¿Cuál es el coche más caro del mundo?

23 enero 2020

Ya lo anticipó Henry Ford, el padre de la industria automotriz moderna, cuando dijo aquello de que “un cliente puede tener su automóvil del color que desee, siempre y cuando desee que sea negro”.

Ford habría estado encantado de conocer que el considerado hoy como el coche más caro y sofisticado del mundo cumple fielmente con ese principio. De hecho, su nombre lo dice todo: La Voiture Noire, que significa “coche negro” en francés.

Hay quienes piensan que un automóvil no es un lujo, tan sólo un vehículo. Se equivocan. La obra maestra de Bugatti representa el lujo en el más estricto sentido del término y eclipsa con su diseño y prometedoras características.

¿Cuánto cuesta el automóvil más caro del mundo?

Se ha especulado mucho sobre su precio. En principio, varias fuentes apuntaron a que rondaba entre los 11 y 19 millones de euros, aunque después se ha estimado en 16,7 millones (IVA incluido, eso sí), una cifra solo asumible por verdaderos amantes del lujo con un exclusivo potencial económico.

En cualquier caso, su valor se incrementará con el paso de los años porque hay un detalle importante a tener en cuenta: la pieza es única. Nunca más se fabricará uno igual.

De hecho, el considerado como el coche más caro del mundo ni tan siquiera está terminado. Lo que se vio durante su presentación en el Salón de Ginebra de este 2019 no es más que una maqueta, construida en 12 semanas, que muestra su espectacular aspecto exterior, y que mantuvo en secreto cómo es su interior o su mecánica. El fabricante promete hacer de este modelo un automóvil completo no antes del 2021-2022.

¿Quién es su misterioso propietario?

El mismo secretismo que existe en torno a sus acabados y detalles técnicos, se produce también respecto a su propietario. Lo único que se sabe es que el coche ya tiene dueño y, a partir de ahí, las especulaciones no han parado desde su presentación.

En un principio sonó con fuerza el nombre del futbolista Cristiano Ronaldo, gran amante de los automóviles de lujo, pero uno de sus portavoces lo negó a través de las redes sociales. Varios medios de comunicación también dirigieron sus miradas al el ex jefe del Grupo Volkswagen, Ferdinand Piëch, fallecido el pasado mes de agosto. La marca lo desmintió nuevamente.

Ahora todo apunta a uno de los hombres más ricos: el Príncipe Badr bin Saud, miembro de la familia real de Arabia Saudita. Se trata de un candidato perfecto ya que, además de disponer de amplios medios para permitirse este hipercoche, es un gran fan de la marca francesa.

Como prueba, posee varios Bugatti, e incluso compró el prototipo del Bugatti Chiron, que se exhibió en Ginebra hace varios años. No oculta tampoco su predilección por este tipo de vehículos en su cuenta de Instagram (b14), donde incluso ha publicado una fotografía del La Voiture Noire.

El origen del coche más caro del mundo

Bugatti proclama que este automóvil, creado con motivo del 110 aniversario de la firma gala, es la encarnación moderna del modelo de culto de los años treinta del siglo pasado 57 SC Atlantic, lanzado en solo cuatro copias. Tres de ellas han sobrevivido hasta nuestros días en colecciones privadas, y el cuarto se perdió durante la Segunda Guerra Mundial.

¿Cuáles son sus características técnicas?

Como hemos indicado, todavía no conocemos los detalles técnicos que vendrán implementados en el automóvil hasta que culmine su producción.

Lo que sí se sabe es que el Bugatti La Voiture Noire se basa en el modelo Chiron, pero en realidad existen notables diferencias. Para empezar, una parrilla del radiador diferente, faros que se transfieren a las alas, así como una parte trasera rediseñada con sus impresionantes seis tubos de escape.

El automóvil se montará con un motor W16 de ocho litros con cuatro turbinas. La unidad de potencia alcanzará los 1.500 cv, lo que permite que este milagro de técnica acelere a 100 km/h en apenas 2.4 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a alrededor de 420 km/h. ¿Conducir o volar?, podría ser la pregunta.

La carrocería más ligera y resistente del mercado

Si por dentro se anticipa como un todopoderoso león del asfalto, el La Voiture Noire impresiona de manera especial por su imponente y cuidado diseño exterior.

Su carrocería se ha fabricado al estilo de los años 30 del siglo pasado. Las piezas están soldadas a mano con componentes de plástico reforzados con fibra de carbono. Un compuesto con una durabilidad y rigidez superior y, por supuesto, extremadamente caro que cubre todo el coche e incluso algunas piezas del motor.

Conclusión

¿Vale la pena gastarse 16,5 millones de euros en un automóvil? La mayoría responderá que ¡Ningún coche vale tanto dinero! Sin embargo, otros, los más osados, admitirán sin tapujos que La Voiture Noire, construido en una sola copia y ensamblado a mano por Bugatti, es como un lienzo de un gran artista, cuyo precio crece cada año. Y tú, ¿con qué versión te quedas?