que es el hidrogeno verde

Qué es el hidrógeno verde y cuál es su eficiencia

21 junio 2021

Es posible que alguna vez hayas escuchado hablar del hidrógeno verde. Desde hace años la industria de la automoción trabaja en la búsqueda de nuevas fuentes de energía y combustibles alternativos y sostenibles que sustituyan al gasóleo y la gasolina, con el objetivo de lograr la tan deseada descarbonización del transporte.

Una de esas alternativas es el hidrógeno, si bien es un elemento que ya se ha utilizado en el pasado, por ejemplo, en naves espaciales de la NASA, como el Apolo 11. Incluso el primer motor de combustión de la historia utilizaba hidrógeno. El uso del hidrógeno como combustible se ha propuesto también para todo tipo de industrias, pero no ha sido hasta hace que cuando ha surgido una alternativa sostenible para generar energía.

El hidrógeno no es una fuente de energía

Hay que tener claro que el hidrógeno no es una fuente primaria de energía, sino, más bien, un vector energético. Es una sustancia que puede almacenar energía para luego verterla cuando sea necesario. El hidrógeno es el elemento químico más abundante del universo y puede estar en estado líquido o gaseoso.

Dicho de otra forma, el hidrógeno es capaz de almacenar energía para, después, liberarla de forma controlada en otro lugar. Esto lo hace comparable a una batería de litio que almacena electricidad y no tanto a un combustible como el gas natural.

Pero, para que el hidrógeno se transforme en combustible o en generador de energía, primero debe ser tratado, ya que no se encuentra de forma pura. Es decir, el hidrógeno solo existe combinado con otras sustancias, por ejemplo, con el oxígeno (agua) o el carbono (hidrocarburos como el gas, carbón y petróleo). Esto significa que hay que separar el hidrógeno de las otras moléculas.

Según la manera en que se realice ese proceso de separación, la producción del hidrógeno será más limpia o menos. Llegados a este punto, distinguimos entre hidrógeno negro, hidrógeno gris, hidrógeno azul e hidrógeno verde.

Beneficios del hidrógeno

La principal ventaja del hidrógeno es que no emite ninguna sustancia contaminante. Cuando se quema, solo deja un rastro de vapor de agua, en lugar de las emisiones nocivas de los combustibles fósiles que provocan el efecto invernadero. Por otro lado, es un elemento muy ligero, más que cualquier otro de la tabla periódica.

Esto explica que las primeras aeronaves a principios del siglo XX utilizaran motores de hidrógeno. Aunque la tragedia del famoso zepelín alemán en 1937 supuso la muerte del hidrógeno en la aviación.

Por otra parte, la fuerza del hidrógeno como energía sostenible está su capacidad para reemplazar a los combustibles fósiles en aquellos sectores donde es más difícil la descarbonización, como el transporte marítimo o aéreo, así como el transporte terrestre de vehículos pesados, como los camiones.

Te puede interesar→ El primer camión de hidrógeno

Además, al tener un gran potencial como sistema de almacenamiento de energía estacional, puede acumularla durante largos periodos de tiempo para utilizarla cuando se necesite.

Qué es el hidrógeno verde

Hemos dicho antes que, dependiendo de la manera en que se obtenga el hidrógeno, se le asigna un color: negro, gris, azul o verde. El hidrógeno verde sería aquel cuyo origen está en fuentes renovables, a través de un proceso llamado electrólisis.

Hidrógeno negro: es el que se obtiene del carbón y, por tanto, se libera CO2 en su fase de producción.

Hidrógeno gris: es el que se obtiene del gas natural. Es la manera más extendida de obtener el hidrógeno, ya que es también la forma más económica. Sin embargo, es también muy contaminante, ya que producir una tonelada de hidrógeno supone expulsar de 9 a 12 toneladas de CO2. Se espera que el coste de producir H2 procedente del gas natural aumente en los próximos años, debido al aumento de los derechos de emisiones de CO2.

Hidrógeno azul: se obtiene también del gas natural, pero, a diferencia del hidrógeno gris, buena parte o la totalidad de las emisiones de CO2 se eliminan mediante un sistema de captura de carbono. Por lo tanto, es un proceso más limpio y respetuoso con el medio ambiente.

Hidrógeno verde: también llamado hidrógeno renovable, se consigue a partir de la electrólisis del agua, utilizando la electricidad procedente de fuentes renovables. Esta es la forma más sostenible de obtener H2, sin embargo, es también la más costosa. Este es, precisamente, su principal hándicap, aunque se espera que el coste vaya disminuyendo, a medida que descienden también los costes de las renovables y los electrolizadores.

Cómo se elabora el hidrógeno verde

Ya hemos dicho que el hidrógeno es el elemento químico más presente en el universo. Sin embargo, no está presente de forma pura, sino que hay que obtenerlo, separándolo de otras sustancias. El procedimiento para obtener el hidrógeno verde es relativamente sencillo. La electrólisis consiste en utilizar la electricidad para descomponer el agua en oxígeno e hidrógeno.

El problema es que este proceso sigue siendo, a día de hoy, bastante costoso. El reto está en conseguir que el proceso de electrólisis sea más barato y competitivo y, para ello, se necesita electricidad renovable y barata, así como una tecnología de electrolizadores eficientes.

Eficiencia del hidrógeno verde

El hidrógeno verde puede convertirse en energía o combustible para cubrir diferentes necesidades, no solo relacionadas con el transporte, sino también comerciales e industriales.

El hidrógeno puede utilizarse para el almacenamiento y transporte de energía renovable. Al ser una sustancia extremadamente ligera, el hidrógeno verde puede transportar energía a cualquier lugar donde se necesite. Por su parte, un ejemplo de almacenamiento sería cuando hay excedente de energía eólica, se puede utilizar para producir hidrógeno renovable que puede ser almacenado para usarlo cuando exista demanda.

Por otro lado, el hidrógeno verde se ha mostrado muy eficiente en las pilas de combustibles. En este caso se produce el proceso contario a la producción de hidrógeno. Éste es utilizado para producir electricidad para alimentar los motores eléctricos de algunos vehículos. El hidrógeno verde es utilizado cada vez más en el sector del transporte pesado por carretera y se está posicionando como el combustible del futuro también en trenes, barcos y aviones.

Ahora que ya conoces qué es exactamente el hidrógeno verde y las ventajas que su uso supone para la movilidad sostenible… ¿Te animas con los coches de hidrógeno?