autobuses electricos de la emt

Nueva incorporación de los autobuses eléctricos en la EMT

Poco a poco, las grandes capitales europeas se van electrificando, en lo que a su red de transporte público se refiere. Un buen ejemplo de ello es Madrid, cuya empresa pública de transporte EMT cuenta ya con 45 autobuses eléctricos, a los que hay que sumar otros 20 que llegarán en el primer trimestre de 2020. Se trata de unos vehículos de 12 metros de la empresa china BYD y fabricados en Hungría.

Desde que el año pasado se puso en marcha esta nueva flota, los autobuses eléctricos de la EMT han realizado más de 300.000 kilómetros y han evitado la expulsión de 300.000 kilos de emisiones de CO2 a la atmósfera.

Nuevos autobuses eléctricos

La Empresa Municipal de Transporte de Madrid estrenó un primer lote de autobuses eléctricos en mayo de 2020. En total, llegaron 15 autobuses a la capital de España. Un año después, en mayo de 2021, desembarcaron otras 30 unidades del modelo BYD K9UB, autobús totalmente eléctrico de 12,25 metros y capacidad para 37 pasajeros, aparte del conductor. Se trata del modelo más vendido de la compañía BYD en Europa, con más de 700 autobuses en funcionamiento por diferentes capitales.

En el primer trimestre de 2022, llegarán 20 nuevos autobuses eléctricos a la Empresa Municipal de Transporte de Madrid, correspondientes al modelo de 12 metros que fabrica la empresa china BYD en Komárom, Hungría. Estos nuevos vehículos cuentan con un diseño mejorado, con una nueva disposición de pasamanos para acoger con más seguridad un mayor número de pasajeros de pie. También cuenta con tecnología MirrorEye, que sustituye los espejos retrovisores tradicionales y mejora el campo visual del conductor, mejorando también la seguridad.

Características de los autobuses eléctricos de la EMT

Los autobuses eléctricos de la EMT están equipados con dos motores de 150 kW cada uno (204 caballos), que hacen un total de 408 caballos, y una batería de iones de litio de gran capacidad con dos niveles de autonomía, 252 kilómetros en la versión estándar y 284 kilómetros en la versión extendida. El tiempo de recarga oscila entre las 4,5 y 5 horas. Alcanzan una velocidad máxima de 100 km/h, la máxima que permite la ley.

Como es natural, estos nuevos autobuses eléctricos incluyen el aspecto exterior típico de la EMT Madrid, así como en el interior. Ofrecen todas las facilidades de acceso habituales en el resto de los vehículos de la flota, como inclinación lateral para que los pasajeros puedan subir mejor, rampa automática para los usuarios con movilidad reducida en silla de ruedas y piso bajo continuo en el interior.

Reducción de las emisiones de CO2

BYD se consolida como un fabricante que ofrece numerosas soluciones de movilidad eléctrica confiable y eficiente, con altos niveles de seguridad y confort para los pasajeros. Desde que llegaron los primeros autobuses eléctricos, la marca china ha completado más de 600.000 kilómetros en rutas por Madrid y ha permitido reducir las emisiones de CO2 en 585 toneladas.

Esta estrategia de electrificación del transporte público madrileño incluye otros autobuses de la marca Irizar. Gracias al último pedido de 20 unidades de BYD, la capital de España alcanzará los 179 autobuses eléctricos circulando sin emitir sustancias nocivas, lo que significa un 8,6 por ciento de toda la flota.

El director de ventas de BYD eBus Iberia, Joaquín Bellido, señala que “estamos encantados de trabajar con EMT Madrid. BYD eBuses está aumentando en número en Madrid, y eso significa que cada vez más pasajeros disfrutan de viajes limpios, silenciosos, seguros y cómodos, convenciendo a los operadores de que la movilidad eléctrica es claramente la mejor solución de transporte público, viable a largo plazo”.

Los autobuses BYD K9UB de 12 metros de la empresa china tienen un alto nivel de fiabilidad y eficiencia como lo demuestra el hecho de contar con más de 700 unidades vendidas en toda Europa, operando en ciudades con condiciones climáticas muy diversas, desde países con intenso calor, como España, a lugares donde el frío extremo es habitual, como en los países escandinavos.

Hasta el momento, la compañía china ha entregado más de 70 vehículos a diferentes operadores de transporte público en diferentes ciudades españolas. Acumulan más de 4,5 millones de kilómetros recorridos y una reducción de emisiones de 4.700 toneladas de CO2.

Otros autobuses eléctricos

Como hemos mencionado anteriormente, en España no solo operan autobuses eléctricos chinos de la compañía BYD. También hay varios autobuses en funcionamiento de la empresa española Irizar. En concreto, en Madrid, circulan 55 vehículos de diferentes modelos, adquiridos entre 2017 y 2019.

La compra de todos estos autobuses eléctricos forma parte de la estrategia de la EMT de reemplazar los autobuses con motor diésel hasta 2023, dentro del marco de la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental ‘Madrid 360’, confiando únicamente en autocares híbridos, eléctricos y de gas natural. Está previsto que la flota de autobuses cero emisiones de la EMT alcance las 179 unidades para finales de este año, lo que supondrá una electrificación del 8,6 por ciento del total de una flota que cuenta con alrededor de 2.100 autobuses.