como equipar una caravana para viajar en verano

Cómo acondicionar tu caravana para viajar este verano

28 agosto 2021

En los últimos años, ha aumentado el interés por las caravanas en España, sobre todo, a raíz de la pandemia del COVID-19, ya que muchas familias han decidido recurrir a ellas para evitar contactos. El verano es la época del año perfecta para viajar en caravana, aprovechando el buen tiempo y el periodo de vacaciones. Pero es importante saber cómo acondicionar la caravana correctamente para disfrutar de estos días en la naturaleza.

Te puede interesar→ Los mejores campings de España

Preparar un viaje con una caravana no es tan rápido ni sencillo como viajar en tren o en avión, donde basta con hacer una maleta y listo. Por un lado, seguramente vayas a pasar varios días en la caravana y vas a necesitar muchas cosas. Por otro, el habitáculo será tu hogar durante esos días, así que debe estar perfectamente equipado para que no te falte de nada. Sigue estos consejos para acondicionar tu caravana en verano.

Cómo prevenir el calor

El verano es muy caluroso en España, especialmente, en determinadas zonas del centro y sur del país, por lo que deberás acondicionar tu caravana para no pasar mucho calor durante tu estancia. Existen varias opciones:

  • Mosquiteras: la forma tradicional de refrescar el habitáculo es abrir las ventanas. El problema de hacer esto es que permites la entrada de los mosquitos. Para evitarlo, tienes que instalar las pertinentes mosquiteras para abrir las ventanas sin que entren los mosquitos ni ningún otro insecto.
  • Aparatos de extracción solar: una opción de evitar el calor es instalar un aparato de extracción solar, que se encarga de sacar todo el aire caliente del interior, dejando una temperatura más fresca y confortable.
  • Aislamiento térmico: una tercera posibilidad es aislar térmicamente tu caravana. Lo mejor en este caso es usar los aislantes térmicos reflexivos, un tipo de aislamiento muy eficaz y resistente. Las caravanas están fabricadas con materiales que son buenos conductores de calor. Los aislantes reflexivos, gracias a su índice de conductividad térmica reducido, impiden que el calor se transfiera del interior al exterior y viceversa. Si fuera hace una temperatura muy alta, dentro no se notará.
  • Nevera: independientemente del tipo de aislamiento, un elemento imprescindible es una buena nevera para que tu caravana sea un hogar de verdad. Te recomendamos que no utilices modelos demasiado grandes, pero que incluyan congelador, así, te asegurarás de que todos los alimentos que metas se conservarán en perfectas condiciones.

Prepara el interior

Además de acondicionar tu caravana para evitar el calor del verano, conviene que prepares el habitáculo de manera adecuada:

  • Coloca el menaje y los utensilios más ligeros en los muebles más bajos para estabilizar el peso de la caravana. Igualmente, despeja las estanterías para evitar que se caigan cosas y asegura todos los objetos del baño.
  • Controla el buen cerramiento de los altillos, puertas, muebles, ventanas, claraboyas y puerta del frigorífico para que no se abran durante el viaje.
  • Coloca el equipaje y los objetos en el centro de la caravana, a la altura del eje, para que no se desequilibre el vehículo.
  • Coloca y fija todos los objetos como botellas y utensilios en el arco delantero de la caravana y reparte el peso lo más equitativo posible para asegurar la estabilidad.
  • Todos estos objetos deben estar perfectamente fijados. Cuanto más pesados sean, más fácil será que se muevan en las curvas y en los frenazos. Igualmente, deberás evitar que el cofre del timón vaya excesivamente cargado.
  • Por último, evita sobrecargar el vehículo. Un maletero demasiado cargado puede provocar pérdida de adherencia en las ruedas traseras y lo mismo puede ocurrir con las ruedas delanteras si cargas demasiado la parte delantera.

Accesorios para tu caravana en verano

Para acondicionar tu caravana en verano, necesitarás una serie de accesorios muy prácticos para protegerte del sol o la lluvia, en su caso, y disfrutar de la zona alrededor de la caravana:

  • Toldos: son un elemento muy útil para ampliar el área habitable en el exterior. Con ellos, puedes sacar una mesita y sillas para para un rato fuera del vehículo y disfrutar del entorno protegido del sol. Los toldos se pueden fijar a la barra del techo, al lateral o al propio techo. Busca un toldo que se ajuste a tu caravana.
  • Kit de correas de toldo: unas correas para sujetar el toldo correctamente y garantizar que permanece seguro, incluso cuando haga viento.
  • Paneles: se fijan con facilidad al toldo y proporcionan protección frente al sol, lluvia y viento, especialmente, cuando es intenso. Además, se pueden combinar de diferentes maneras para ofrecer una protección óptima. Para una cobertura total, también tienes la opción de una tienda-toldo y, de igual manera, podrás disfrutar de unas estupendas vistas.

Otros accesorios importantes

Existen otros accesorios para camping y caravana que, si bien no son exclusivos para el verano, no te pueden faltar en ninguna época del año:

  • Portabicicletas: cuando se viaja en caravana, normalmente se termina acampando en zonas rurales en las que se puede disfrutar de un paseo en bici por el campo o la montaña. Los portabicicletas son imprescindibles para cargar tu bici. Elige un soporte que esté diseñado para caravanas.
  • Niveladores: no siempre se tienen en cuenta, pero los niveladores son muy útiles para colocar la caravana en posición horizontal, cuando aparcas sobre una superficie irregular y queda inclinada. En estos casos, será difícil dormir, cocinar y estar dentro de la caravana. Los niveladores son la solución a este problema.
  • Cerradura: importante si tienes pertenencias importantes en tu caravana y sales de excursión o a hacer deporte con toda la familia. Para evitar que alguien pueda entrar, lo mejor es una cerradura.

Últimos consejos para viajar seguro en caravana

Por último, queremos darte unos últimos consejos antes de iniciar un viaje en caravana:

  • Comprueba que tanto el coche como la caravana están en un estado óptimo. Es necesario revisar las ruedas, el sistema de refrigeración, los líquidos, el estado de las luces, el estado del enganche, las cadenas de seguridad y los frenos de estacionamiento y de caravana.
  • Revisa que toda la documentación del vehículo y de la caravana estén en regla, como la tarjeta de las características técnicas, la ITV, el recibo del seguro y el pago del Impuesto de Circulación.
  • Comprueba que llevas los triángulos de señalización obligatorios, chaleco reflectante, rueda de repuesto y herramientas básicas.
  • Si viajas al extranjero, es importante que conozcas la normativa de circulación para caravanas del país al que te diriges, así como los posibles peajes, lugares donde está prohibido estacionar y gasolineras.

¡Ahora sí! Siguiendo estos consejos y teniendo en cuenta todo lo que te hemos contado, estás listo para recorrer las carreteras con tu caravana estas vacaciones.