Conoce al detalle cómo funciona un coche híbrido

13 marzo 2020

Puede que alguna vez te hayas preguntado cómo funciona un coche híbrido o coche híbrido eléctrico y por qué están de moda. De hecho, es que estos vehículos son una gran opción al escoger un coche..

¿Qué es un coche híbrido?

Un coche híbrido es la combinación perfecta entre la tecnología actual y los coches de toda la vida. Nos permite experimentar la combustión mediante electricidad, sin dejar de lado el modelo tradicional.

Estos coches permiten estar en ambos bandos a la vez. El propio coche se encarga de pasar de un modo de combustión a otro, según su necesidad.

Parece un tipo de coche fantástico, ¿verdad? En Norauto pensamos que sí lo es. Por eso, si tienes curiosidad te explicamos cómo funcionan los coches híbridos para que tengas toda la información en tu mano.

¿Qué partes tiene un coche híbrido?

Para que entendamos cómo funciona exactamente un coche híbrido es indispensable que hablar de sus componentes. De todas las piezas que lo convierten en híbrido.

¡Te desgranamos el coche híbrido a la perfección!

Baterías

Un coche híbrido usará el motor eléctrico siempre que tenga suficiente carga en la batería, estando condicionado por el límite de velocidad que puede soportar.

Suelen tener dos baterías. Una de ellas es la que acabamos de mencionar, y la otra es la que alimenta el resto del sistema eléctrico del coche (como los faros o la radio).

En cuanto a la batería, hay distintos sistemas de recargado:

  • Los híbridos autorrecargables. Que son los que se recargan automáticamente.
  • Los híbridos enchufables. Necesitan conectarse a un punto de recarga para cargar el motor eléctrico.

La batería auxiliar que tienen los coches híbridos actuales, al fin y al cabo, aporta algo de energía eléctrica extra al coche. Antes siquiera de que arranque y ayuda a encender todos los accesorios sin depender de la batería principal de tracción.

→ Te puede interesar: ¿Necesitas una batería para tu coche con la máxima calidad?

Sistema de gestión eléctrica

De alguna forma tendrán que decidir los coches cuándo usar el motor de tracción y cuando el eléctrico, ¿no?

Pues bien, la realidad es que todos los modelos poseen un gestor o sistema de gestión eléctrica de los motores, y escoge cuándo conviene usar un tipo de motor u otro. Todo dependerá de la situación en concreto, así como la energía disponible.

Sin embargo, algunos de los híbridos más actuales permiten que el conductor pueda escoger el motor a utilizar, a través de lo que se llama ‘modos de conducción’.

→ Te puede interesar: ¿Sabes la diferencia entre los motores de 2T y 4T?

Convertidor DC

Uno de los aparatos que más ayuda a mantener un sistema híbrido equilibrado es el convertidor DC.

Este aparato aporta al coche algo de conversión energética, transformando la energía de alto voltaje proveniente de las baterías de tracción en energía de bajo voltaje.

Esta función del convertidor permite al coche encender los accesorios y recargar la batería auxiliar eléctrica a la vez.

Generador de electricidad

Para generar electricidad, el coche debe espabilarse de varias formas. El generador aprovecha la energía generada por las ruedas, mientras estas se mueven a la hora de frenar, enviando toda esa potencia a las baterías principales de tracción. O cuando el motor de gasolina envía más potencia de la necesaria.

Garantizando así siempre una generación de energía, lo que significa mayor autonomía para el coche y ninguna dependencia de la energía eléctrica, que tanto preocupa a muchos desconocedores de la materia.

Hay algunos coches híbridos que tienen generadores motores que cumplen tanto las funciones de conducción como de recarga. El sistema eléctrico de tracción estaría junto a este y haría las funciones de mover las ruedas del vehículo con esta energía.

El coche híbrido es un coche que ahorra energía

Lo mejor de los coches híbridos es que, al usar varias fuentes de energía, acabas ahorrando mucho dinero.

Ambos tipos de motores se aportan energía el uno al otro, no permitiendo nunca que esta se malgaste. Lo que nos lleva a afirmar que los coches híbridos lo aprovechan todo para recargarse.

Algunas de las formas que demuestran la gran capacidad para ahorrarte dinero de los coches híbridos son:

  • Al arrancar se usa solamente el motor eléctrico, no forzando el motor de tracción.
  • Al acelerar, ambos motores se ayudan. En concreto, el motor eléctrico le da un empujón extra al de gasolina. Permitiendo que descanse un poco y tenga que usar menos combustible.
  • A velocidades bajas algunos coches híbridos usan solamente el motor eléctrico. Ahorrando el 100% de la gasolina en estos trayectos (lo que los hace mucho más respetuosos con el medio ambiente). A velocidades de más de 100 kilómetros por hora, se acude a la gasolina para ganar potencia.
  • Recarga constantemente las baterías, al frenar o soltar el acelerador. Permitiendo que el coche siempre esté ganando energía y la electricidad no se gaste fácilmente.

¿Cuándo se activa el motor eléctrico?

¿Qué criterios sigue el coche para activar su parte eléctrica? La respuesta está en “siempre que pueda”, realmente. Un coche híbrido siempre intentará funcionar con electricidad para ahorrar lo máximo posible.

El sistema de gestión se encargará automáticamente de activar el motor, siempre que los niveles de batería y las demás condiciones (como la velocidad o la aceleración), sean oportunas.

Actualmente hay muchos modelos que permiten seleccionar entre distintos criterios que afectarán a la potencia de conducción percibida.

¿Deberías comprarte un coche híbrido?

Ahora viene la gran pregunta, y es que si estás pensando en comprarte un coche eléctrico pero te da miedo hacer un cambio tan grande, tal vez el coche híbrido sea una buena opción para esta década.

Seguramente, en un futuro los coches puramente eléctricos estén mejor diseñados y tengan menos problemas que los conocidos actualmente. Así que, ¿por qué no probar lo mejor de los dos mundos (autonomía, potencia y ahorro)?

Un coche híbrido consume menos combustible, aprovecha mejor la gasolina al recargarse con su uso y reduce la contaminación, entre otros beneficios-. Además, tiene modos en los que el coche se mueve 100% con energía eléctrica, permitiéndote probar cómo es la experiencia de conducción de un coche de este tipo, que tanto futuro tiene.

Los coches híbridos, sin embargo, son coches que requieren una mayor inversión. Eso sí, la autonomía y el bajo coste de gasolina que necesitan hace que, a largo plazo, sea una inversión que valga la pena.

Ahora que ya sabes cómo funciona un coche híbrido, es tu momento. ¿Te apetece un cambio?