cuál es la función del sistema antibloqueo de frenos abs

Cuál es la función del sistema antibloqueo de frenos ABS durante un viaje en coche

05 abril 2021

En la actualidad, forma parte del equipamiento de seguridad activa de serie en cualquier vehículo, pero el sistema de antibloqueo de frenos ABS no apareció en los automóviles hasta finales de los años setenta y principios de los ochenta. Se encarga de que el conductor pueda mantener la trayectoria del vehículo durante una frenada brusca.

En el siguiente artículo te vamos a contar todo sobre este importante elemento de seguridad, cuál es el funcionamiento del sistema antibloqueo de frenos ABS y cómo mantenerlo siempre en perfecto estado.

Sistema ABS: origen en la aviación

El significado de las siglas ABS es Anti-lock Braking System que, traducido al español, quiere decir Sistema Antibloqueo de Frenos. Actualmente, la gran mayoría de vehículos del mundo incorporan este dispositivo electrónico que se encarga de controlar la fuerza de frenado para evitar que las ruedas se bloqueen y pierdan adherencia.

Sin embargo, el ABS no fue un sistema creado para la automoción, sino que tiene su origen en la aviación. Gabriel Voisin desarrolló un sistema de antibloqueo de frenos para los aviones, que necesitaban una gran capacidad de frenado cuando tomaban tierra.

Ya en los años treinta, la empresa alemana Bosch presentó un sistema que hacía más difícil que las ruedas de los coches se bloquearan en una frenada brusca, pero resultó ineficaz y el proyecto quedó abandonado. No fue hasta 1978 cuando de nuevo Bosch desarrolló e instaló el primer sistema ABS en un vehículo, con la ayuda de la electrónica.

El sistema se fue perfeccionando durante la década de los ochenta y ya en los noventa la mayoría de los coches lo instalaban. Desde el 1 de julio de 2004, es obligatorio que todos los automóviles fabricados en la Unión Europea incluyan el ABS de serie.

Cómo funciona el sistema de frenos ABS

A continuación, te vamos a explicar cómo funciona el sistema de frenos ABS. Para ello, primero es necesario saber cómo actúan los frenos del coche. El sistema de frenos se encarga de reducir la velocidad a la que circula un vehículo. Pero, en el momento en que se produce la frenada, es posible que siga desplazándose, aunque las ruedas estén completamente paradas, debido a la inercia. Es decir, las ruedas no giran, pero el coche sigue moviéndose sin que el conductor pueda controlar la trayectoria.

Cuando pisas el pedal del freno, éste empuja el líquido de freno que ejerce la presión necesaria en los discos y frena las ruedas. En una frenada brusca, se manda mucha presión sobre los frenos y las ruedas se bloquean. Para que no se bloqueen, basta con levantar un poco el pedal. Por tanto, el principio básico de funcionamiento del sistema ABS consiste en restar presión al líquido de frenos.

El ABS quita presión al líquido que se comprime al pisar el pedal del freno, aunque el conductor no levante el pie. Esto lo consigue a través de unas electroválvulas que se intercalan en el circuito de frenos y desvían el líquido a un circuito distinto del que va hasta las ruedas cuando reciben la orden de la centralita del ABS. De esta forma, se libera el freno en la rueda.

El sistema antibloqueo de frenos ABS está formado por cuatro elementos principales. Dos de ellos, los acabamos de nombrar: la centralita, que es el cerebro del dispositivo, y las electroválvulas, que son las encargadas de permitir o no el paso del líquido de frenos, permitiendo una mayor o menor presión del freno en cada rueda. El tercer componente es la unidad de mando, que es quien decide cuándo hay que abrir o cerrar las electroválvulas. Y, por último, para tomar esa decisión, se basa en unos sensores de giro en las ruedas que avisan a la unidad de mando si éstas giran o no.

¿Cómo se percibe el ABS?

Ya sabemos cuál es la función del sistema antibloqueo de frenos ABS y cómo actúa. Ahora vamos a ver cómo se comporta y es percibido por el conductor.

Como hemos dicho antes, la unidad de mando es la encargada de decidir cuándo hay que abrir y cerrar las electroválvulas y, para ello, recibe la información que le manda los sensores de giro de las ruedas. Cuando la velocidad de una de ellas es menor que la del resto, quiere decir que está bloqueada o está a punto de bloquearse.

En ese momento, la unidad de mando da la orden a las electroválvulas de quitar presión al líquido de frenos de esa rueda que ha perdido velocidad, para igualarla a las demás. El trabajo del ABS es imperceptible para el conductor. Solo cuando actúan las electroválvulas se percibe una ligera vibración en el pedal del freno, producido por el retorno del líquido.

Esto es así en condiciones normales. En cambio, cuando se produce una frenada brusca, sí se nota claramente la intervención del dispositivo. En un vehículo sin ABS, tendríamos que pisar el pedal a fondo, luego soltarlo un poco para girar el volante y esquivar un posible obstáculo y, finalmente, volver a pisar el freno.

En cambio, en un coche equipado con ABS, únicamente tenemos que pisar a fondo el freno y el embrague (para que no se cale el motor), dejando el control de la frenada a la electrónica. Durante la frenada, podremos controlar la trayectoria del coche, pudiendo esquivar algún obstáculo a la vez que frenamos.

Mantenimiento del sistema ABS

Por último, te damos algunos consejos para prolongar la vida del sistema ABS. Este dispositivo funciona junto con el equipo de frenos del coche y es importante realizar un correcto mantenimiento de todo el sistema de frenado para garantizar la seguridad.

Lo más importante que debes tener en cuenta es cambiar el líquido de frenos cuando te lo recomiende el fabricante que, normalmente, es cada dos años. El líquido de frenos tiende a absorber el agua y la humedad del aire, lo que hace que pierda efectividad con el tiempo y, además, el agua y la humedad estropea las electroválvulas.

Cuando realices el mantenimiento de todo el equipo de frenado, es importante verificar que todos los componentes del ABS están en buen estado. No obstante, los vehículos actuales equipan dispositivos que avisan de cualquier anomalía en el panel de instrumentos.

Te recomendamos que de vez en cuando cojas cita en tu taller de confianza para realizar una revisión periódica del sistema de frenado ABS.

Recuerda que puedes encontrar todo lo que necesites para el cuidado de tu vehículo en nuestra tienda de recambios online