Cómo ponerse correctamente el cinturón del coche

18 mayo 2020

Hoy en día, la mayoría de los coches modernos equipan muchos sistemas de seguridad y ayudas a la conducción.

Todo un enjambre de complejos y avanzados dispositivos electrónicos que se encargan de controlar nuestro coche y, en algunos casos, corregir errores, haciendo que casi podamos circular de forma semiautónoma y disminuyendo notablemente el riesgo de sufrir una colisión.

Sin embargo, el sistema de seguridad pasiva más importante de un vehículo y el que salva más vidas cuando se produce un accidente, sigue siendo el cinturón de seguridad. Por eso es tan importante que sepas cómo ponerse correctamente el cinturón del coche.

A pesar de la importancia vital que tiene conducir siempre con el cinturón del coche abrochado, todavía sigue habiendo muchos españoles que circulan sin él.

Uno de cada cinco conductores fallecidos en un accidente en vías interurbanas no llevaba puesto el cinturón y la estadística asciende a dos de cada cinco cuando la colisión en ciudad.

Además, la sanción por no llevar abrochado el cinturón de seguridad del coche es de 200 euros y la retirada de tres puntos del carné. Pero, tan importante es llevarlo como saber ponérselo.

Cómo ponerse el cinturón del coche

Es obligatorio llevar abrochado el cinturón de seguridad del vehículo, tanto en las plazas delanteras como en las traseras, porque, en caso de impacto, es el único elemento que frena el cuerpo, impidiendo que salga despedido del habitáculo por el parabrisas.

En este sentido, como recoge el RACE, un pasajero que pese 70 kg, al producirse una colisión a 50 km/h, tendrá una fuerza de impacto por encima de los 3.500 kg, provocando graves lesiones.

Lo primero que tienes que hacer siempre al entrar en el coche es ponerte el cinturón, antes incluso de arrancar el motor. Es una operación simple, sencilla, que no te quitará apenas unos segundos y te puede salvar la vida. Debes alargar el cinturón de seguridad del coche y engancharlo en el lugar correspondiente del asiento.

El cinturón debe quedar pegado al cuerpo, por tanto, no puedes llevar prendas gruesas, como abrigos, jersey grueso, chaquetas, cazadoras o cualquier otro elemento voluminoso, que mitigue la función del cinturón.

Una vez puesto el cinturón del coche, comprueba que en la parte superior la cinta queda entre el cuello y el hombro y que cruza el centro del pecho. La parte inferior debe quedar apoyada sobre las caderas, por debajo del abdomen, nunca sobre él.

A continuación, comprueba que está correctamente abrochado y que no se ha quedado enganchado ni enrollado en ninguna parte.

Por último, después de comprobar que está bien puesto, tensa un poco el cinturón, tirando de la parte superior, hasta que notes que la cinta queda más ceñida a tu cuerpo, tanto en la zona del pecho como en la cadera.

Posición al volante

La posición del asiento determina también el efecto del cinturón de seguridad en caso de accidente. Recuerda que debes ajustarlo de tal manera que llegues bien a los pedales y las piernas queden semiflexionadas al pisarlos a fondo.

Así mismo, el respaldo tiene que estar en posición casi vertical, con apenas unos grados de inclinación hacia atrás. Regula también la altura del asiento para no quedar demasiado cerca del techo y la posición del volante, evitando que los brazos queden completamente estirados.

Cinturón de seguridad en niños

Los niños tienen que viajar siempre en las plazas traseras y con su correspondiente silla infantil, la cual, debe estar adaptada a la altura y peso del chico.

Existen cinco categorías de sillas infantiles, según la edad y el peso: 0, 0+, I, II y III. Las sillas de los grupos 0, 0+ y I incluyen cinturones de seguridad propios. Las de los grupos II y III están diseñadas para que el cinturón del coche también pueda proteger al niño. Además, cuentan con unos pasadores para que el cinturón quede bien colocado y sujete correctamente al niño.

Si en lugar de una silla infantil, el niño viaja en un alzador de coche, el cinturón de seguridad se coloca de la misma forma que en un adulto, es decir, la banda superior entre el cuello y el hombro, cruzando el centro del pecho, y la banda inferior por encima de las caderas, como hemos explicado antes.

Una vez colocado, hay que tensarlo un poco, pero sin apretar demasiado.

Cinturón de seguridad en embarazadas

Antes, la ley dejaba exentas de usar el cinturón del coche a las mujeres embarazadas, pero ya no. Es mayor el riesgo de sufrir una lesión, incluso, de perder el feto viajando sin cinturón, sobre todo, si es la embarazada la que va al volante. Lógicamente, el modo de ponérselo es diferente.

Toda mujer en cinta está obligada a usar un dispositivo de retención, sea cual sea el mes de gestación. Existen una especie de fundas o cojines que se colocan en el asiento con una cinta de sujeción.

La mujer debe sentarse encima y, a continuación, colocarse el cinturón tradicional, pero la banda inferior se une al cojín por debajo del vientre, en la zona de la entrepierna. De esta forma, la mujer va más cómoda y segura. Nunca la banda inferior debe ir sobre la zona del feto.

Cuándo puedes quitarte el cinturón del coche

Como hemos dicho, es obligatorio utilizar el cinturón del coche siempre, pero hay algunas situaciones, pocas, en las que podemos desabrocharlo. El caso más común es cuando realizamos una maniobra de aparcamiento o, también, cuando damos marcha atrás.

Los taxistas pueden conducir sin el cinturón de seguridad mientras están de servicio en el tráfico urbano. Pero, si salen a la carretera, entonces deben ponérselo obligatoriamente. Así mismo, los conductores y pasajeros de vehículos que prestan servicios de urgencia, como las ambulancias, pueden conducir sin el cinturón.

También pueden circular sin el cinturón de seguridad las personas exentas por razones médicas graves o discapacitadas, siempre que dispongan del certificado médico que lo acredite.

Los conductores de vehículos que transportan mercancías, como furgonetas o camiones ligeros, pueden llevar el cinturón desabrochado cuando realicen constantes operaciones de carga y descarga en entornos urbanos, siempre que esas operaciones se produzcan en puntos cercanos unos de otros.

Para terminar, los profesores de autoescuelas que acompañen al alumno durante la formación o las pruebas de aptitud y que controlen los mandos adicionales del coche, pero solo en ciudad.

Es muy importante seguir las recomendaciones de seguridad y asegurarnos siempre de que llevamos puesto el cinturón del coche correctamente. En Norauto sabemos lo importante que es concienciarnos de la importancia de tomar prevenciones a la hora de conducir.

Si tienes alguna duda sobre los elementos de seguridad de tu coche o quieres saber si el cinturón de tu coche está en buen estado no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Haremos una revisión completa en nuestro taller para que no corras ningún peligro.

Cómo ponerse correctamente el cinturón del coche

18 mayo 2020

Hoy en día, la mayoría de los coches modernos equipan muchos sistemas de seguridad y ayudas a la conducción.

Todo un enjambre de complejos y avanzados dispositivos electrónicos que se encargan de controlar nuestro coche y, en algunos casos, corregir errores, haciendo que casi podamos circular de forma semiautónoma y disminuyendo notablemente el riesgo de sufrir una colisión.

Sin embargo, el sistema de seguridad pasiva más importante de un vehículo y el que salva más vidas cuando se produce un accidente, sigue siendo el cinturón de seguridad. Por eso es tan importante que sepas cómo ponerse correctamente el cinturón del coche.

A pesar de la importancia vital que tiene conducir siempre con el cinturón del coche abrochado, todavía sigue habiendo muchos españoles que circulan sin él.

Uno de cada cinco conductores fallecidos en un accidente en vías interurbanas no llevaba puesto el cinturón y la estadística asciende a dos de cada cinco cuando la colisión en ciudad.

Además, la sanción por no llevar abrochado el cinturón de seguridad del coche es de 200 euros y la retirada de tres puntos del carné. Pero, tan importante es llevarlo como saber ponérselo.

Cómo ponerse el cinturón del coche

Es obligatorio llevar abrochado el cinturón de seguridad del vehículo, tanto en las plazas delanteras como en las traseras, porque, en caso de impacto, es el único elemento que frena el cuerpo, impidiendo que salga despedido del habitáculo por el parabrisas.

En este sentido, como recoge el RACE, un pasajero que pese 70 kg, al producirse una colisión a 50 km/h, tendrá una fuerza de impacto por encima de los 3.500 kg, provocando graves lesiones.

Lo primero que tienes que hacer siempre al entrar en el coche es ponerte el cinturón, antes incluso de arrancar el motor. Es una operación simple, sencilla, que no te quitará apenas unos segundos y te puede salvar la vida. Debes alargar el cinturón de seguridad del coche y engancharlo en el lugar correspondiente del asiento.

El cinturón debe quedar pegado al cuerpo, por tanto, no puedes llevar prendas gruesas, como abrigos, jersey grueso, chaquetas, cazadoras o cualquier otro elemento voluminoso, que mitigue la función del cinturón.

Una vez puesto el cinturón del coche, comprueba que en la parte superior la cinta queda entre el cuello y el hombro y que cruza el centro del pecho. La parte inferior debe quedar apoyada sobre las caderas, por debajo del abdomen, nunca sobre él.

A continuación, comprueba que está correctamente abrochado y que no se ha quedado enganchado ni enrollado en ninguna parte.

Por último, después de comprobar que está bien puesto, tensa un poco el cinturón, tirando de la parte superior, hasta que notes que la cinta queda más ceñida a tu cuerpo, tanto en la zona del pecho como en la cadera.

Posición al volante

La posición del asiento determina también el efecto del cinturón de seguridad en caso de accidente. Recuerda que debes ajustarlo de tal manera que llegues bien a los pedales y las piernas queden semiflexionadas al pisarlos a fondo.

Así mismo, el respaldo tiene que estar en posición casi vertical, con apenas unos grados de inclinación hacia atrás. Regula también la altura del asiento para no quedar demasiado cerca del techo y la posición del volante, evitando que los brazos queden completamente estirados.

Cinturón de seguridad en niños

Los niños tienen que viajar siempre en las plazas traseras y con su correspondiente silla infantil, la cual, debe estar adaptada a la altura y peso del chico.

Existen cinco categorías de sillas infantiles, según la edad y el peso: 0, 0+, I, II y III. Las sillas de los grupos 0, 0+ y I incluyen cinturones de seguridad propios. Las de los grupos II y III están diseñadas para que el cinturón del coche también pueda proteger al niño. Además, cuentan con unos pasadores para que el cinturón quede bien colocado y sujete correctamente al niño.

Si en lugar de una silla infantil, el niño viaja en un alzador de coche, el cinturón de seguridad se coloca de la misma forma que en un adulto, es decir, la banda superior entre el cuello y el hombro, cruzando el centro del pecho, y la banda inferior por encima de las caderas, como hemos explicado antes.

Una vez colocado, hay que tensarlo un poco, pero sin apretar demasiado.

Cinturón de seguridad en embarazadas

Antes, la ley dejaba exentas de usar el cinturón del coche a las mujeres embarazadas, pero ya no. Es mayor el riesgo de sufrir una lesión, incluso, de perder el feto viajando sin cinturón, sobre todo, si es la embarazada la que va al volante. Lógicamente, el modo de ponérselo es diferente.

Toda mujer en cinta está obligada a usar un dispositivo de retención, sea cual sea el mes de gestación. Existen una especie de fundas o cojines que se colocan en el asiento con una cinta de sujeción.

La mujer debe sentarse encima y, a continuación, colocarse el cinturón tradicional, pero la banda inferior se une al cojín por debajo del vientre, en la zona de la entrepierna. De esta forma, la mujer va más cómoda y segura. Nunca la banda inferior debe ir sobre la zona del feto.

Cuándo puedes quitarte el cinturón del coche

Como hemos dicho, es obligatorio utilizar el cinturón del coche siempre, pero hay algunas situaciones, pocas, en las que podemos desabrocharlo. El caso más común es cuando realizamos una maniobra de aparcamiento o, también, cuando damos marcha atrás.

Los taxistas pueden conducir sin el cinturón de seguridad mientras están de servicio en el tráfico urbano. Pero, si salen a la carretera, entonces deben ponérselo obligatoriamente. Así mismo, los conductores y pasajeros de vehículos que prestan servicios de urgencia, como las ambulancias, pueden conducir sin el cinturón.

También pueden circular sin el cinturón de seguridad las personas exentas por razones médicas graves o discapacitadas, siempre que dispongan del certificado médico que lo acredite.

Los conductores de vehículos que transportan mercancías, como furgonetas o camiones ligeros, pueden llevar el cinturón desabrochado cuando realicen constantes operaciones de carga y descarga en entornos urbanos, siempre que esas operaciones se produzcan en puntos cercanos unos de otros.

Para terminar, los profesores de autoescuelas que acompañen al alumno durante la formación o las pruebas de aptitud y que controlen los mandos adicionales del coche, pero solo en ciudad.

Es muy importante seguir las recomendaciones de seguridad y asegurarnos siempre de que llevamos puesto el cinturón del coche correctamente. En Norauto sabemos lo importante que es concienciarnos de la importancia de tomar prevenciones a la hora de conducir.

Si tienes alguna duda sobre los elementos de seguridad de tu coche o quieres saber si el cinturón de tu coche está en buen estado no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Haremos una revisión completa en nuestro taller para que no corras ningún peligro.