bicicleta electrica para niños

Bicicleta eléctrica para niños: Equipamiento y Seguridad

26 noviembre 2020

Las bicicletas eléctricas se han convertido en uno de los medios de transporte más populares en las principales ciudades, una solución de movilidad sostenible muy práctica como alternativa al vehículo tradicional y al transporte público movidos por motor de combustión.

Pero no solo es un buen medio de transporte para adultos. En los últimos años, han aparecido en el mercado muchos modelos de bicicleta eléctrica para niños que, si bien reducen algunas ventajas de la bici tradicional, como el ejercicio físico, también es una interesante alternativa de ocio frente a juguetes electrónicos o videoconsolas.

¿Qué es una bicicleta eléctrica?

Como te decimos, las bicicletas eléctricas han ganado popularidad, convirtiéndose en uno de los medios de transporte favoritos para la ciudad. Son prácticas, relativamente veloces y permiten descongestionar las ciudades de vehículos motorizados.

Por otro lado, la bici eléctrica es una buena opción para aquellas personas de más edad o que tienen ciertas limitaciones para el ejercicio físico y que, de otra manera, no podrían conducir una bicicleta. O también para desplazarse por lugares donde hay pendientes pronunciadas y, gracias al motor eléctrico, el desplazamiento es más sencillo.

Por bicicleta eléctrica debemos entender una bicicleta convencional que incorpora un motor eléctrico que asiste al pedaleo. Es decir, una bici eléctrica tiene pedales obligatoriamente y el motor eléctrico se acciona moviendo los pedales. El motor eléctrico no debe superar los 250W y los 25 km/h de velocidad. A partir de esa velocidad, el motor se apaga y la bici solo se impulsa con los pedales.

Este tipo de bicicletas no necesitan ningún tipo de permiso o licencia, ni matrícula, impuesto de circulación o seguro. En cambio, las bicicletas eléctricas superan los 250W, sí, al entrar en la categoría de ciclomotores.

Bicicleta eléctrica para niños: ¿por qué comprarla?

¿Es seguro una bicicleta eléctrica para niños? Seguramente te hagas esta pregunta antes de comprar una. Como acabas de ver, estas bicis pueden alcanzar los 25 km/h, una velocidad que puede ser muy alta para un niño, aunque, normalmente, están limitadas a 20 km/h de fábrica.

Sin embargo, son mayores las ventajas que los inconvenientes. La bici eléctrica puede ser una buena alternativa para que el niño pueda ampliar su radio de acción. A veces, los niños se ven incapaces de cubrir largas distancias con una bici convencional, al tener menos fuerza y resistencia. Esto queda solventado con una bicicleta asistida.

Muchas veces, cuando padres e hijos salen juntos a montar en bici, lo que al principio es diversión se transforma en fatiga cuando aparece el cansancio y el niño no puede seguir el ritmo. Gracias a las bicicletas eléctricas, es más fácil que los niños aguanten más tiempo y puedan realizar largos recorridos en familia.

Se puede pensar que las bicicletas de pedaleo asistido reducen el ejercicio físico de los niños, pero no es menos cierto que también pueden motivarlos, precisamente, a que hagan más ejercicio, crear independencia, conocer el funcionamiento de una bicicleta, pasar más tiempo en familia mediante paseos los fines de semana y estar alejados de ordenadores, móviles y otros dispositivos que mantienen a los niños inactivos y sin jugar en la calle.

Consejos para comprar una bicicleta eléctrica para niños

A la hora de comprar una bicicleta eléctrica para niños, hay que asegurarse de que esté fabricada con los mejores materiales y componentes de seguridad, que aporte un rendimiento y eficiencia extra cuando el niño la utilice. Va a ser tu hijo quien monte en la bici, así que querrás lo mejor para él.

Es importante elegir una bici cuya batería sea de litio, ya que son más duraderas que las baterías de ácido y se recargan en menos tiempo. Asimismo, es recomendable que la velocidad máxima esté limitada.

Equipamiento y seguridad

Igual que con una bici tradicional, conviene que tu hijo o hija conduzca su bici eléctrica con una serie de accesorios de equipamiento y seguridad adecuados para garantizar su seguridad.

El elemento de seguridad imprescindible es el casco de bicicleta. Como recoge la Dirección General de Tráfico, el uso del casco en bicicleta es obligatorio para menores de 16 años, tanto en ciudad como en vías interurbanas. Solo los adultos deben usar el casco obligatoriamente en vías interurbanas, mientras que dentro de la ciudad queda a la libertad de cada cual. No obstante, la DGT recomienda siempre su uso. Es importante escoger un casco que se adapte perfectamente a la cabeza del niño, que no quede holgado ni demasiado pequeño, y que sea cómodo.

Del mismo modo, aunque no sea obligatorio, es muy recomendable equipar al niño con unas buenas coderas y rodilleras. Los niños son más susceptibles de sufrir caídas que los adultos y es necesario aumentar su protección. Es verdad que las coderas y rodilleras pueden restarles movilidad y comodidad, pero evitarán lesiones más graves en caso de caída.

Igualmente es importante utilizar guantes que protejan las manos en caso de caída. Las manos son la parte del cuerpo que, casi siempre, toca primero el suelo. Pero, además, los guantes protegen del frío en invierno.

Iluminación

Un factor clave es la iluminación. Cuando se circula en moto o bici, tan importante es ver como ser vistos por los demás usuarios. Un ciclista es muy vulnerable, especialmente, cuando se trata de un niño, por eso es fundamental que vaya equipado con un juego de luces de posición delanteras y traseras, así como de elementos reflectantes. Esto es más importante en invierno, cuando hay menos luz y es más débil. Pero se recomienda utilizar la luz siempre.

Otros Accesorios

Otros equipamientos de seguridad para las bicicletas eléctricas son los accesorios antirrobo como el candado, imprescindible si alguna vez el niño tiene que dejar la bicicleta aparcada en la calle. Otro accesorio para la bici eléctrica de un niño es el timbre, además de ser divertido para los más pequeños, sirve para alertar de su presencia, evitar frenazos o, incluso, caídas.

Por último, un elemento que no es imprescindible para la seguridad, pero sí para protegerse del frío en invierno, las bragas para el cuello. Cuando se circula en bici, la sensación de frío aumenta por la velocidad y es importante proteger el cuello para evitar dolores de garganta o la aparición de un resfriado, malestar o fiebre, debido al frío.

Ahora que ya conoces todo el equipamiento que necesita una bicicleta eléctrica para niños puedes ponerte a escoger el modelo perfecto para tu pequeño. No olvides que puedes encontrar todo el equipamiento y accesorios en nuestra tienda online.