cambiar-rueda-coche

Cómo cambiar una rueda si te quedas tirado en la carretera: consejos y advertencias

27 abril 2020

A la hora de planificar un viaje, es tan importante asegurarse del correcto mantenimiento del coche a nivel de mecánica, frenos, suspensiones, nivel de aceite, etcétera, como del estado de los neumáticos. Suele decirse, no sin razón, que el neumático es el sistema de seguridad más importante de un vehículo, porque es el nexo entre éste y el asfalto.

Por eso, conviene vigilar constantemente el estado de las gomas. Sin embargo, nada nos priva de sufrir un pinchazo en una carretera en cualquier momento, ya sea en un viaje de vacaciones o yendo al trabajo. De modo que todo conductor está obligado a saber cómo cambiar una rueda, si se encuentra ante una emergencia de este tipo.

Procedimiento de cambiar la rueda de un coche

Realmente, el procedimiento sobre cómo cambiar una rueda de coche no precisa una especial complejidad. Sin embargo, una cosa es la teoría y otra muy diferente la práctica. Sobre todo, si esta desagradable situación se produce de noche, en medio de una carretera solitaria.

Por otro lado, es cada vez más frecuente en los coches modernos la ausencia de una rueda de repuesto, ya sea de emergencia o de tamaño natural, y su sustitución por un kit reparador de pinchazos. No obstante, conviene siempre saber cómo se cambia una rueda del coche. Por ello, a continuación, te explicamos cómo cambiar una rueda de coche paso a paso.

Párate en un lugar seguro

Antes que nada, lo primero que debes tener claro es que la forma más segura de cambiar una rueda del coche es haciéndolo desde el lado contrario al sentido del tráfico, siempre que sea posible.

Lógicamente, lo primero que hay que hacer para cambiar la rueda es detener el coche en un lugar seguro. Si estás circulando por una autovía o autopista, deberás reducir la velocidad paulatinamente. Por lugar seguro, se entiende una superficie llana y firme. A continuación, tendrás que poner el freno de estacionamiento, encender las luces de emergencia, ponerte el chaleco reflectante y bajarte del coche, no sin antes asegurarte bien de que no existe peligro. Si fuera de noche, deja también las luces encendidas.

Una vez fuera del coche, el siguiente paso será señalizar correctamente la posición del vehículo con los triángulos de señalización.

Si está en una carretera de doble sentido, hay que colocar uno delante y otro detrás, a 50 metros de distancia y visibles a 100 metros. En caso de estar en una autovía o autopista, bastará con colocar un triángulo en la parte posterior, a la misma distancia.

Busca las herramientas necesarias

Una vez que tengas el vehículo perfectamente detenido y señalizado, el siguiente paso es buscar las herramientas que vas a necesitar para cambiar la rueda del coche, que son el gato hidráulico, la llave dinamométrica y un adaptador, en caso de que el coche tuviera tornillos de seguridad. Además de la rueda de repuesto, claro está. Normalmente, estas herramientas y la rueda de repuesto suelen estar juntas, en un lugar del maletero, casi siempre, debajo del fondo.

No estaría de más utilizar unos guantes específicos para realizar la maniobra con más seguridad e higiene.

Cómo cambiar una rueda de coche

Ahora sí puedes proceder a la sustitución de la rueda pinchada por la de repuesto. Para ello, primero afloja los tornillos de la rueda, antes de levantar el coche. En caso de que la rueda tenga tapacubos, primero tendrás que quitarlos. Y, si tiene algún tornillo antirrobo, deberás utilizar el adaptador para retirarlo.

A continuación, tienes que colocar el gato hidráulico. Este punto es importante, ya que el gato no se coloca en cualquier zona. Por regla general, en el manual del vehículo podrás encontrar el lugar exacto del chasis donde colocar el gato. Tras asegurarte de que has colocado el gato en el lugar correcto y sobre una superficie consistente, eleva el coche despacio, con cuidado y lo suficiente hasta que la rueda no esté en contacto con el suelo.

Retira los tornillos en sentido contrario a las agujas del reloj y extrae la rueda. Después, coloca la rueda pinchada debajo del vehículo, junto al gato. De este modo, en caso de que el gato cediera, la rueda amortiguaría el impacto del coche, evitando posibles averías.

Coloca la rueda de repuesto

Una vez retirada la rueda pinchada, coloca la rueda de repuesto y fija los tornillos, pero sin apretar. Esta operación la puedes hacer con las manos, sin usar la llave. Luego, retira la rueda pinchada que habías colocado debajo y baja, muy despacio, el coche. Cuando la rueda recién colocada haga contacto con la superficie, entonces podrás retirar el gato hidráulico y apretar los tornillos con la llave dinamométrica.

Finalizada la operación, recoge todas las herramientas y la rueda pinchada y guárdalas en su lugar. Del mismo, retira los triángulos de señalización con cuidado y regresa al coche. Y puedes reanudas la marcha.

Comprueba la presión del neumático

Colocada la rueda de repuesto, convendría que te detuvieras un momento en la primera área de servicio que encontraras o, si estuvieras en la ciudad, acudieras a una en concreto para comprobar el estado de la presión del nuevo neumático.

Si la rueda de repuesto fuera de tamaño natural, solo tendrías que comprobar la presión y circular con normalidad. Pero, si se tratase de una rueda de emergencia o, también conocida como “de galleta”, no olvides que ésta tendría un uso limitado y únicamente para ir al taller más cercano para proceder al montaje de nuevos neumáticos. Este tipo de rueda auxiliar son menos resistentes y no soportan grandes distancias.

Te puede interesar → Guía de presión correcta de neumáticos

Además, ten en cuenta que, si el pinchazo se produjera en autovía o autopista, la velocidad máxima permitida es de 80 km/h. Superada esa marca, el riesgo de que la goma se caliente mucho es alto, lo que eleva también la probabilidad de sufrir un nuevo pinchazo o, peor aún, un reventón. Así mismo, reduce notablemente la velocidad al pasar por los baches, ya que no los soporta igual que una rueda normal. Tampoco deberías conducir con una rueda de emergencia en condiciones climáticas adversas, como lluvia o nieve.

Con estos pasos, ya sabes cómo cambiar una rueda de coche. Aunque siempre es conveniente que después de un pinchazo acudas a un taller de confianza para que revise el estado de los neumáticos. En Norauto podemos ayudarte a encontrar la rueda que necesita tu coche y que cambies la de emergencia