¿Se ha averiado tu coche en un lugar remoto? Esto es lo que debes hacer

Junto a los accidentes o al cruce inesperado de peatones, animales u objetos, la aparición de una avería en el vehículo es uno de los principales peligros que nos podemos encontrar en carretera. En coyunturas de crisis, como la actual, el parque de automóviles envejece y, en consecuencia, el riesgo de sufrir algún percance mecánico aumenta. Según RACE, las posibilidades de fallecer en un accidente conduciendo un coche con más de quince años de antigüedad se duplican.

Por consiguiente, te conviene un mantenimiento a fondo de los diferentes elementos de tu automóvil. El componente que está presente en un mayor porcentaje de las incidencias en carretera es la batería. Si tienes dudas acerca de su durabilidad o sus desperfectos son patentes, contacta con nuestro servicio Easy Battery para cambiarla a domicilio. En este sentido, las revisiones periódicas en tu taller de confianza te ayudarán a reducir los problemas mecánicos de tu vehículo.

No obstante, en la seguridad vial intervienen muchos más factores, como por ejemplo, las condiciones meteorológicas extremas y el resto de conductores. Para ayudarte a solventarlas con la máxima seguridad, las siguientes recomendaciones te resultarán muy útiles.

Evitar el peligro de los ocupantes

Cuando se produce una avería en el vehículo, lo primero que debes hacer es mantener la calma. Intenta, en la medida de lo posible, no hacer ninguna maniobra brusca que ponga en peligro a otros conductores o peatones.

Una vez hayas reaccionado, activa las luces de emergencia para alertar a todos los usuarios de la vía de una incidencia. De este modo, aunque los conductores y peatones no tengan claro qué inconveniente estás teniendo, tenderán a adaptar su marcha a la situación de imprevisibilidad que les estás anunciando.

A continuación, busca un lugar seguro donde efectuar la detención. Ese espacio tiene que ser fuera de la calzada para no obstaculizar la circulación del resto de conductores.

Señalar el riesgo al resto de vehículos

Aunque hayas adelantado la situación de peligro al resto de automóviles mediante las luces de emergencia, las cuales debes mantener encendidas, la detención también tienes que señalizarla con antelación y seguridad.

En cualquier caso, has de valorar cómo se encuentra el tráfico antes de salir del coche para advertir su posición en la carretera. Por lo tanto, si tu abandono temporal del vehículo va a generar riesgos adicionales, no salgas de él. En este caso, tus acompañantes y tú os debéis quedar dentro del automóvil con los cinturones correctamente abrochados.

Ahora bien, si las condiciones para salir con seguridad del vehículo se dan, tu deber es señalizar a los conductores la inesperada presencia de tu coche. Eso sí, no olvides hacerlo con tu chaleco reflectante, ya que es obligatorio ponérselo antes de abandonar el automóvil. Si no lo haces, te expones a una sanción de 200 euros. Así pues, presta atención a estas dos acciones para hacer visible tu vehículo en la vía.

La luz de emergencia V-16

Se trata de una señal luminosa, del estilo de las de los coches de policía o las ambulancias (aunque no tan llamativa), que es legal, a estos efectos, desde el 1 de julio de 2021. Sin embargo, la Dirección General de Tráfico no te la exigirá hasta 2026. En este año, sustituirá, en la alerta de la posición de un automóvil averiado, a los triángulos de señalización.

Este elemento de señalización, como en los vehículos oficiales que te hemos citado con anterioridad, ha de ser colocado sobre el techo del que se pretende visibilizar. Nos encontramos, por lo tanto, en un periodo de convivencia de dos modos de señalización de los automóviles averiados.

Los triángulos de señalización

Aún vigentes, estos elementos son indispensables para visibilizar la posición de nuestro vehículo. Cuántos y dónde los pongas dependerán de la clase de vía en la que se haya producido la incidencia. En todo caso, tienes que proceder de la siguiente manera.

  • En una carretera de dos sentidos. Debes dejar uno 50 m por delante de tu vehículo y otro a la misma distancia por detrás. De esta forma, tu automóvil será visible a 100 m.
  • En una vía de un sentido. En este supuesto, solo has de poner uno 50 m por detrás de donde se encuentre tu coche. Estos 50 m, a grandes rasgos, equivalen a medio centenar de pasos. Esta referencia te vendrá bien para calcular la distancia aproximada sin temor a equivocarte en exceso.

Pedir ayuda por la avería en el coche

Finalmente, llega el tiempo de poner solución a la situación generada solicitando ayuda por la avería del coche. En este sentido, debes efectuar una llamada al servicio de asistencia en carretera de la aseguradora que hayas contratado.

La llamada has de hacerla desde una posición que no implique arriesgar la seguridad de los restantes usuarios de la vía. Detrás de la barrera de seguridad que delimita el asfaltado, por ejemplo, es un buen sitio para efectuarla.

Si la avería haya coincidido con un accidente en el que te hayas visto involucrado, llama primero al servicio de emergencias (112) para prestar auxilio a quien lo necesite. Mientras acuden al lugar del incidente, procura asistirles en la medida de tus posibilidades. Si el contexto lo permite, no muevas el cuerpo de los accidentados para no agravar sus posibles lesiones. En el caso de que sea inevitable, bien sea porque el vehículo esté en llamas, por ejemplo, o la persona herida esté ubicada en una mala posición, trata de hacerlo con el máximo cuidado posible, evitando cualquier movimiento brusco. Te recordamos que la omisión de socorro está tipificada en el Código Penal español.

Cuando los servicios de emergencia se hayan personado en el lugar del siniestro, podrás reemprender tu marcha, siempre que no se te requiera en el emplazamiento para testificar sobre lo acontecido.

En definitiva, la avería de un vehículo es un inconveniente que debes solucionar con tranquilidad y planificación. Sigue nuestros consejos y todo saldrá bien. ¿Quieres evitar estos problemas por falta de mantenimiento? ¡Pide cita en tu centro Norauto más cercano!