bicicletas de montaña con doble suspensión

Razones por las que utilizar bicicletas de montaña con doble suspensión

26 agosto 2021

Las bicicletas de montaña doble suspensión son ideales para los ciclistas más aventureros, aquellos en busca de nuevas y arriesgadas rutas a través de terrenos muy exigentes. Seguramente, te estés preguntando cuál es mejor, una bici con doble suspensión o rígida. Este es el eterno debate cuando se va a comprar una mountain bike.

Como en todo, la respuesta a esa pregunta dependerá de diferentes aspectos, como el terreno por el que vayas a pedalear, la comodidad que quieras tener sobre la bici, la modalidad, tu presupuesto… Tanto las bicicletas rígidas como las doble suspensión ofrecen sus pros y contras. A continuación, te damos seis razones para decantarte por una bicicleta MTB doble suspensión.

Qué es una bicicleta de montaña doble suspensión

En primer lugar, por su no lo tienes claro, vamos a comenzar por explicar en qué consiste una bicicleta de montaña doble suspensión. Este tipo de bicicletas llevan ya varios años asentadas en el mercado, cuentan con un nicho de mercado que no para de crecer y cada vez gozan de mayor popularidad.

Se trata de bicicletas de tipo mountain bike que están equipadas con un doble sistema de suspensión: por una parte, tiene una suspensión delantera ubicada en la horquilla de la bici y, por otra, una suspensión trasera que se encuentra en el centro de la bici. Las bicicletas MTB doble suspensión llevan menos tiempo con nosotros, comparadas con las rígidas.

No obstante, su evolución y aceptación en el mercado ha sido sorprendentemente rápida. Muchas marcas especializadas en bicicletas han apostado por instalar este sistema de doble suspensión y es raro encontrar una marca que no ofrezca algún modelo de bicicleta con doble suspensión en su catálogo.

Por qué comprar una bicicleta de montaña doble suspensión

A continuación, te damos seis razones por las que debes comprar una bicicleta de montaña doble suspensión:

Mayor control

Al tener un sistema doble de amortiguación, uno delante y otro en atrás, estas bicicletas garantizan un mejor control cuando se circula por superficies de montaña en las que es fácil encontrar todo tipo de obstáculos, rocas, baches, piedras, arbustos, etc. Incluso, puedes transitar por caminos húmedos sin perder control.

Mayor absorción de impactos

Las suspensiones sirven para absorber los baches y las irregularidades del terreno, para proporcionar confort. Las bicicletas sin suspensiones, como las de carretera, no cuentan con un sistema de amortiguación y transmiten totalmente las vibraciones e impactos del terreno al cuerpo del ciclista, lo que puede provocar lesiones y dolores musculares.

Una bicicleta MTB doble suspensión te permite absorber mejor los impactos y minimizar las irregularidades del terreno. Además, dibuja mejor el terreno para que las ruedas no pierdan contacto con la superficie. Todo esto hace posible que tus rutas sobre terrenos exigentes sean mucho más suaves y controlados.

Capacidad de tracción

Otra razón por la que comprar una bicicleta de montaña doble suspensión es que ofrecen una mayor capacidad de tracción que las rígidas. Por tracción, se entiende la capacidad que tiene la bici para permanecer fijada a la superficie y esto queda garantizado con un doble sistema de suspensión, aunque atraviese una zona llena de obstáculos. Tanto la suspensión delantera como la trasera permiten dibujar el terreno, garantizando que las ruedas no reboten más de lo normal y se mantengan pegadas al suelo en todo momento, tanto en subidas como descensos. Este tipo de bicicleta es perfecto para aquellos ciclistas que practican modalidades como el Trail o el Enduro, ya que ofrecen un mejor rendimiento en superficies rotas.

Mejor estabilidad en descensos

Relacionado con el punto anterior, las MTB doble suspensión son perfectas para bajar por pendientes pronunciadas y peligrosas. No así para subidas o escaladas, debido a que son más pesadas. Estas bicis están fabricadas con una longitud de vainas o de tijeras un poco más largas que las rígidas, lo que favorece la conducción a alta velocidad en este tipo de terrenos duros. Además, cuando una bicicleta atraviesa obstáculos, las dos suspensiones se comprimen y este movimiento hace que el recorrido entre los ejes aumente, mejorando la estabilidad y el confort. Mayor estabilidad se traduce en mayor seguridad, por ello, las bicicletas de montaña doble suspensión transmiten una mayor confianza cuando se afronta descensos.

Mayor comodidad

Las MTB doble suspensión proporcionan una mayor comodidad en las rutas, con respecto a las bicicletas de montaña rígidas. El ciclista puede bajar el centro de gravedad y acentuar la postura de conducción para contrarrestar las molestias musculares como dolores de espalda o en la nalga.

Este comportamiento de la bicicleta es perfecto cuando se realizan rutas largas de varias horas sentado sobre el sillín. El doble sistema de suspensión permite reducir los dolores que se producen en la zona lumbar, gracias a que la suspensión trasera absorbe los impactos que recibe la rueda posterior al superar obstáculos.

Precisamente la mayor comodidad es la principal razón por la que comprar una bicicleta con doble suspensión y es recomendada por muchos expertos para todos aquellos ciclistas que realicen habitualmente largas rutas de montaña por terrenos escarpados o, incluso, para personas que sufren dolores musculares con frecuencia, aunque no circulen con la bici por superficies exigentes.

Velocidad de bajada

Aunque depende de las cualidades técnicas del ciclista y de su pericia al manillar, podemos decir que las bicicletas de montaña doble suspensión son más rápidas en los descensos que las rígidas. Al estar más tiempo en contacto con la superficie, pueden aprovechar toda la inercia de la bajada y absorber mejor los obstáculos del camino.

Algunos inconvenientes de las bicicletas MTB doble suspensión

Este tipo de bicicletas también cuentan con algunos inconvenientes que tendrás que valorar a la hora de comprar una:

Precio: son bicicletas más cómodas y seguras, como acabas de ver, pero son también más caras que las rígidas, al incorporar dos amortiguadores.

Mantenimiento: al tener dos amortiguadores, no solo son más caras, sino que también requieren de un mayor mantenimiento y cuidado. Además, el mantenimiento rutinario es más caro, ya que la bicicleta tiene dos engranajes de suspensión. Por ello, conviene tratar las suspensiones con mucha delicadeza para que dure mucho tiempo.

Lentitud: como ya hemos mencionado anteriormente, las bicicletas de montaña doble suspensión son muy rápidas en bajadas, pero lentas a la hora de afrontar subidas o en terrenos llanos, ya que son más pesadas.

¿Ahora que ya tienes toda la información cuál es tu opinión sobre las bicicletas de montaña de doble suspensión? Te recordamos que en Norauto puedes encontrar bicicletas eléctricas de montaña con una relación calidad precio inmejorable. ¡Estaremos encantados de asesorarte!