microlino 2.0

Microlino 2.0: El coche eléctrico más pequeño del mercado

13 julio 2021

La industria del automóvil ha pisado el acelerador en cuanto a la electrificación. No solo los fabricantes tradicionales apuestan cada vez más por los vehículos cero emisiones, sino que también aparecen nuevos proyectos de movilidad eléctrica, como el Microlino 2.0, el coche eléctrico más pequeño del mercado y que pretende revolucionar la movilidad en la ciudad. A continuación, te contamos todo sobre este pequeño utilitario.

Microlino 2.0: un proyecto de Micro Mobility

El Microlino 2.0 es un coche pequeño completamente eléctrico que todavía se encuentra en fase de desarrollo, pero en una etapa bastante avanzada. Se trata de un proyecto de Micro Mobility, quien ya en febrero presentó un segundo prototipo y, ahora, han desvelado una tercera versión más completa.

En febrero, la empresa suiza afirmó que la producción de este microcoche eléctrico comenzaría este mismo año. Sin embargo, no ha vuelto a decir nada al respecto.  El proyecto, inspirado en el BMW Isetta, pretende mostrarnos cómo será la movilidad urbana y eléctrica, según Micro Mobility.

La empresa ha presentado un tercer prototipo del Microlino 2.0 que, según sus responsables, está muy cerca de la versión definitiva que veremos en las calles, tanto por su diseño exterior como interior. Por dimensiones y equipamiento, será un rival del Citroën Ami y se quedaría por debajo de otros utilitarios eléctricos, como el Seat Mii o el Renault Twingo Electric.

Basado en el BMW Isetta

El Microlino 2.0 es un pequeño utilitario eléctrico cuyo aspecto recuerda claramente a uno de los iconos de la historia del automovilismo, el BMW Isetta de los años cincuenta. Un coche muy pequeño, pensado para la ciudad, que, curiosamente, salvó a la marca alemana de la bancarrota.

Hoy, BMW es una marca sobradamente consolidada en el segmento premium. Pero en la década de los cincuenta vivía un momento muy difícil, debido a la caída en la producción de motocicletas. Esa situación no podía salvarla con los dos modelos que vendía en aquel momento, los BMW 303 y 507, dos coches de lujo bastante caros de producir y que no llegaban a un público amplio.

La marca bávara necesitaba urgentemente un vehículo barato con destino a un público numeroso. No olvidemos que todavía el país estaba saliendo de las cenizas de la II Guerra Mundial. La solución llegó de casualidad, como ocurre muchas veces en la vida, en el Salón del Automóvil de Turín de 1954, donde la italiana Iso Rivolta presentó el Iso Isetta.

Este coche no tuvo éxito en un país como Italia, donde el Fiat 500 se convertiría en el utilitario por excelencia. Así que BMW compró la licencia del Isetta, realizó algunos cambios en el diseño y en el chasis e introdujo un motor de 250 centímetros cúbicos y 12 caballos. El éxito del Isetta fue tremendo y se convirtió en un icono que hoy sigue teniendo sus adeptos.

Exterior del Microlino 2.0

Como decimos, el diseño exterior del Microlino 2.0 está muy influenciado por el BMW Isetta. Pero no de la versión definitiva, con cuatro ruedas, sino del prototipo de Iso Rivolta que presentó en el Salón de Turín, en 1954, que solo tenía tres ruedas. Efectivamente, el Microlino 2.0 es un vehículo de tres ruedas y con una única puerta para acceder a su interior, igual que en el Isetta.

Precisamente la apertura de la puerta es una de las mejoras que ha introducido Micro Mobility. Este nuevo prototipo incluye un nuevo mecanismo para abrirla, sustituyendo el tradicional pomo por un simple botón, lo cual, permite un diseño del vehículo mucho más sencillo. Destaca la presencia de los faros en los laterales, en un lugar donde normalmente se ubicarían los espejos retrovisores.

Por otra parte, la nueva versión del Microlino 2.0 presenta un nuevo techo panorámico de lona que permite conducir a cielo abierto, casi como un descapotable, aunque nunca será un cabriolet al uso. Este techo será de serie en las versiones más equipadas y se ofrecerá como opción en la versión de acceso.

Interior del Microlino 2.0

Dice la compañía propietaria del proyecto, no sin ironía, que en el pequeño coche eléctrico hay espacio suficiente para dos adultos y tres cajas de cerveza. Esto es así gracias a un maletero para nada desdeñable, que anuncia una capacidad de 220 litros, una cifra muy cercana a la de muchos utilitarios convencionales del mercado.

Se trata de un coche muy pequeño, con apenas 2,43 metros de longitud, 1,45 metros de alto y 1,50 metros de ancho. Con estas dimensiones, no podemos esperar un interior amplio. Aun así, dos personas podrán viajar perfectamente. Destaca el volante de tres radios y un diseño muy sencillo, evocando también aquí al Isetta clásico.

El salpicadero tiene un diseño muy minimalista, con una toma USB y tres indicadores. Está equipado con una pequeña pantalla digital para la instrumentación, aunque no ha trascendido su tamaño. Hay una segunda pantalla en la consola central para gestionar el climatizador y el sistema de infoentretenimiento.

Motor y prestaciones

Aunque el Microlino 2.0 se encuentra ya en una fase bastante avanzada de desarrollo, la empresa todavía no ha confirmado datos sobre su mecánica y prestaciones. Parece que montará un motor eléctrico de 15 caballos y unos generosos 100 Nm de par, que le aseguran un rendimiento notable y buena agilidad. Podría alcanzar los 90 km/h.

Además, podría equipar de serie una batería de 8 kWh con una autonomía de 125 kilómetros. También se ofrecerá una segunda batería más grande, de 14,4 kWh, que le proporcionará una autonomía de unos 200 kilómetros.

Todavía no hay fecha para su comercialización, pero su precio se situará alrededor de los 12.000 euros y será fabricado en Italia.

¿Qué te ha parecido el nuevo Microlino 2.0? No olvides dejarnos tu opinión en los comentarios.