reloj coche

¿Es necesario ajustar la hora en el reloj del coche?

En España, como bien sabrás, experimentamos dos cambios de hora al año. Estos tienen lugar los últimos fines de semana de los meses de marzo y de octubre. Cuando llegan, es necesario modificar el reloj del coche para evitar confusiones. Pero, ¿sabes cómo hacerlo?

En Norauto te lo explicamos paso a paso y además te contamos cómo afectan estos cambios a la conducción, ¡sigue leyendo!

Cómo cambiar la hora del coche

Es cierto que la tecnología ha avanzado mucho en el mundo del motor a lo largo de los últimos años y muchos vehículos realizan el cambio de hora de forma automática. Sin embargo, a día de hoy muchos modelos todavía exigen que el cambio de hora en sus relojes se realice de forma manual.

Esto es algo que no sucede con nuestros teléfonos móviles, por ejemplo. ¿El motivo? Están conectados a Internet y a la red de telefonía permanentemente, por lo que los operadores pueden enviar la información horaria ajustada cuando se produce el cambio, algo que no ocurre en la mayoría de vehículos.

Por ello, aquí vamos a explicarte las tres opciones más habituales para ajustar el reloj del coche al horario de verano o de invierno:

Conecta tu móvil a tu vehículo por Bluetooth. Cada vez es más habitual en los coches nuevos, que cuentan con pantallas de infoentretenimiento que incluyen el reloj. Al realizar la conexión, la hora se ajustará automáticamente.

Ajustar el reloj del coche desde una pantalla táctil. Puede estar sobre el salpicadero o en el cuadro de mandos. Encuéntralo y pulsa el icono de “Configuración”. A continuación, dale a “Fecha y hora” y adelántala o retrásala, según el caso.

Cambiar la hora del coche desde una pantalla convencional. La mayoría de vehículos que muestran la hora a través de este sistema cuentan con un botón con la letra H (horas) y otro con la letra M (minutos). Púlsalos hasta corregir el problema.

Evidentemente, cada fabricante tiene su propio sistema, por lo que las instrucciones que hemos comentado anteriormente pueden variar de un modelo a otro, aunque en la mayoría de los casos, todos son más o menos parecidos.

¿Cómo afectan los cambios de hora a nuestra conducción?

La razón principal por la que es necesario ajustar la hora en el reloj del coche es que, si afrontas un viaje largo, puedes equivocarte a la hora de planificar las paradas o puede acarrearte problemas a la hora de cumplir con horarios de trabajo o reuniones, pero en ningún caso afectará al funcionamiento del coche.

Sin embargo, el cambio de hora sí puede afectar a la calidad y la seguridad de la conducción, sobre todo, cuando entra en vigor el de invierno, ya que implica más horas de oscuridad y más posibilidades de tener que conducir de noche. Esto hace indispensable seguir una serie de consejos de seguridad especiales.

Ten en cuenta que, según la Dirección General de Tráfico (DGT), la noche reduce un 20 % nuestra capacidad de visibilidad, lo que nos impide calcular igual de bien que de día las distancias de frenado, aumentando por tanto el riesgo de accidentes. 

Además, el incremento de las horas de oscuridad también puede afectar a nuestros ritmos circadianos, por lo que la fatiga puede aparecer de forma más frecuente. Ante esta situación, lo recomendable es aumentar la frecuencia de los descansos.

Por su parte, está demostrado que el cambio de hora de invierno afecta a nuestro estado de ánimo. Es lo que se conoce como trastorno afectivo estacional y puede tener un impacto negativo en tus habilidades de conducción. Lo mismo sucede con el frío intenso y con el calor, que ralentizan los sentidos y disminuyen la capacidad de reacción.

En definitiva, este cambio puede aumentar los riesgos a la hora de conducir, por lo que antes de que llegue el momento de cambiar la hora del coche, te recomendamos revisar minuciosamente el sistema de alumbrado de tu vehículo en cualquiera de nuestros centros Norauto. Uno de nuestros expertos verificará que todo esté en orden y procederá a reparar las luces y sistemas eléctricos estropeados, así tendrás la certeza de conducir viendo con total claridad y siendo visto por los demás usuarios de la carretera.