cuando cambiar la correa de distribucion

Cómo saber cuándo se cambia la correa de distribución de un coche

25 noviembre 2020

La correa de distribución es una pieza vital del coche, una de las más importante de toda la mecánica. Sin ella, prácticamente no podría funcionar. De ahí que sea tan importante realizar un adecuado mantenimiento y sustituirla a su debido tiempo. Una rotura de la correa puede provocar el destrozo completo del motor. A continuación, te explicamos cuándo se cambia la correa de distribución de un coche y cuánto cuesta.

Qué es la correa de distribución

Empecemos por explicar qué es la correa de distribución. Como te decimos, la correa es clave para que un motor de combustión funcione correctamente, ya sea de gasolina o diésel. Se encarga de que todas las piezas mecánicas del motor funcionen de forma síncrona.

A través de un conjunto de poleas y tensores, la correa une el cigüeñal con el árbol de levas, y éste se encarga de regular la apertura y cierre de las válvulas de admisión y escape. Las válvulas permiten que entren el combustible y el aire en el motor, para que se genere la combustión, expulsando los gases de escape al exterior por el sistema de escape.

Cuándo se cambia la correa de distribución de un coche

Como sucede con otras piezas del motor, la correa de distribución se va desgastando con el paso del tiempo y el uso. Esta correa gira continuamente a alta velocidad y está sometida a un rozamiento constante. Esto, unido también a las altas temperaturas que se alcanzan dentro del propulsor, hace que la correa pierda propiedades.

Determinar cuándo se cambia la correa de distribución de un coche no es fácil, ya que depende de las características de cada modelo. Normalmente, cada fabricante establece un intervalo de tiempo o kilometraje, a partir del cual recomienda la sustitución de la correa. Incluso ese intervalo puede variar según la motorización de un mismo modelo.

No obstante, se recomienda cambiarla entre los 80.000 y 100.000 kilómetros. Para salir de dudas, lo mejor es consultar el manual del vehículo, donde el fabricante especifica cuándo cambiar la correa de distribución.

Además del número de kilómetros, hay que tener en cuenta el factor tiempo. Con los años, la correa de distribución pierde propiedades y flexibilidad. Puede ocurrir que no llegues al kilometraje indicado en el manual, pero que tu coche cuente con muchos años.

En general, una correa puede durar hasta diez años, aunque no es nada recomendable apurar tanto tiempo. Lo normal es hacer una revisión cada cuatro o cinco años y, según su estado, proceder a cambiar la correa de distribución.

Del mismo se recomienda observar el estado de la correa cada cierto tiempo y comprobar que tenga la tensión adecuada y un desgaste consistente. De lo contrario, sería un síntoma de fallos en las poleas o los tensores.

Lógicamente, el desgaste de la correa de distribución está condicionado a diferentes factores, como la manera de conducir, si se hace una conducción principalmente urbana o por autovías o las condiciones climáticas del lugar. Todo esto acelera o retrasa el desgaste.

Qué ocurre si se rompe la correa de distribución

Como te hemos contado antes, la correa de distribución es vital para el funcionamiento del motor y, si no la cambias a tiempo, puede romperse y destrozar el motor, literalmente. Esto es así porque, al romperse la correa, se pierde la sincronía entre los pistones y las válvulas que decíamos al principio.

Antes, había motores de no interferencia, en los que la carrera de los pistones no ocupaba el hueco de las válvulas. Si se rompía la correa de distribución, el motor solo se paraba y no podía volver a arrancar hasta reemplazar la correa. Pero, actualmente, la mayoría de motores son de no interferencia y, si se rompe la correa, puede ser gravísimo.

Al perder la sincronía, el pistón impacta contra las válvulas a una velocidad alta, doblándolas y causando daños en la propia superficie del pistón, así como en la culata. La avería es muy seria y se puede extender a varios cilindros, muy posiblemente. El coste de reparación puede ser de varios miles de euros y, en la mayoría de los casos, supone sustituir el motor entero.

Cómo saber si una correa de distribución está en mal estado

Como ves, es muy importante saber cuándo se cambia la correa de distribución de un coche para evitar daños irreparables. La buena noticia es que esta pieza vital para el motor no se rompe de la noche a la mañana, sino que muestra signos de deterioro que es importante detectar.

Algunos de esos signos son la aparición de grietas en la superficie de la correa, dientes mellados, falta de tensión, ruidos extraños debido a una tensión incorrecta, vibraciones al ralentí que antes no ocurrían, dificultad a la hora de arrancar o incluso la expulsión de humo excesivo por el tubo de escape, debido a que los tiempos del ciclo de combustión no son los adecuados y se producen fallos en la ignición.

¿Cuánto cuesta cambiar la correa de distribución?

Y llegamos a la pregunta clave: cuánto cuesta cambiar la correa de distribución. Lo cierto es que no es operación de mantenimiento barata, ni mucho menos, aunque teniendo en cuenta el coste de reparar un motor si se rompe la correa, puede resultar, incluso, barato.

El precio del cambio de la correa de distribución varía mucho en función del vehículo y también de si hay que cambiar otras piezas, como la bomba de agua, las correas auxiliares, tensores, etcétera. De media, el cambio de la correa oscila entre los 250 y los 450 euro, aproximadamente. Pero, si el cambio se hace muy tarde, cuando otros componentes ya han sido dañados, el precio será más elevado.

Cambiar la correa de distribución del coche es una de las tareas de mantenimiento más costosas y es de esos momentos que nunca quieres que llegue. Pero que es necesario hacerla a tiempo para que el daño no sea mayor y, con ello, el desembolso. Por eso, te recomendamos que prestes atención a las recomendaciones del fabricante y a las que te hemos explicado aquí.

 Lo más recomendable si no sabes cuándo deberías cambiar la correa de distribución de un coche es que te pongas en contacto con un profesional. Puedes coger cita en uno de nuestros talleres. ¡Estaremos encantados de ofrecerte la revisión de coche que necesitas!