coche-calle-sin-seguro

¿Puedo tener un coche en la calle sin seguro?

29 junio 2020

En alguna ocasión, más de uno se habrá hecho la siguiente pregunta: ¿puedo tener un coche aparcado en la calle sin seguro? La respuesta, contundente, es que no. Aunque existe una excepción, como verás más adelante. La legislación española prohíbe tajantemente circular con cualquier vehículo sin seguro y, además, establece que “todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir y mantener en vigor un contrato de seguro por cada vehículo de que sea titular”. A lo largo de este artículo, te contamos por qué no puedes tener un coche sin seguro en la calle.

La pregunta de si se puede tener un coche sin seguro en la calle se plantea, sobre todo, en aquellos casos en los que no se usa el vehículo y se queda estacionado durante un largo periodo. Pero, que no lo utilices no significa que no lo debas tener asegurado. Ya sea en la calle, en un aparcamiento o garaje comunitario o en el garaje privado de tu casa, el seguro debe estar al día.

Cobertura de responsabilidad civil

No son pocos los coches que circulan en España sin seguro. La DGT estima que, alrededor de dos millones de vehículos no están asegurados, lo que significa en torno al 10 por ciento del parque móvil.

No se puede tener un coche sin seguro en la calle, aunque no lo utilices, porque, como ya has visto antes, lo prohíbe la legislación española. Y el motivo no es otro que todos los vehículos deben contar, al menos, con una cobertura de responsabilidad civil. Ésta no se limita a la que pueda resultar de un accidente de tráfico, sino que existen muchas otras casuísticas.

Un ejemplo muy común para entender esto es un coche aparcado en un garaje comunitario que sale ardiendo por culpa de un cortocircuito y produce daños graves al resto de coches a su alrededor y a parte del garaje. Si el propietario del coche incendiado no tiene una cobertura de seguro, deberá hacerse cargo de los daños ocasionados a terceros. Siguiendo con el ejemplo, tendrá que reparar los daños producidos en los vehículos que estaban aparcados alrededor del suyo. Es un caso extremo, pero que sirve para comprender la importancia de tener siempre el coche asegurado.

Sanciones por tener el coche en la calle sin seguro

Otro aspecto que debes tener en cuenta es que tener el coche en la calle sin seguro implica una sanción al propietario, que va desde los 601 hasta los 3.005 euros. La cuantía depende de varios factores: del tipo de vehículo, del tiempo que lleve sin estar asegurado, si estaba o no circulando en el momento de la sanción, de la gravedad de los hechos, reincidencia… Y, además, el vehículo quedará inmovilizado de uno a tres meses y, para recuperarlo del depósito, el dueño del coche deberá demostrar que dispone de un seguro en vigor, aparte de asumir el coste del depósito del vehículo.

La única excepción

Sin embargo, la ley sí contempla un caso en el que un coche puede estar exento de una cobertura de seguro, cuando se da de baja en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico. Para ello, basta con dirigirse a una Jefatura de Tráfico y solicitar la baja del coche, rellenando el impreso correspondiente y presentando toda la documentación necesaria: DNI del propietario, permiso de circulación y tarjeta de la inspección técnica (ITV).

Te puede interesar→ Cómo dar de baja un Coche

Volviendo al ejemplo mencionado anteriormente, un vehículo dado de baja en Tráfico puede igualmente salir ardiendo por un cortocircuito, estando aparcado en un garaje comunitario, y provocar daños a otros coches, pero la ley establece que un coche dado de baja está eximido de pagar una póliza de responsabilidad civil.

Cómo se identifica un coche en la calle sin seguro

La verdad es que no resulta nada complicado identificar un coche sin seguro en la calle, basta con la matrícula. En cualquier momento, la policía puede introducir la matrícula del coche en el Fichero Informativo de Vehículos Asegurados y comprobar si el seguro está en vigor o no. Por eso no es ya obligatorio llevar la póliza del seguro en la guantera, aunque siempre es recomendable hacerlo.

Si, por algún error informático, al agente le resulta que tu coche no está asegurado cuando, realmente sí lo está, puedes mostrar un recibo o, si no es posible en ese preciso momento, dispondrás de un plazo de 10 días para demostrar la cobertura del seguro en una Jefatura Provincial de Tráfico.

¿Qué pasa con la ITV?

Como ves, se puede tener un coche sin seguro en la calle solamente si lo das de baja. Pero ¿y qué pasa con la ITV? Lógicamente, durante el tiempo que tengas el coche de baja no lo usarás y no irás a una estación de ITV. Cuando lo vuelvas a dar de alta, si ha caducado la vigencia de la última inspección, entonces tendrás que ir de nuevo a pasarla.

¿Y, si no doy de baja el coche, pero tampoco lo uso, estoy obligado a pasar la ITV? Pues, igual que ocurre con el seguro, también debes pasar la ITV, aunque no utilices el coche. En este sentido, el Reglamento General de Circulación deja claro que “los vehículos matriculados o puestos en circulación deberán someterse a inspección técnica en una de las estaciones ITV al efecto autorizadas”.

Lo cierto es que un vehículo se puede utilizar en cualquier momento, da igual si no lo usas habitualmente, puede que lo necesites mañana, el mes que viene o dentro de seis meses. El objetivo de la inspección técnica de vehículo no es otro que realizar una revisión preventiva del estado del coche para garantizar que cumple con todos los requisitos para circular con seguridad por la vía pública y sin emitir demasiadas emisiones nocivas. Por tanto, independientemente de que uses o no tu coche, debe estar en buen estado y, cuando llegue el momento de usarlo, ser seguro. Por eso, la ITV debe estar en vigor.

Y mucho cuidado con circular sin la ITV en vigor porque la sanción puede alcanzar los 200 euros. Un agente puede sancionar al propietario de un vehículo parado sin la ITV en regla. De hecho, desde 2013, la DGT ejerce un control de los vehículos que no se han sometido a la ITV o no la han superado de forma telemática, mediante el programa Intercambio Telemático de la Inspección Técnica de Vehículos. 

Como ves, es necesario que tu coche esté asegurado si va a estar aparcado en la calle o en un garaje comunitario. Aunque en Tu Mejor Viaje te recomendamos que si no vas a utilizar tu vehículo que lo des de baja y lo retires del parque de automóvil para su reutilización.

coche-calle-sin-seguro

¿Puedo tener un coche en la calle sin seguro?

29 junio 2020

En alguna ocasión, más de uno se habrá hecho la siguiente pregunta: ¿puedo tener un coche aparcado en la calle sin seguro? La respuesta, contundente, es que no. Aunque existe una excepción, como verás más adelante. La legislación española prohíbe tajantemente circular con cualquier vehículo sin seguro y, además, establece que “todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir y mantener en vigor un contrato de seguro por cada vehículo de que sea titular”. A lo largo de este artículo, te contamos por qué no puedes tener un coche sin seguro en la calle.

La pregunta de si se puede tener un coche sin seguro en la calle se plantea, sobre todo, en aquellos casos en los que no se usa el vehículo y se queda estacionado durante un largo periodo. Pero, que no lo utilices no significa que no lo debas tener asegurado. Ya sea en la calle, en un aparcamiento o garaje comunitario o en el garaje privado de tu casa, el seguro debe estar al día.

Cobertura de responsabilidad civil

No son pocos los coches que circulan en España sin seguro. La DGT estima que, alrededor de dos millones de vehículos no están asegurados, lo que significa en torno al 10 por ciento del parque móvil.

No se puede tener un coche sin seguro en la calle, aunque no lo utilices, porque, como ya has visto antes, lo prohíbe la legislación española. Y el motivo no es otro que todos los vehículos deben contar, al menos, con una cobertura de responsabilidad civil. Ésta no se limita a la que pueda resultar de un accidente de tráfico, sino que existen muchas otras casuísticas.

Un ejemplo muy común para entender esto es un coche aparcado en un garaje comunitario que sale ardiendo por culpa de un cortocircuito y produce daños graves al resto de coches a su alrededor y a parte del garaje. Si el propietario del coche incendiado no tiene una cobertura de seguro, deberá hacerse cargo de los daños ocasionados a terceros. Siguiendo con el ejemplo, tendrá que reparar los daños producidos en los vehículos que estaban aparcados alrededor del suyo. Es un caso extremo, pero que sirve para comprender la importancia de tener siempre el coche asegurado.

Sanciones por tener el coche en la calle sin seguro

Otro aspecto que debes tener en cuenta es que tener el coche en la calle sin seguro implica una sanción al propietario, que va desde los 601 hasta los 3.005 euros. La cuantía depende de varios factores: del tipo de vehículo, del tiempo que lleve sin estar asegurado, si estaba o no circulando en el momento de la sanción, de la gravedad de los hechos, reincidencia… Y, además, el vehículo quedará inmovilizado de uno a tres meses y, para recuperarlo del depósito, el dueño del coche deberá demostrar que dispone de un seguro en vigor, aparte de asumir el coste del depósito del vehículo.

La única excepción

Sin embargo, la ley sí contempla un caso en el que un coche puede estar exento de una cobertura de seguro, cuando se da de baja en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico. Para ello, basta con dirigirse a una Jefatura de Tráfico y solicitar la baja del coche, rellenando el impreso correspondiente y presentando toda la documentación necesaria: DNI del propietario, permiso de circulación y tarjeta de la inspección técnica (ITV).

Te puede interesar→ Cómo dar de baja un Coche

Volviendo al ejemplo mencionado anteriormente, un vehículo dado de baja en Tráfico puede igualmente salir ardiendo por un cortocircuito, estando aparcado en un garaje comunitario, y provocar daños a otros coches, pero la ley establece que un coche dado de baja está eximido de pagar una póliza de responsabilidad civil.

Cómo se identifica un coche en la calle sin seguro

La verdad es que no resulta nada complicado identificar un coche sin seguro en la calle, basta con la matrícula. En cualquier momento, la policía puede introducir la matrícula del coche en el Fichero Informativo de Vehículos Asegurados y comprobar si el seguro está en vigor o no. Por eso no es ya obligatorio llevar la póliza del seguro en la guantera, aunque siempre es recomendable hacerlo.

Si, por algún error informático, al agente le resulta que tu coche no está asegurado cuando, realmente sí lo está, puedes mostrar un recibo o, si no es posible en ese preciso momento, dispondrás de un plazo de 10 días para demostrar la cobertura del seguro en una Jefatura Provincial de Tráfico.

¿Qué pasa con la ITV?

Como ves, se puede tener un coche sin seguro en la calle solamente si lo das de baja. Pero ¿y qué pasa con la ITV? Lógicamente, durante el tiempo que tengas el coche de baja no lo usarás y no irás a una estación de ITV. Cuando lo vuelvas a dar de alta, si ha caducado la vigencia de la última inspección, entonces tendrás que ir de nuevo a pasarla.

¿Y, si no doy de baja el coche, pero tampoco lo uso, estoy obligado a pasar la ITV? Pues, igual que ocurre con el seguro, también debes pasar la ITV, aunque no utilices el coche. En este sentido, el Reglamento General de Circulación deja claro que “los vehículos matriculados o puestos en circulación deberán someterse a inspección técnica en una de las estaciones ITV al efecto autorizadas”.

Lo cierto es que un vehículo se puede utilizar en cualquier momento, da igual si no lo usas habitualmente, puede que lo necesites mañana, el mes que viene o dentro de seis meses. El objetivo de la inspección técnica de vehículo no es otro que realizar una revisión preventiva del estado del coche para garantizar que cumple con todos los requisitos para circular con seguridad por la vía pública y sin emitir demasiadas emisiones nocivas. Por tanto, independientemente de que uses o no tu coche, debe estar en buen estado y, cuando llegue el momento de usarlo, ser seguro. Por eso, la ITV debe estar en vigor.

Y mucho cuidado con circular sin la ITV en vigor porque la sanción puede alcanzar los 200 euros. Un agente puede sancionar al propietario de un vehículo parado sin la ITV en regla. De hecho, desde 2013, la DGT ejerce un control de los vehículos que no se han sometido a la ITV o no la han superado de forma telemática, mediante el programa Intercambio Telemático de la Inspección Técnica de Vehículos. 

Como ves, es necesario que tu coche esté asegurado si va a estar aparcado en la calle o en un garaje comunitario. Aunque en Tu Mejor Viaje te recomendamos que si no vas a utilizar tu vehículo que lo des de baja y lo retires del parque de automóvil para su reutilización.