como-deben-viajar-niños-en-coche

Cómo deben viajar los niños en coche: normativa y consejos

28 mayo 2020

Se acerca el verano y, con él, las vacaciones. Muchos empiezan ya a preparar sus viajes en coche hacia el destino elegido, normalmente, hacia la costa, aunque también los hay quienes prefieren la montaña.

Independientemente del lugar elegido, hay que preparar bien el viaje, especialmente, en el caso de familias que viajan acompañados de sus hijos. Los viajes en familia son especiales y requieren de mayor atención a la hora de planificarlos.

Te puede interesar→ Cómo planificar un viaje en Coche: Guía de Recomendaciones

Si tienes hijos, debes saber cómo deben viajar los niños en coche y qué normativa hay que cumplir. A lo largo de este artículo, también te aportaremos algunos consejos para viajar con niños en coche para que el desplazamiento sea seguro y cómodo, tanto para ellos, como para ti.

Cómo deben viajar los niños en coche

Antes de iniciar un viaje, independientemente de que sea solo, en pareja o con niños, es imprescindible hacer una revisión del coche, comprobar el nivel de aceite, la presión y el estado de los neumáticos, los filtros, nivel del líquido refrigerante, estado de los frenos, etc. Esto siempre evita males mayores, como quedarse tirado en la carretera y arruinar las vacaciones.

Es importante que sepas cómo deben viajar los niños en coche. Lo primero de todo es la seguridad y, como recoge la legislación española, los niños deben viajar obligatoriamente en una silla infantil o sistema de retención infantil, que deberá estar colocada en los asientos traseros del coche.

La silla debe quedar perfectamente fijada al asiento, de manera que no se mueva, y la cabeza del pequeño nunca debe superar el respaldo de la silla. Además, como recomienda la DGT, hasta los 15 meses de edad, el niño debe viajar en una silla colocada en el sentido contrario a la marcha, porque así se reduce hasta en cinco veces el riesgo de sufrir lesiones graves en caso de accidente.

Por otro lado, es recomendable que el habitáculo de tu coche esté limpio y bien ordenado, que no haya objetos por medio ni equipaje, ya que, en caso de un frenazo brusco o ante una curva pronunciada, esos objetos pueden golpear al niño y hacerle daño.

Para que el niño viaje más cómodo y el trayecto sea más llevadero, puedes vestirlo con ropa holgada, de algodón y transpirable. También puedes utilizar algunos de los muchos accesorios infantiles disponibles que facilitan la vida a bordo de los más pequeños. Por ejemplo, puedes utilizar un reposacabezas que, además de aportar mayor confort al niño, protege las cervicales y la cabeza. También tienes los cojines cervicales para mantener la cabeza del pequeño erguida, elevadores infantiles o los cubre cinturones, que protegen del roce del cinturón en la piel.

Un accesorio que no debe faltar cuando en un viaje con niños en coche es el espejo retrovisor de vigilancia, que se instala en el cabecero del asiento trasero y que te permitirá ver lo que hace tu hijo perfectamente y en todo momento, sin apartar demasiado la vista de la carretera.

Normativa para viajar con niños en coche

Entrando en materia más jurídica, es importante que conozca la normativa para viajar con niños en coche. En este sentido, la DGT dice claramente que los menores con altura igual o inferior a 135 centímetros deben utilizar siempre un sistema de retención homologado y adaptado a su peso y altura. De lo contrario y, con la Ley de Tráfico y Seguridad Vial en vigor, los agentes podrán inmovilizar el vehículo. A partir de 135 centímetros y hasta 150, no es obligatorio, pero sí se recomienda que los niños sigan usando un sistema de retención. Según el organismo de tráfico, los sistemas de retención infantil reducen en un 75 por ciento las muertes y en un 90 por ciento las lesiones.

Los sistemas de retención infantil deben llevar la etiqueta de homologación que garantiza que cumplen con los requisitos de seguridad establecidos por la normativa europea, la ECE R44/04 y la i-Size, que entró en vigor en 2013.

Los sistemas de retención homologados están divididos en cuatro categorías o grupos, según el peso:

El Grupo 0 y 0+ es para recién nacidos hasta 13 kg, aproximadamente, y se deben colocar siempre en el sentido contrario a la marcha.

El Grupo 1 es para niños de 9 a 18 kg, aproximadamente. Estas sillas se deben colocar antes de sentar al bebé siguiendo las instrucciones de anclaje para cada modelo. Se fija al asiento mediante el cinturón de seguridad o Isofix y el niño va sujeto mediante un arnés de cinco puntos que debe quedar bien fijado al cuerpo.

Las sillas del Grupo 2 y Grupo 3 son para niños de entre 15 y 36 kg, aproximadamente. Son asientos y elevadores indicados para aquellos menores que ya son demasiado grandes para una silla, pero todavía pequeños para usar el cinturón de seguridad. Con los elevadores, el niño alcanza la altura necesaria para usar el cinturón del coche.

Por último, como te decíamos antes, cuando los menores de 12 años superan los 135 centímetros de altura, no es obligatorio el uso de un sistema de retención infantil homologado y pueden utilizar el cinturón del vehículo. No obstante, sí es recomendable su uso, hasta una altura de 150 centímetros.

Consejos para viajar con niños en coche

Una vez que ya conoces la normativa, vamos a darte algunos consejos para viajar con niños en coche:

Generalmente, los niños tienen más dificultad para adaptarse a situaciones diferentes. En un viaje largo, no soportan estar demasiado tiempo sujeto con arneses o el cinturón de seguridad y se sentirán incómodos y cansados al poco tiempo. Por ello, es buena idea utilizar vías rápidas como autopistas y autovías, donde podrás circular de forma relajada y tranquila y puedes encontrar áreas de servicio donde realizar paradas.

En este sentido, debes tener en cuenta que tendrás que hacer más paradas para descansar de lo habitual, sin apurar hasta las dos horas, para que el niño descanse y se hidrate. Por ello, antes de salir, planifica bien tu viaje y organiza las paradas durante la ruta para evitar imprevistos.

Para que los niños estén más tranquilos, inicia el viaje muy temprano, así permanecerán dormidos durante un tiempo y también se les hará más corto. También puedes viajar de noche, pero es menos recomendable para el conductor. Otra opción para mantener a los menores entretenidos es utilizar juegos, adivinanzas, canciones o algún dispositivo electrónico, como móvil o tablets, si bien, el uso de estos últimos debe ser comedido.

Te puede interesar→ Juegos para entretener a niños en el coche en viajes largos

Por último, mantén una temperatura adecuada en el habitáculo, en torno a los 22 o 23 grados, para garantizar el confort a bordo, pero sin dirigir el aire acondicionado directamente hacia los niños.

Como ves hay muchos consejos y recomendaciones que pueden ayudarte a tener un viaje seguro y tranquilo con tu familia. En Tu Mejor Viaje nos preocupa tu seguridad vial y la de tu familia, por eso nos esforzamos en hacerte llegar la información más útil para que viajes siempre sin preocupaciones.

Si necesitas equipar tu coche para que puedan viajar los niños no dudes en visitar nuestra tienda, en Norauto te asesoraremos de la mejor manera posible.