diferencia entre un patinete segway y un hoverboard

Diferencia entre un patinete segway y un hoverboard

Seguramente ya estés habituado a ver muchas personas desplazándose en patinetes eléctricos por tu ciudad. Desde hace algunos años, este tipo de vehículo, calificados como vehículos de movilidad personal, han ganado una gran popularidad y se han convertido en una interesante solución de movilidad urbana y sostenible. Pero otro tipo de patinetes han llamado la atención de muchos usuarios por el modo de funcionamiento: hablamos de los patinetes segway y los hoverboards.

Ambos vehículos cumplen la misma función de los patinetes eléctricos, permitir al usuario desplazarse de manera ágil por entornos urbanos. El funcionamiento es muy similar en los dos, aunque también existen claras diferencias como verás a lo largo de este artículo. Sigue leyendo para descubrir qué es un patinete segway, cómo funciona y cuáles son las diferencias con un hoverboard.

Patinete segway

Aunque no lo creas, el patinete segway lleva muchos años en el mercado, aunque no se hizo muy popular hasta la pasada década de 2010. Su origen se remonta a 2001, creado por el norteamericano Dean Kemen, quien quiso crear un nuevo concepto de vehículo, totalmente rompedor y llamativo en aquella época y que sigue sorprendiendo 20 años después.

Consiste en una plataforma con dos ruedas y un manillar alto, sobre la cual, el usuario circula completamente erguido y establece la dirección y velocidad moviendo su cuerpo hacia adelante o hacia atrás. Es un medio de transporte utilizado, especialmente, en empresas turísticas que explican la historia de la ciudad y sus monumentos desplazándose con ellos, o en empresas de vigilancia en centros comerciales, aeropuertos y estaciones de tren.

El segway es un vehículo de movilidad personal muy demandado por su facilidad de conducción y por ofrecer una buena autonomía. Sus principales ventajas son:

  • Facilidad de manejo, aunque pueda parecer difícil al principio, pero bastan unos diez minutos para hacerse a él.
  • Comodidad en los desplazamientos por las grandes ciudades.
  • Pueden alcanzar una velocidad entre 25 y 30 km/h y tienen un rango de autonomía que oscila entre los 20 y 40 kilómetros, dependiendo del modelo.
  • Es un vehículo ideal para cubrir distancias que no se pueden realizar con el coche, pero tampoco a pie.

Desventajas patinete Segway

  • Precio: es un vehículo de movilidad eléctrica caro, de hecho, es el más caro de todas las soluciones de movilidad urbana. Existen versiones más pequeñas que pueden partir desde los 500 o 600 euros, pero los modelos normales empiezan desde los 2.000 o 2.500 euros. Este es, precisamente, uno de los motivos por los que son más utilizados por empresas.
  • Por ese precio, tiene duros rivales, como las bicicletas eléctricas, con las que es posible cubrir enormes distancias y resultan más prácticas.

Qué es un hoverboard

En cuanto al hoverboard, es un concepto de movilidad eléctrica sostenible más reciente y que tiene un carácter más lúdico, aunque también se puede utilizar como medio de transporte. Se trata de un vehículo más futurista porque parece que se conduce solo, sin intervención de la persona que va encima. Podríamos decir que es un segway sin manillar.

Consiste en una plataforma con una rueda en cada extremo y dos espacios para posar los pies. El movimiento se consigue presionando con los pies delante, detrás o a los lados. O, dicho de otro modo. Si quieres moverte hacia adelante, tienes que echar el cuerpo hacia adelante; hacia atrás, para frenar o dar marcha atrás; y presionar sobre la pierna derecha o izquierda para girar.

Los hoverboards son muy parecidos a los segways, de hecho, funcionan con la misma tecnología con la diferencia de la ausencia de manillar. Según el modelo, pueden alcanzar una velocidad entre 12 y 18 km/h y la autonomía oscila entre los 15 y 45 km, dependiendo del uso que se haga y del peso del usuario.

Como hemos dicho antes, el hoverboard tiene un carácter abiertamente más lúdico, aunque si se utiliza bien, puede ser una de las formas de movilidad eléctrica más interesantes para la ciudad por su gran agilidad. Las principales ventajas son:

  • Tienen una autonomía media de entre 10 y 30 km.
  • Por su carácter lúdico, son ideales tanto para niños como para mayores.
  • Al principio, resulta un poco difícil acostumbrarse, pero cuando te adaptas a su dinámica de uso, resulta sencillo de manejar.
  • Cuando lo usas, estás haciendo ejercicio, ya que debes estar atento y con el abdomen relativamente contraído para mantener el equilibrio.
  • Son fáciles de mantener y limpiar, basta con un paño húmedo para limpiar las almohadillas.

Desventajas de un Hoverboard

  • Peso elevado: aunque no lo parezca, estos patinetes eléctricos son bastante pesados. De media, suelen pesar unos 10 Kg.
  • Aprendizaje: es verdad que, una vez que te haces con él, resulta sencilla. Pero el proceso de aprendizaje puede ser largo y, sobre todo, implicar alguna que otra caída. Esto es importante tenerlo en cuenta para no confiarse demasiado y no frustrarse.

Diferencias entre un patinete segway y un hoverboard

Llegados a este punto, ¿qué diferencia a un patinete segway de un hoverboard? La principal diferencia es meramente estética, ya que el primero cuenta con manillar y el segundo no. Esto hace que el segway sea más fácil de manejar y mantener el equilibrio. En cambio el hoverboard resulta más difícil de utilizar al principio.

Por su parte, el hoverboard es una solución más ágil y mucho más económica que el segway. Y, además, resulta mucho más espectacular y llamativo circular con él por la ciudad, ya que tiene una imagen muy futurista.

Antes de comprar un segway o un hoverboard

Si vas a comprar uno de estos patinetes, debes tener en cuenta factores como la autonomía, velocidad, qué uso le vas a dar, etc. Pero, lo primero de todo, es fijarte que cuentan con el certificado de seguridad europeo SGS (UL-2272 en Estados Unidos). Este certificado se encuentra en el propio aparato y afecta a la seguridad eléctrica del vehículo. Sin este sello, es mejor no comprarlo.

Por otro lado, hay que tener claro qué tipo de producto estás buscando y a quién va dirigido. Por ejemplo, no es lo mismo un hoverboard para un niño que otro destinado a un adulto, que utilizará de forma más regular en sus desplazamientos. Parámetros como el tiempo de carga, la velocidad máxima, autonomía o el peso son importantes. En el caso de un niño, conviene un hoverboard que no sea muy rápido y tenga una buena autonomía. Un adulto quizás prioriza la velocidad y el tiempo de carga.

Por último, otro factor a tener en cuenta es la garantía. Ya sea un patinete segway o un hoverboard, tienes dos años de garantía, a lo que hay que añadir 14 días de desistimiento desde la recepción del producto en caso de compra online (en España) y sin necesidad de justificar la decisión.

Recuerda que en Norauto puedes encontrar los mejores modelos de movilidad eléctrica urbana. ¡Te esperamos!