Coche solar: ¿es realmente viable?

24 enero 2020

Olvídate de repostar y se acabó el enchufar el coche en la toma de corriente. ¿A que suena bien? Cuando todavía ni nos hemos acostumbrado a ver circulando por nuestras carreteras los coches eléctricos, emerge otra supuesta alternativa: el coche solar.

¿Es realmente una propuesta viable?, ¿disponemos de la tecnología necesaria para que los coches puedan moverse únicamente con energía solar?, ¿esto es más bien ciencia ficción? Son preguntas que nos formulamos y a las que vamos a dar respuesta a lo largo de este artículo.

¿Cómo funciona un coche solar?

Por definirlo con claridad: los coches solares son coches eléctricos que utilizan la energía solar. En este caso, se sirven de células fotovoltaicas para cargar una batería mediante la energía del sol y, por lo tanto, pueden funcionar también durante la noche o en ausencia de luz solar directa. No sólo ayudan con la contaminación ambiental sino también, al igual que ocurre con los enchufables, con la contaminación acústica.

El primer vehículo solar de la historia

El primer coche alimentado por el sol fue fabricado por General Motors y presentado en 1955 en una convención en Chicago. El vehículo estaba compuesto por un pequeño motor eléctrico Pooley y 12 células fotovoltaicas de selenio. El motor era el encargado de girar una polea, que a su vez giraba el eje de la rueda trasera. Fue el primer coche solar de la historia… pero era demasiado pequeño para conducirlo.

¿En qué momento se encuentra la industria?

En este momento se están probando muchos prototipos de coches con energía solar. Grandes fabricantes y startups pugnan por su desarrollo, aunque por el momento los avances se dejan notar de manera especial en los coches solares híbridos, aquellos que funcionan con electricidad, y por lo tanto mediante recarga por enchufe, pero también obtienen parte de esa energía del sol.

Hasta ahora, ni los avances tecnológicos ni la investigación vinculada a la potente industria automovilística han logrado diseñar un vehículo que pueda depender al 100% de la energía solar.

Llegan los primeros coches solares modernos

Fiel a su dinamismo, el sector del automóvil acelera en la producción de vehículos experimentales que, si bien aún están lejos de conseguir que evitemos el enchufe o el combustible tradicional, sí apuntan a lo que puede depararnos un futuro seguramente no tan lejano.

Marcas prestigiosas como Toyota compiten junto a otras emergentes, como Sion, Lightyear o la española Evovelo, por hacer historia con los primeros coches solares modernos del mercado. En estos momentos las propuestas más interesantes son:

Toyota Prius

Los paneles solares forman parte del Prius híbrido enchufable de Toyota desde 2010, pero ahora ha desarrollado junto a Sharp y NEDO el primer automóvil que se carga mientras está en movimiento gracias a la energía solar. La película solar tiene solo 0.03 mm de grosor, lo que permite que los paneles solares de Toyota se instalen en techo, capó y maletero sin sumar mucho peso.

Si el sistema de la marca nipona funciona, los expertos indican que sería posible conducir un automóvil completamente con energía solar, aunque solo para viajes muy cortos (de unos 20 kilómetros) y en condiciones específicas.

Lightyear One

A Toyoya le ha salido un competidor duro en este segmento. La compañía holandesa Lightyear One ha dado a conocer el que promete convertirse en el coche eléctrico más eficiente del mundo gracias a la ayuda de la energía solar.

Su fabricación, limitada por ahora a 1.000 unidades, comenzará en pocos meses y en 2021 entregará estos vehículos, que salen al mercado con un precio de 149.000 dólares.

Según el fabricante, el panel solar que cubre su techo puede aportar cada día, y bajo las condiciones adecuadas, entre 5 y 6 kWh, lo que se traduciría en una autonomía aproximada de 70 kilómetros.

Sion

También aspira a ser un actor principal del mercado la empresa alemana Sono Motors, cuyo objetivo es revolucionar el funcionamiento de los automóviles y reducir las huellas de carbono en general.

Su gran apuesta es Sion, un vehículo eléctrico híbrido que se carga a sí mismo utilizando energía solar. Tiene 248 células solares integradas en su cuerpo y cuando se utiliza para distancias cortas de unos 30 kilómetros es completamente autosuficiente.

Sion pretende estar en el mercado en 2022 y su precio estimado ronda los 25.500 euros.

Evovelo

En España también hay compañías que contribuyen a este fenómeno. Es el caso de la malagueña Evovelo, que ha sorprendido a todos con la presentación de su Mö. Se trata de un curioso “triciclo”, que mide 2 metros de largo, por 1,4 de ancho y 1,3 de alto y que recoge energía solar en una batería eléctrica, con autonomía (solar + eléctrica) de 45 kilómetros. Su fabricación es inminente y su precio rondará los 4.500 euros.

Conclusión

Hay algunas razones por las cuales incluso las compañías automotrices más avanzadas no han podido desarrollar todavía coches que dependan solo energía solar. La razón principal reside en el panel solar en sí.

Los actuales paneles solares operados comercialmente que se utilizan tienen solo del 15 al 20% de eficiencia. Por lo tanto, para alimentar un automóvil solar, se necesitan muchas células solares Pero al hacerlo, se producen dos problemas: peso y coste.

Los coches solares que saldrán en breve al mercado nacen todavía como vehículos híbridos. El sueño parece lejano, pero eso no significa que sea imposible. Se están realizando investigaciones para crear baterías más ligeras y células fotovoltaicas de alta eficiencia. ¿Olvidaremos el carburante y el enchufe? Todavía es pronto para saberlo, pero todo apunta a una verdadera revolución en movilidad.