coche-electrico-mas-barato

Hemos encontrado el coche eléctrico más barato en Alibaba

02 junio 2020

Aunque es una realidad incontestable el creciente interés por el coche eléctrico, lo cierto es que, actualmente, sigue siendo un producto al alcance de muy pocos. En el mercado aumenta la oferta de vehículos eléctricos y cada vez son más las marcas que añaden uno o varios modelos completamente cero emisiones a su gama. Pero el precio sigue siendo muy elevado, en comparación con coches equivalentes con motores de combustión.

No obstante, igual que ha ocurrido en lo largo de la historia con muchos otros productos, la tendencia seguramente será la democratización del coche eléctrico a medio o largo plazo. Hacia ello camina la industria del automóvil, obligada por las distintas autoridades mundiales, para conseguir una movilidad sostenible real en las próximas décadas. Pero, hasta que eso ocurra, poco a poco van llegando alternativas económicas, coches eléctricos low cost como el Chang Li, destinado a un uso muy limitado, pero cuyo precio no alcanza los 1.000 euros en Alibaba.

Te puede interesar→ Coches eléctricos Baratos: Guía de Modelos, Ventajas e Inconvenientes

Un coche eléctrico con 100 km de autonomía

El Chang Li es el coche eléctrico más barato que se puede comprar actualmente. Se trata de un pequeño utilitario, más pequeño incluso que un Smart, destinado a un uso exclusivo en núcleos urbanos, grandes ciudades o pueblos. Una interesante alternativa de movilidad sostenible de bajo coste, principalmente, destinado a “satisfacer las necesidades más básicas de movilidad”, como reconoce la propia marca china.

Este pequeño coche cero emisiones apenas mide 2,5 metros de largo, 1,5 metros de ancho y 1,8 metros de alto, con una distancia entre ejes de solo 1,48 metros. Pesa 323 kilos y puede soportar una carga de 300 kilos. En su interior puede albergar a dos personas, que van sentadas una detrás de la otra, aunque también está disponible en otras configuraciones, con tres asientos o en versión para taxi.

En el plano estético, el utilitario eléctrico chino transmite claramente lo que es, un vehículo muy básico y limitado a un uso ocasional.  Tiene un diseño simpático, en el que destaca la abundante superficie acristalada, lo que permitirá la entrada de mucha luz en el habitáculo. Tanto el frontal como la zaga están protegidos por unos paragolpes tubulares, a la antigua usanza, y llaman la atención las pequeñas ruedas. Todo, en su conjunto, genera la sensación no ya de ser un pequeño vehículo para la ciudad sino de un gran juguete.

El Chang Li está equipado con suspensión independiente y frenos de tambor. Está impulsado por un pequeño motor eléctrico que puede ofrecer tres niveles de potencia, según el modelo. La versión de serie cuenta con un motor de 0,81 kW, aproximadamente 1,15 caballos. En segundo lugar, se ofrece con un motor de 1 kW, que se traduce en 1,36 caballos y, por último, la variante más “potente” tiene 1,2 kW, unos 1.16 caballos.

Según las especificaciones técnicas que ofrece el propio fabricante asiático, este coche eléctrico low cost puede alcanzar una velocidad máxima de 30 km/h y ofrece una autonomía que oscila entre los 40 y 100 km. Sin embargo, la marca no ha arrojado información sobre la batería ni a qué se debe esa diferencia en la autonomía. Como siempre en los vehículos cero emisiones, la duración de la batería dependerá del uso que se haga del vehículo. Lo que sí ha confirmado la marca es que el Chang Li puede superar pendientes de hasta 30 grados. 

Por tanto, se trata de un coche con unas limitaciones evidentes, que la propia marca afirma que va destinado a personas mayores que necesitan una forma de movilidad para entornos urbanos o privados. Aunque no solo para personas mayores, sino para cualquiera que necesite un medio de transporte básico, para recorrer pequeñas distancias sin demasiada exigencia y sin contaminar. Y por un precio bajo, claro está.

A la venta en Alibaba

El coche eléctrico más barato del mundo se vende en Alibaba, el gigante del comercio electrónico chino, a un precio de 930 dólares, unos 850 euros, aproximadamente. Aunque es más bien un gancho, ya que esa cifra no incluye ni las baterías ni los gastos de envío, por lo que el precio final es un poco mayor. El coche se comercializa en varios colores y el equipamiento incluye radio, calefacción, ventilador y unos portaequipajes en el techo y en la parte posterior.

De serie, el Chang Li se vende con capacidad para dos pasajeros. Pero está disponible también en una versión con tres asientos, que vale unos 1.350 euros, y en otra creada para taxi, por 1.400 euros.

El pedido se puede realizar desde Alibaba, un consorcio privado chino con sede en Hangzhou, dedicado al comercio electrónico en Internet que es propietaria de 18 subsidiarias. Alibaba cuenta también con portales de ventas business-to-business de venta al por menor y venta entre consumidores. Además, ofrece servicios de pago en línea, la posibilidad de comparar precios y servicio de almacenamiento en la nube.

El Chang Li desbanca a ZETTA

Hasta ahora, el reconocimiento del coche más barato del mundo era para el ZETTA (Zero Emission Terra Transport Asset), pero el Chang Li le ha robado esta distinción. El ZETTA City Module 1 es un coche eléctrico fabricado en Rusia casi en su totalidad, excepto la batería, que procede de China, y que está a la venta en ese país desde finales del año pasado, por un precio superior a los 6.000 euros. 

Es, por tanto, un precio claramente más elevado que el del modelo chino, aunque es superior a nivel técnico y tecnológico. En este caso, tenemos un coche de reducidas dimensiones, pero no al nivel del modelo chino. Mide 3,04 metros de largo, 34 centímetros más largo que un Smart Fortwo, y puede albergar hasta a cuatro pasajeros, en configuración 2+2.

A nivel de mecánica, el ZETTA City Module 1 está equipado con uno motores eléctricos de 34,4 kW, unos 46 caballos, y unas baterías que le permiten una autonomía de unos 200 km. Los motores están integrados en las ruedas y éstas van conectadas a un sistema que simula el funcionamiento de un ABS y ESP. Por tanto, está mucho más dotado tecnológicamente que el Chang Li, de ahí que la diferencia de precio sea tan acusada.

Si eres un amante de los coche eléctricos y la movilidad urbana sostenible, no pierdas de vista nuestro blog. En Tu Mejor Viaje te proporcionamos todas las novedades del mercado del motor.

coche-electrico-mas-barato

Hemos encontrado el coche eléctrico más barato en Alibaba

02 junio 2020

Aunque es una realidad incontestable el creciente interés por el coche eléctrico, lo cierto es que, actualmente, sigue siendo un producto al alcance de muy pocos. En el mercado aumenta la oferta de vehículos eléctricos y cada vez son más las marcas que añaden uno o varios modelos completamente cero emisiones a su gama. Pero el precio sigue siendo muy elevado, en comparación con coches equivalentes con motores de combustión.

No obstante, igual que ha ocurrido en lo largo de la historia con muchos otros productos, la tendencia seguramente será la democratización del coche eléctrico a medio o largo plazo. Hacia ello camina la industria del automóvil, obligada por las distintas autoridades mundiales, para conseguir una movilidad sostenible real en las próximas décadas. Pero, hasta que eso ocurra, poco a poco van llegando alternativas económicas, coches eléctricos low cost como el Chang Li, destinado a un uso muy limitado, pero cuyo precio no alcanza los 1.000 euros en Alibaba.

Te puede interesar→ Coches eléctricos Baratos: Guía de Modelos, Ventajas e Inconvenientes

Un coche eléctrico con 100 km de autonomía

El Chang Li es el coche eléctrico más barato que se puede comprar actualmente. Se trata de un pequeño utilitario, más pequeño incluso que un Smart, destinado a un uso exclusivo en núcleos urbanos, grandes ciudades o pueblos. Una interesante alternativa de movilidad sostenible de bajo coste, principalmente, destinado a “satisfacer las necesidades más básicas de movilidad”, como reconoce la propia marca china.

Este pequeño coche cero emisiones apenas mide 2,5 metros de largo, 1,5 metros de ancho y 1,8 metros de alto, con una distancia entre ejes de solo 1,48 metros. Pesa 323 kilos y puede soportar una carga de 300 kilos. En su interior puede albergar a dos personas, que van sentadas una detrás de la otra, aunque también está disponible en otras configuraciones, con tres asientos o en versión para taxi.

En el plano estético, el utilitario eléctrico chino transmite claramente lo que es, un vehículo muy básico y limitado a un uso ocasional.  Tiene un diseño simpático, en el que destaca la abundante superficie acristalada, lo que permitirá la entrada de mucha luz en el habitáculo. Tanto el frontal como la zaga están protegidos por unos paragolpes tubulares, a la antigua usanza, y llaman la atención las pequeñas ruedas. Todo, en su conjunto, genera la sensación no ya de ser un pequeño vehículo para la ciudad sino de un gran juguete.

El Chang Li está equipado con suspensión independiente y frenos de tambor. Está impulsado por un pequeño motor eléctrico que puede ofrecer tres niveles de potencia, según el modelo. La versión de serie cuenta con un motor de 0,81 kW, aproximadamente 1,15 caballos. En segundo lugar, se ofrece con un motor de 1 kW, que se traduce en 1,36 caballos y, por último, la variante más “potente” tiene 1,2 kW, unos 1.16 caballos.

Según las especificaciones técnicas que ofrece el propio fabricante asiático, este coche eléctrico low cost puede alcanzar una velocidad máxima de 30 km/h y ofrece una autonomía que oscila entre los 40 y 100 km. Sin embargo, la marca no ha arrojado información sobre la batería ni a qué se debe esa diferencia en la autonomía. Como siempre en los vehículos cero emisiones, la duración de la batería dependerá del uso que se haga del vehículo. Lo que sí ha confirmado la marca es que el Chang Li puede superar pendientes de hasta 30 grados. 

Por tanto, se trata de un coche con unas limitaciones evidentes, que la propia marca afirma que va destinado a personas mayores que necesitan una forma de movilidad para entornos urbanos o privados. Aunque no solo para personas mayores, sino para cualquiera que necesite un medio de transporte básico, para recorrer pequeñas distancias sin demasiada exigencia y sin contaminar. Y por un precio bajo, claro está.

A la venta en Alibaba

El coche eléctrico más barato del mundo se vende en Alibaba, el gigante del comercio electrónico chino, a un precio de 930 dólares, unos 850 euros, aproximadamente. Aunque es más bien un gancho, ya que esa cifra no incluye ni las baterías ni los gastos de envío, por lo que el precio final es un poco mayor. El coche se comercializa en varios colores y el equipamiento incluye radio, calefacción, ventilador y unos portaequipajes en el techo y en la parte posterior.

De serie, el Chang Li se vende con capacidad para dos pasajeros. Pero está disponible también en una versión con tres asientos, que vale unos 1.350 euros, y en otra creada para taxi, por 1.400 euros.

El pedido se puede realizar desde Alibaba, un consorcio privado chino con sede en Hangzhou, dedicado al comercio electrónico en Internet que es propietaria de 18 subsidiarias. Alibaba cuenta también con portales de ventas business-to-business de venta al por menor y venta entre consumidores. Además, ofrece servicios de pago en línea, la posibilidad de comparar precios y servicio de almacenamiento en la nube.

El Chang Li desbanca a ZETTA

Hasta ahora, el reconocimiento del coche más barato del mundo era para el ZETTA (Zero Emission Terra Transport Asset), pero el Chang Li le ha robado esta distinción. El ZETTA City Module 1 es un coche eléctrico fabricado en Rusia casi en su totalidad, excepto la batería, que procede de China, y que está a la venta en ese país desde finales del año pasado, por un precio superior a los 6.000 euros. 

Es, por tanto, un precio claramente más elevado que el del modelo chino, aunque es superior a nivel técnico y tecnológico. En este caso, tenemos un coche de reducidas dimensiones, pero no al nivel del modelo chino. Mide 3,04 metros de largo, 34 centímetros más largo que un Smart Fortwo, y puede albergar hasta a cuatro pasajeros, en configuración 2+2.

A nivel de mecánica, el ZETTA City Module 1 está equipado con uno motores eléctricos de 34,4 kW, unos 46 caballos, y unas baterías que le permiten una autonomía de unos 200 km. Los motores están integrados en las ruedas y éstas van conectadas a un sistema que simula el funcionamiento de un ABS y ESP. Por tanto, está mucho más dotado tecnológicamente que el Chang Li, de ahí que la diferencia de precio sea tan acusada.

Si eres un amante de los coche eléctricos y la movilidad urbana sostenible, no pierdas de vista nuestro blog. En Tu Mejor Viaje te proporcionamos todas las novedades del mercado del motor.