NEUMÁTICOS: ¿CUÁNDO SE DEBEN CAMBIAR?

29 junio 2021

El desgaste de un neumático no siempre está determinado por su kilometraje, puede estar vinculado a múltiples criterios, como una presión inadecuada o un estilo de conducción agresivo. Pero, ¿debes cambiar siempre los neumáticos usados?

Es difícil estimar con precisión la vida útil de un neumático. A esta pregunta respondemos que un neumático puede tener una longevidad que va desde los 7.000 a los 77.000 kilómetros. 

Los criterios que condicionan esta vida útil son evidentemente el estilo de conducción, el tipo de vehículo, la carretera (autovía, camino, ciudad etc.), pero también el estado general del vehículo y de su mecánica.

Estos son nuestros consejos para detectar signos de desgaste y saber si es necesario reemplazar los neumáticos.

Uso y desgaste normal

El desgaste normal de los neumáticos es relativamente fácil de comprobar mediante el indicador de desgaste. Si la banda de rodadura ha alcanzado la marca, significa que está en su umbral mínimo de uso y que es obligatorio reemplazarlo. 

Ten en cuenta que algunos fabricantes ofrecen indicadores intermedios para evaluar la pérdida de seguridad en condiciones de humedad según el desgaste de la banda de rodadura. Este tipo de dispositivo tiende a democratizarse en los neumáticos de invierno, pero sigue siendo marginal en los neumáticos de verano.

 

Desgaste anormal 

Desgaste central  

Si sus neumáticos tienen más desgaste en el medio de la banda de rodadura, probablemente esté relacionado con el hecho de que conduce con una presión excesiva. 

Recomendamos que verifique la presión de inflado y reemplace los neumáticos si se alcanza el nivel de desgaste.

Desgaste en el hombro interior/exterior

El desgaste de los hombros suele estar relacionado con la presión insuficiente de los neumáticos, lo que puede aumentar si se conduce con regularidad por carreteras irregulares.

Un coche sobrecargado puede incrementar el desgaste.  Recomendamos que verifiques la presión de inflado y reemplaces los neumáticos si se alcanza el nivel de desgaste. 

 

Desgaste irregular en los hombros del neumático

Este tipo de desgaste, viene generalmente de un problema de geometría o del mal estado de una parte del tren de rodaje (triángulo, rótula, etc.). 

Nuestra recomendación es hacer revisar el vehículo afectado en uno de nuestros talleres para detectar el origen del problema y reemplazar los neumáticos si se alcanza el nivel de desgaste. 

 

Desgaste de diente de sierra 

Este deterioro se produce en las ruedas motrices y puede provocar vibraciones importantes durante las fases de frenado y aceleración. 

La causa suele ser muy poca presión. Recomendamos que verifiques la presión de inflado y reemplaces los neumáticos si se alcanza el nivel de desgaste. 

Te aconsejamos que prestes mucha atención al estado de tus neumáticos porque son uno de los elementos que más influyen directamente en la seguridad de tu coche.

Por lo tanto, si tus neumáticos están gastados, te recomendamos que los cambies lo antes posible.

Y, sobre todo, existe un riesgo real en términos de seguridad, especialmente en suelo mojado donde los límites de agarre se reducen en proporciones colosales en comparación con los neumáticos en buen estado.  

 

Encuentra los neumáticos adecuados para tu vehículo.

 

En caso de duda, o si necesitas asesoramiento profesional, no dudes en pasarte por tu centro Norauto más cercano para que uno de nuestros expertos revise tus neumáticos.