los mejores coches familiares del momento

Mejores coches familiares hasta el momento

En España, los coches familiares no han gozado nunca de mucha popularidad, a diferencia del resto de Europa, donde tienen una mayor cuota de mercado. De hecho, se venden más versiones con carrocería familiar que de la berlina de un mismo modelo. En Norauto queremos mostrarte los mejores coches familiares actualmente.

Sin embargo, la tendencia, cada vez mayor, hacia los SUVs ha hecho que este tipo de vehículos (igual que las berlinas o los monovolúmenes) hayan caído en desuso, a pesar de las numerosas ventajas que ofrece.

Características y ventajas de los coches familiares

Sport Tourer, Avant, Station Wagon, Station Break, Shooting Break… los puedes encontrar con diferentes denominaciones, pero todas significan lo mismo: el coche familiar o ranchera de toda la vida.

Este tipo de vehículo se basa en la versión berlina, pero, a partir del pilar C el diseño de la carrocería cambia, con un techo más largo y un portón trasero. Esto proporciona un maletero de mayor capacidad y un mejor acceso al mismo, gracias al portón.

Los coches familiares ofrecen varias ventajas si los comparamos, sobre todo, con sus principales rivales, los SUVs. Tienen un buen maletero, que es el principal argumento de compra de este tipo de vehículo. A veces, incluso, los coches ranchera tienen más maletero que un crossover equivalente. Además, en muchos casos, el acceso al maletero es más cómodo que en un SUV, al tener una boca de carga más baja.

Otra gran ventaja de los station wagon es el comportamiento dinámico. Aunque, generalmente, son un poco más pesados que la versión berlina correspondiente, son más ligeros que los todocaminos y más aerodinámicos, lo que beneficia al consumo. Y tienen un mejor comportamiento en carretera, gracias al centro de gravedad más bajo.

Fiat Tipo SW

El Fiat Tipo SW es uno de los coches familiares más compactos y también más económicos que puedes encontrar actualmente en el mercado. Cuenta con mucho espacio interior y un equipamiento suficiente, aunque algo desfasado, en comparación con otras alternativas. Pero la relación entre espacio y precio es excelente.

La gama de motores está compuesta por uno de gasolina 1.0 T3 turbo de tres cilindros FireFly, de 101 caballos y dos diésel: el 1.3 Multijet de 95 caballos y el 1.6 Multijet de 131 caballos. Todos van asociados a una caja de cambios manual, pero es de cinco o seis velocidades en función de la versión elegida.

Hyundai i30 CW

El Hyundai i30 CW es uno de los mejores coches familiares del mercado, por su tamaño compacto, diseño moderno y refinado, gran maletero y un precio bastante asequible. De hecho, el maletero ofrece una capacidad de 602 litros, una de las mayores entre sus rivales, y mucho mayor que cualquier SUV compacto equivalente.

Está disponible con tres motores de gasolina: 1.0 T-GDI de 120 caballos, 1.0 T-GDI Mild-Hybrid de 120 caballos y 1.5 T-GDi Mild-Hybrid de 160 caballos. Y dos Diesel: 1.6 Mild-Hybrid de 115 y 136 caballos. Se puede elegir con un cambio manual de seis relaciones o automático de doble embrague y siete velocidades.

KIA Ceed Tourer

Igual que ocurre con el Hyundai i30 CW, con el que comparte desarrollo, el Kia Ceed Tourer ofrece un gran espacio interior a un precio ajustado, así como un diseño fresco, sin olvidar los siete años de garantía que da la marca.

La gama de motores se compone de dos bloques de gasolina, un 1.0 T-GDi de 120 caballos y un 1.4 T-GDi de 140 caballos. Por otro lado, un diésel 1.6 CRDi con 116 y 136 caballos.

Toyota Corolla Touring Sports

En este caso, tenemos la única alternativa familiar con un sistema de propulsión híbrido. Está disponible con dos niveles de potencia, 122 y 184 caballos. Además, ofrece una buena calidad de construcción, un elevado equipamiento de seguridad y una buena dotación tecnológica en materia de conectividad. El espacio interior es amplio y el maletero grande.

Seat León Sportstourer

Esta es la versión familiar del Seat León. No es una de las opciones más económicas, pero, entre sus cualidades, destaca su buena calidad de construcción y su gran espacio interior. Es uno de los mejores coches familiares de su segmento por el gran espacio disponible para las piernas en las plazas posteriores.

La oferta de motores es muy amplia, con opciones diésel y de gasolina de tres y cuatro cilindros, con potencias entre 115 y 150 caballos, así como una híbrida enchufable, y con cambio manual o automático de doble embrague.

Audi A4 Allroad

El Audi A4 Allroad es la alternativa familiar de la popular berlina alemana, pero en una versión más campera. Además de por su carrocería familiar, se caracteriza por tener unas protecciones de plástico a lo largo de la carrocería y una mayor altura libre al suelo.

Como en todos los modelos de Audi, este familiar presume de una gran calidad de acabados, con materiales de una calidad excelente y un nivel de ajuste muy alto. Está disponible con dos motores diésel y uno de gasolina con cambio automático y tracción total.

Volkswagen Passat Variant

El Volkswagen Passat ha sido durante muchos años el rey de los coches familiares en Europa. De hecho, en Europa, Volkswagen vende muchas más unidades del Passat familiar que de la berlina.

Es uno de los familiares más amplios del mercado, con un espacio enorme en las plazas traseras y un maletero gigantesco, con 650 litros, uno de los más grandes que hay. La gama de motores comprende dos opciones de gasolina, dos diésel y una híbrida enchufable GTE.

Peugeot 308 SW

El 308 ha sido renovado este mismo año y, recientemente, hemos conocido la versión familiar, llamada SW (Station Wagon). Es, posiblemente, el coche familiar con el diseño más llamativo y agresivo, siguiendo el lenguaje de diseño reciente de la marca francesa.

Por dentro, ofrece un buen espacio para los pasajeros de las plazas traseras y el maletero declara una capacidad de 604 litros. Además, dispone de una boca de carga amplia.

Volvo V60

Y si hay un fabricante referente en la producción de vehículos familiares, ese es Volvo. Históricamente, la marca sueca ha fabricado algunos de los coches familiares más recordados, aunque tenían unos diseños demasiado cuadrados. La cosa ha cambiado mucho en la última década.

El Volvo V60 ofrece un buen espacio interior y un maletero de 529 litros, más grande que el de sus principales rivales. Todo ello, con un diseño muy elegante, una gran calidad de acabados y un equipamiento de seguridad muy elevado, como es habitual en Volvo.