averias de coches

Las averías de coches más frecuentes en verano:¿cómo evitarlas?

El verano es una época del año que mucha gente aprovecha para viajar con el coche, una circunstancia que puede dar pie a experimentar más averías.

El aumento del rendimiento al que se ve sometido el motor junto a las altas temperaturas que se suelen dar en esta época son dos factores que influyen en la aparición de estos problemas.

A continuación te explicamos cuáles son las averías de coche más frecuentes durante el verano y cómo puedes evitarlas, ¡continúa leyendo!

Averías en el sistema de climatización del automóvil

Durante el verano es lógico que le demos un mayor uso al sistema de aire acondicionado del coche debido a las altas temperaturas.

Precisamente este mayor uso puede provocar que aparezcan averías como fugas del gas refrigerante o una obstrucción de los filtros del aire, provocado por el desuso en los meses más fríos.

Entonces, ¿qué podemos hacer si no sale aire del coche?

Para evitar estas averías en el sistema de climatización del automóvil nuestra recomendación es que no lo mantengas a máxima potencia durante todo el tiempo que duren tus trayectos y que lo revises antes de emprender cualquier viaje.

Desgaste de los neumáticos

Las altas temperaturas que llega a alcanzar el asfalto de muchas carreteras durante el verano pueden resultar nocivas para los neumáticos de nuestro vehículo.

Si a esto le sumamos los largos trayectos que muchos efectúan con el coche durante los meses estivales, el efecto abrasivo sobre los neumáticos se multiplica, y por lo tanto el desgaste del material es mucho mayor.

Este desgaste puede traducirse en pinchazos y roturas, por lo que te recomendamos revisar su estado y presión de inflado  antes de emprender cualquier viaje largo.

Averías del motor

Las averías de un motor de coche pueden ser muy variadas, pero las más comunes en verano suelen ser estas:

Motor de arranque

Aunque es bastante común que el motor de arranque falle durante el invierno, lo cierto es que la humedad propia del verano en las zonas costeras también puede resultar muy dañina para este componente.

Aceite

Debido al calor, la temperatura del aceite suele elevarse. De hecho, si nos vemos envueltos en un atasco, este incremento de la temperatura crecerá aún más, un hecho negativo si tenemos en cuenta que este componente, entre otras cosas, es el encargado de regular la temperatura del motor.

Válvula EGR

La válvula EGR, presente en los vehículos diésel sobre todo,es la responsable de la recirculación de los gases del escape, es decir, la que regula y minimiza las emisiones de gases nocivos a la atmósfera. Al aumentar el número de partículas presentes en el aire durante el verano, esta pieza puede verse obstruida.

Problemas con la batería

Aunque parezca lo contrario, lo cierto es que el verano es el periodo en que más se degrada una batería, efectos que se constatan en invierno.

Una avería que se presenta con bastante frecuencia es la pérdida de potencia de la batería, lo que puede provocar que el vehículo no arranque..

Para solventar este problema es necesario llevar siempre en el coche unas pinzas para batería que te permitan traspasar la electricidad de un vehículo a otro.

Además, te recomendamos revisar tu batería antes de emprender cualquier viaje para evitar quedarte parado en mitad de la carretera.

Problemas del sistema de refrigeración

El sistema de refrigeración del motor es fundamental en esta época del año pues es el encargado de mantener una temperatura de motor óptima. Un nivel bajo de refrigerante o un elemento defectuoso como el termostato, pueden elevar la temperatura hasta el extremo de dañar de forma importante el motor. Tenemos que revisar que el nivel del refrigerante sea correcto y no haya pérdidas. También que la temperatura del motor no llegue al máximo o se encienda el testigo correspondiente.

Cómo evitar las averías de coches en verano

Adoptando una serie de sencillos hábitos de mantenimiento, es posible reducir considerablemente el riesgo de sufrir este tipo de averías. 

Desde Tu Mejor Viaje te recomendamos seguir los siguientes consejos:

  • Evitar las altas temperaturas, algo que podemos conseguir aparcando en zonas con sombra. De esta manera evitaremos un calentamiento excesivo de las distintas partes del coche.
  • Reducir la potencia del aire acondicionado.
  • Mantener una presión adecuada de los neumáticos.
  • Prestar atención a los indicadores de temperatura del coche.
  • Revisar tu vehículo antes de emprender el viaje.

En Norauto puedes pedir cita para cualquiera de nuestros talleres, donde un experto revisará tu coche a fondo y lo pondrá a punto para evitar que cualquier avería estropee tus vacaciones.