escoger una bici electrica o un patinete electrico

¿Bicicleta eléctrica o patinete eléctrico? Elige lo mejor para ti

13 marzo 2021

Desde hace ya varios años, es muy habitual encontrar en las grandes ciudades diferentes tipos de vehículos eléctricos, como bicicletas y patinetes, dos ejemplos de movilidad alternativa que permiten desplazarse de manera más ágil y rápida que con el transporte privado y contribuye a reducir la densidad del tráfico y la contaminación.

El mercado se ha llenado de diferentes modelos de movilidad eléctrica urbana, pero los más usados son las bicicletas eléctricas y los patinetes eléctricos. Quizá te estés planteando comprar uno de estos aparatos, pero no sepas cuál te conviene más. Aquí te contamos qué debes tener en cuenta para elegir entre una bicicleta eléctrica o un patinete eléctrico.

Diferencia entre una bicicleta eléctrica y un patinete eléctrico

Lo primero que hay que tener claro es qué es cada vehículo. Una bicicleta eléctrica es una bici convencional a la que se le incorpora una batería y un motor eléctrico, normalmente de 250 W, aunque las hay de menor y mayor potencia. El motor se acciona mediante el uso de los pedales, por tanto, realmente se trata de una bicicleta de asistencia al pedaleo o asistencia eléctrica. No es posible que funcione el motor sin mover los pedales.

Por ley, las e-bikes no pueden superar los 25 km/h con el motor eléctrico, aunque sí se puede sobrepasar esa velocidad con los pedales. Como decimos, existen bicis eléctricas más potentes que pueden llegar hasta los 45 km/h y cuyo motor eléctrico se acciona con los pedales o con un botón, pero ya entraríamos en el terreno de los scooters eléctricos y están regulados de otra forma.

Por su parte, un patinete eléctrico es un vehículo mucho más sencillo, es el patinete de siempre, pero con un pequeño motor eléctrico que se acciona desde el manillar. Normalmente, se conduce de pie, pero hay modelos con un sillín.

Igual que las bicicletas eléctricas, los patinetes eléctricos no pueden superar los 25 km/h. No obstante, hay modelos que superan con creces esa velocidad, debido a que son mucho menos pesados que las bicicletas.

Ventajas e inconvenientes

Ambos son vehículos que permiten un desplazamiento más ágil y cómodo por la ciudad, pero es el único punto que tienen en común.

Ventajas de una bicicleta eléctrica

A favor de la bicicleta eléctrica, podemos decir que se trata de un vehículo más estable que el patinete, debido a su mayor peso y ruedas más grandes. Además, ofrecen una mejor amortiguación de los impactos de la superficie, como baches o piedras.

Esto también convierte a las bicis eléctricas en vehículos más seguros y, al ser más grandes, son más visibles para el resto de usuarios de la vía. Aunque no olvides que, de noche o con poca luz, debes llevar reflectantes y luces para que los demás te vean bien.

Por otro lado, la bicicleta eléctrica es un medio de transporte con el que se puede hacer ejercicio, igual que con una bici tradicional. Al funcionar el motor mediante los pedales, obliga al ciclista a moverlos constantemente para avanzar.

En este sentido, las bicicletas eléctricas permiten que muchas personas que no podían usar normalmente una bici tradicional, por alguna limitación física, sí puedan hacer ejercicio con una e-bike. Del mismo modo, la bicicleta con asistencia eléctrica favorece a las personas mayores que quieren desplazarse en bici y no pueden.

Otra ventaja de las bicis eléctricas es que duran más en el tiempo si se hace un buen mantenimiento. Básicamente, las reparaciones principales de estas bicicletas son las mismas que en una convencional, como pinchazos, cambio de frenos, etcétera. La parte más delicada es el motor y la batería, pero suelen ofrecer un tiempo de vida bastante largo.

Por último, el aspecto más destacable de las bicicletas eléctricas, frente a los patinetes eléctricos, es la autonomía de las baterías. Las bicis suelen ofrecer rangos de más duraderos, con una media de 70 kilómetros, mientras que los patinetes suelen aguantar unos 25 kilómetros haciendo un uso normal.

Ventajas de un patinete eléctrico

Por su parte, los patinetes eléctricos ofrecen algunas ventajas con respecto a las bicicletas. Por ejemplo, la portabilidad. Al ser vehículos mucho menos pesados, normalmente entre los 15 y 25 kg, son más fáciles de transportar a lugares como el trabajo o para meterlos en el maletero de un coche o en un tren. Hay bicicletas eléctricas plegables que también se pueden transportar mejor, pero siguen siendo más pesadas que los patinetes y, sobre todo, mucho más caras.

Precisamente, el precio es otra de las ventajas de los patinetes eléctricos. El rango de precios se sitúa entre los 250 y 500 euros, aproximadamente, aunque hay modelos más baratos y también por encima de ese umbral. En cambio, es difícil encontrar una bici eléctrica buena por menos de 500 euros.

Hemos dicho que ambos vehículos permiten al usuario desplazarse por la ciudad de manera más rápida y cómoda que con un coche o en transporte público. Pero, en este aspecto, sale ganando el patinete, mucho más ágil que la bici, al ser más pequeño y ligero, más fácil de transportar, como hemos visto, y alcanzar prácticamente la misma velocidad permitida que para la bici eléctrica.

Tiene la desventaja de que su batería no ofrece una autonomía tan grande como las bicicletas, aunque también el tiempo de recarga es menor. Y no son tan cómodas como las bicicletas, pero se puede adquirir un patinete con sillín para ir sentados.

Bicicleta eléctrica o patinete eléctrico: ¿Cuál es la mejor opción?

Vistas las ventajas e inconvenientes de cada uno, elegir entre una bicicleta eléctrica o un patinete eléctrico dependerá del uso que cada usuario vaya a darle. Los patinetes están más pensados para circular por la ciudad, mientras que las bicicletas, además de ir por la ciudad, permiten hacer escapadas por carretera y cubrir desplazamientos mucho más largos, incluso que con una bici convencional.

Si solo estás buscando un vehículo práctico para hacer distancias cortas, como ir de casa al trabajo, lo mejor es un patinete eléctrico. Es más barato, ligero y ocupa poco espacio. El precio también es una cuestión fundamental: si no puedes gastarte mucho dinero, el patinete es la mejor opción y cubrirá tus necesidades.

En cambio, si además de moverte por la ciudad te gusta practicar deporte y hacer ejercicio, la bicicleta eléctrica es más recomendable.

No hay un ganador ni un perdedor en la comparativa bicicletas eléctricas y patinetes eléctricos, simplemente cada vehículo tiene funciones distintas y dependerá de tus necesidades y tu presupuesto.

Entra en nuestra tienda online y consulta todos nuestros modelos de bicicleta eléctrica o patinete electrico. ¡Estaremos encantados de asesorarte!