente, si te encuentras en medio de un atasco de tráfico, tienes que armarte de paciencia. Esto está relacionado con el punto anterior. Piensa que el resto de los conductores que están a tu alrededor están en la misma situación que tú, así que es inútil ponerse nervioso. Da igual que tengas prisa o que tengas muchas ganas de llegar a tu destino, no vas a poder avanzar de ninguna manera o de la manera que te gustaría. Por tanto, de nada sirve que empieces a tocar el claxon.

En este caso, te recomendamos que pongas música, escucha tu cantante favorito o puedes optar por poner música relajante. Eso te ayudará a no perder los nervios. Procura mantener la calma, avanza con cuidado, despacio, sin dar acelerones ni frenazos bruscos. Pisando más el acelerador solamente conseguirás aumentar el consumo de combustible y aumentar el riesgo de sufrir un accidente golpeando al coche que está delante y aumentando los problemas.

Aumenta la distancia de seguridad

La legislación de seguridad vial española establece que todo vehículo que circule detrás de otro deberá hacerlo a una distancia que le permita detenerse en caso de frenazo brusco, sin colisionar con él, teniendo en cuenta especialmente la velocidad, las condiciones de frenado y adherencia. Siempre debes mantener una distancia de seguridad, con respecto al coche que precede, pero esa distancia la deberás aumentar cuando te encuentres en un atasco de coches, ya sea en zonas congestionadas de tráfico en la ciudad, en la autovía o en la entrada y salida de las ciudades o lugares turísticos. Al aumentar la distancia de seguridad, aumentará el margen para reaccionar en caso de una frenada brusca del que va delante.

Disminuye la velocidad

Otro consejo importante a tener en cuenta es que disminuyas la velocidad o que la adaptes a las circunstancias de la circulación en ese momento. Puedes estar en un gran atasco totalmente parado o en una situación de tráfico más o menos fluido, en el que no puedes avanzar a la velocidad permitida en la vía, sino inferior, manteniendo las distancias con el resto de usuarios.

También es buena idea que circules por debajo del límite de velocidad permitido cuando no haya tráfico en ese momento, pero aparecen señales que ya alertan de que puede haber atasco a pocos kilómetros de tu posición. Son varios los indicios que nos avisan de la presencia de un atasco inminente, como el aumento paulatino de la densidad del tráfico, coches con luces de emergencia, señalización vertical, etc. Así que reduce la velocidad e intenta mantenerla constante, así también conseguirás ahorrar combustible. 

Cuidado con las vías interurbanas

Cuando circules por una vía que atraviesa un núcleo urbano debes extremar las precauciones. Recuerda que la velocidad máxima en estas vías es de 50 km/h y debes estar atento a la señalización que te indica cuándo te acercas a una población, en donde puedes encontrar alguna retención en el tráfico, provocada por cualquier circunstancia. Mantén una velocidad y distancia de seguridad adecuadas.

Descansa y estira las piernas

Otro consejo que podemos darte para no perder los nervios en un atasco de coches es hacer alguna parada para descansar y estirar las piernas. Algunos atascos pueden ser de muchos kilómetros, como los que se producen en el inicio de las vacaciones o al regreso. Es buena idea que pares cuando encuentres un área de servicio para descansar, tomar alguna bebida refrescante, estirar las piernas y olvidarte un poco del tráfico. Recuerda que, en estos casos, es inevitable encontrarte una caravana de tráfico y, de esta forma, lo superarás mejor.

No pienses en el tiempo

Olvídate por completo de la hora. Por mucha prisa que tengas, no vas a llegar antes si estás en medio de un atasco y solo vas a conseguir frustrarte más. Asimila que vas a llegar tarde y no mires la hora, avisa a tu familia o a quien te esté esperando, o si te vas de vacaciones, no pasa nada por llegar más tarde.

Estos son todos nuestros consejos sobre cómo salir de un atasco sin haber perdido los nervios. En Tu Mejor Viaje nos preocupamos por la salud y la seguridad vial de todos los conductores, por eso siempre compartimos nuestra experiencia en este blog.

¡No lo pierdas de vista!