¿Cuánto cuesta cambiar las pastillas de freno? Guía por Marcas y Modelos

01 agosto 2021

Llega el momento de cambiar las pastillas de freno y surge la gran pregunta: ¿me costará un ojo de la cara?

Lo primero que debemos advertir es que, si no se reemplazan a tiempo, no sólo representan un riesgo importante para la seguridad, sino que a la larga aumentan la carga de los discos de freno, lo que redunda en un mayor desgaste e incluso en mayores costes de reparación.

Como norma, las pastillas de freno deben renovarse después de recorrer entre 50.000 a 60.000 kilómetros. La inversión media en España para cambiarlas asciende aproximadamente a 200 euros, mano de obra incluida. Sin embargo, el coste exacto dependerá de varios factores.

La elección del taller, la provincia en la que nos encontremos, la marca y tipo de pastillas que elijamos y, por supuesto, el modelo de automóvil y disco de freno influyen de manera determinante en el precio final.

Costes del taller para cambiar las pastillas de freno

Al cambiarlas, solo se deben usar repuestos originales del fabricante o de marca blanca de calidad. Evita el uso de pastillas de freno baratas de origen desconocido, porque están compuestas de materiales inferiores, lo que se evidencia por una distancia de frenado significativamente mayor. Además, en la mayoría de los casos no cumplen con la normativa europea (ECE R-90). Por este motivo, resulta especialmente importante acudir a talleres especializados y confiables.

El tiempo requerido para cambiarlas dependerá del vehículo, pero con competencia y un buen equipo, un mecánico especializado invertirá entre 30 y 60 minutos.

Conociendo el coste/hora de mano de obra del taller, podremos conocer el precio exacto por este concepto. No obstante ya son muchos los centros del automóvil que especifican tarifas fijas para este tipo de operaciones rutinarias.

¿Debo cambiar las pastillas delanteras y traseras a la vez?

Por razones de seguridad, las pastillas de freno se renuevan siempre eje por eje. Sí es cierto que las del eje delantero tienden a sufrir un mayor desgaste y, por lo tanto, en algunas ocasiones solo será necesario cambiar éstas. Como es lógico, esta operación tendrá un coste económico inferior que el cambio de todo el conjunto.

Eso sí, las pastillas de freno siempre deben cambiarse cuando se reemplazan los discos de freno.

Tipos de pastillas de freno 

Podemos distinguir cuatro tipos en función de los materiales con los que están fabricadas. Cada modelo comporta una serie de ventajas e inconvenientes y su elección tendrá una repercusión directa en el precio final y también en el plazo en que volveremos al taller para su sustitución.

  • Semimetálicas

Son las más económicas. Fabricadas en un 65% de metal y un 35% procedente de una mezcla de grafito y materiales inorgánicos. Su principal ventaja reside en su capacidad para transmitir el calor de forma eficiente en la zona de fricción y, como desventaja, su excesiva dureza, que provoca un desgaste más rápido del disco de freno. En frío, también frenan algo peor.

  • Orgánicas

Fibra de vidrio, Kevlar, caucho o carbono son algunos de los materiales usados para la fabricación de las pastillas de freno orgánicas. Ofrecen un sistema de frenado eficaz en cualquier circunstancia y con mayor confort. Sin embargo, se desgastan antes.

  • Metal ligero

Muy similares a las orgánicas, pero en este caso un tercio de la pastilla cuenta con materiales metálicos. Esto provoca dos efectos: por un lado, más ruido y, por otro, mayor durabilidad.

  • Cerámica

Son las últimas en incorporarse al mercado. Se trata de pastillas de alto rendimiento fabricadas en fibra de cerámica y con muy pequeñas cantidades de metal. De calidad superior respecto a los anteriores tipos, más silenciosas y limpias, permiten frenar de manera eficaz ante cualquier circunstancia. Eso sí, habrá que rascarse un poco más el bolsillo para disfrutar de ellas.

¿Cuáles son las marcas recomendadas por precio y calidad?

El mercado está lleno de propuestas con múltiples posibilidades de elección en lo que a pastillas de freno se refiere. Son tantas las opciones de marcas y precios que pueden generar confusión en el conductor.

La mayoría de los juegos de 4 pastillas de freno tienen un precio medio de entre 20 y 50 euros, aunque se pueden encontrar algunos que alcanzan los 200 euros. En líneas generales, cuanto más rápido y pesado es un automóvil, más potente debe ser el sistema de frenos y más caras son las piezas de desgaste.

Entre las marcas recomendadas figuran Brembo y Ferodo, que fabrican pastillas de freno de alta calidad. De igual manera, las piezas de la empresa ATE y de Bosch cuentan con muchos adeptos por su fiabilidad y capacidad de resistir altas temperaturas sin desgastes evidentes.

Si lo que buscas es la máxima calidad al precio más competitivo, siempre puedes elegir las pastillas de freno Norauto, con distintos modelos de gama que se adaptan a la perfección a los principales sistemas de frenado.

Conclusión

Como hemos visto, podríamos resumir en un gran ‘depende’ la respuesta a la pregunta ¿cuánto cuesta cambiar las pastillas de freno? Son varios los factores relevantes que influyen, pero una cosa está clara: un sistema de frenado garantiza tu seguridad y la de los tuyos y, por lo tanto, en este apartado conviene evitar riesgos.