cinturones embarazadas

¿Cuáles son los mejores cinturones de coches para embarazadas?

04 junio 2020

El embarazo es un periodo delicado para la mujer, en el que debe tomar muchas precauciones, también cuando conduce o viaja en coche. Existen todavía algunas dudas sobre si una mujer embarazada debe o no usar el cinturón de seguridad del coche, ante el riesgo de que pueda provocar algún daño al feto. En efecto, el cinturón puede no ser recomendable en algunos momentos, pero sí utilizar un cinturón para embarazada de coche. En este artículo, te vamos a aclarar todas tus dudas, vamos a decirte qué indica la normativa española sobre el uso del cinturón para embarazadas, cómo debe ponerse y cuáles son los mejores que puedes encontrar.

Te puede interesar→ Cómo ponerse correctamente el cinturón del coche

Qué dice la normativa

El cinturón de seguridad es obligatorio en España desde 1975 y, desde 1992, también en las plazas traseras. Se ha demostrado que utilizar el cinturón reduce el riesgo de muerte en un 80 por ciento. Además, no llevar puesto el cinturón implica una multa de 200 euros.

La seguridad al volante es una cuestión vital siempre, pero más cuando se trata de una mujer en cinta. Hasta el año 2016, el Reglamento General de Circulación permitía a una embarazada conducir sin utilizar el cinturón de seguridad, siempre que dispusiera de un certificado médico que constatara su estado de embarazo y la fecha aproximada de su finalización. Numerosos estudios han demostrado que el uso del cinturón de seguridad reduce el riesgo de fallecimiento y de lesiones, tanto para la mujer como para el feto. Por ello, la DGT extendió la obligación de usar el cinturón a las mujeres embarazadas.

Las mujeres embarazadas deben, por tanto, usar el cinturón de seguridad, pero deben seguir una serie de recomendaciones, sobre todo, en los tres primeros meses de gestación y en el último trimestre.

En el primer caso, durante el primer trimestre, la cantidad de líquido amniótico es escaso, por lo que el feto está menos protegido y, en caso de colisión frontal, el riesgo de sufrir hemorragias en el útero por desprendimiento de la placenta es mayor, lo que hace que no llegue suficiente oxígeno al feto.

Durante los últimos tres meses, la mujer embarazada debe extremar también las precauciones. En ese momento, el volumen del abdomen dificulta la conducción y hace que el uso del cinturón de seguridad sea más molesto. Pero ir desprotegido puede provocar que, ante un frenazo brusco, se adelante el parto o pueda sufrir algún traumatismo el bebé, al chocar la cabeza del bebé con la pelvis de la madre.

Cómo debe ponerse el cinturón del coche una embarazada

En primer lugar, vamos a explicarte cómo debe ponerse el cinturón de seguridad una mujer embarazada, para mitigar los riesgos de lesiones, aumentar la seguridad y conducir de una forma más cómoda. La legislación establece que el cinturón de seguridad debe ponerse entre los senos y la zona más baja posible sobre las caderas.

La banda horizontal del cinturón debe quedar colocada por debajo del abdomen, quedando suficientemente ajustada a la cadera y no se suba hacia el vientre. Nunca debe quedar por encima del abdomen porque puede presionar y dañar al feto. Por su parte, la banda diagonal debe quedar ajustada sobre el hombro y el pecho, evitando que roce el cuello y se sitúe sobre los senos. Es importante que las dos bandas del cinturón queden perfectamente ajustadas al cuello, con holguras, y se desaconseja utilizar objetos como cojines o pinzas.

Un mal uso del cinturón de seguridad puede provocar lesiones, como hematomas, rotura del útero, traumatismos, daños internos, desprendimiento de la placenta, entre otros. Por otro lado, no utilizar la banda diagonal puede provocar el llamado efecto submarino, que hace referencia a cuando, en caso de accidente, el cuerpo de la mujer se desliza hacia abajo.

A partir de cierto tiempo de gestación, usar el cinturón en el coche puede ser muy molesto, pero existen algunas soluciones para remediarlo. Se puede utilizar un cinturón de embarazada para coche que se adaptan mejor al cuerpo de la mujer, con ganchos que se ajustan en el asiento o con ganchos que mantienen la banda inferior del cinturón en la zona inferior del abdomen. Hay otros accesorios como chalecos especiales para embarazadas. todos son válidos para proteger mejor a la mujer durante el embarazo, ya sea mientras conducen o cuando viajan como pasajeras.

Los mejores cinturones de coche para embarazadas

Existen diferentes tipos de cinturones de coche para embarazadas. Lo más importante a la hora de elegir uno es que estén probados y homologados por la normativa europea ECE R16.

Si eres una mujer embarazada, puedes optar por un cinturón de seguridad con enganche entre las piernas, que permite colocar el cinturón lejos del vientre y proporciona confort. Otra opción es el cinturón para embarazadas de coche que consta de un sistema que se ajusta debajo del asiento con una cinta y permite que la mujer viaje de forma cómoda y segura. Este sistema se ajusta debajo de las piernas y no bajo el abdomen, lo que añade más seguridad que un sistema tradicional. 

La instalación de este cinturón es sencilla y se basa en un sistema universal que sirve para la gran mayoría de vehículos, siempre que los asientos tengan un hueco por debajo, entre el asiento y el respaldo. Además, a colocación de este cinturón no molesta a otros conductores que utilicen el coche y no lo necesiten. Este tipo de cinturón para embarazadas se puede usar desde el tercer mes de gestación y también después de un parto con cesárea. Asimismo, también es apto para personas que haya sido operadas del abdomen.

Hay otros cinturones que cuentan con cintas de doble fijación y consiguen que no opriman la barriga y protegen mejor al bebé. Se puede usar a partir de los dos meses de gestación hasta el mismo día del parto.

También existen alternativas al cinturón de coche para embarazadas, como algunos sistemas de retención. Es el caso de los cojines fabricados con material antideslizante que queda fijado al asiento del coche. Reduce la presión del cinturón en más de un 50 por ciento en caso de accidente y evita lesiones al feto. Es un sistema cómodo y seguro, se puede instalar en cualquier coche y es compatible con todo tipo de indumentaria, tanto en verano como en invierno.

Ahora ya sabes las opciones que tienes a tu disposición para que el cinturón de coche en el embarazo no sea ningún problema. Si aún tienes dudas sobre qué producto es mejor que utilices, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

En nuestra tienda Norauto tenemos un amplio catálogo de productos de seguridad y retención que podrán mejorar la comodidad del cinturón, como nuestros cubrecinturones.

¡Viaja siempre seguro con Norauto!