servicio de motos cabify

Conoce el nuevo servicio de motos de Cabify

15 julio 2021

Las alternativas al vehículo privado y al transporte público no paran de aumentar en España, en lo que podemos denominar como el triunfo de la micromovilidad, gracias a multitud de servicios de alquiler de vehículos sostenibles como patinetes eléctricos o scooter. El más reciente es el servicio de motos de Cabify, gracias al acuerdo de la empresa de movilidad con MOVO.

De esta forma, cualquiera que lo desee puede utilizar el servicio de motosharing a través de la aplicación de Cabify para moverse por la ciudad de manera más fácil, segura y sostenible, olvidándose para siempre de los atascos y de los problemas de aparcamiento típicos de las grandes ciudades. Descubre, a continuación, el nuevo servicio de motos de Cabify.

Cómo funciona el servicio de motos de Cabify

Hasta ahora, Cabify era conocido, principalmente, por su servicio de transporte VTC. Pero, ahora, la plataforma de multimovilidad, ha lanzado un nuevo servicio de alquiler de motos eléctricas por minutos, gracias a la colaboración con MOVO, la startup de micromovilidad, que se encargará de toda la gestión operativa del servicio y de la investigación tanto en vehículos como en marketing. Cabify incluirá su imagen de marca en las motos y en los cascos y el alquiler se realiza mediante la aplicación de la plataforma.

Para utilizar el servicio de motos de Cabify, basta con entrar en la app y seleccionar “Conducir” en el menú inferior. Aquí hay que elegir la moto que quiera el usuario, que tendrá un precio de alquiler de 0,24 € por minuto. Al acercarse al vehículo, será suficiente con pulsar el botón “Empezar”.

Al reservar el vehículo en la primera ocasión, la aplicación solicitará el documento de identidad (DNI, NIE o pasaporte) y el permiso de conducir. El usuario únicamente deberá seguir las instrucciones realizando fotografías de ambos documentos para que el sistema realice la verificación correspondiente.

Clientes corporativos

El pasado mes de marzo, Cabify amplió el servicio de esta nueva solución de movilidad eléctrica a sus clientes corporativos, en concreto, autónomos y microempresas que sean clientes de Cabify para Empresas. Todos ellos pueden moverse también utilizando las motos eléctricas de la empresa MOVO.

Esta decisión fue adoptada por la plataforma de multimovilidad después de realizar una encuesta para determinar el interés de las empresas en utilizar servicios de movilidad alternativos. De esta forma, Cabify, que trabaja con más de 15.000 empresas en España, habilita este nuevo servicio de movilidad eléctrica, sostenible y segura, como alternativa al transporte público y privado.

La iniciativa responde a una demanda de sus clientes, que han solicitado tener a su disposición el servicio de micromovilidad eléctrica, con todos los beneficios de la plataforma de Cabify Empresas, como el control de gastos, la centralización y descarga de facturas o la posibilidad de realizar los pagos de todos los empleados desde una cuenta bancaria corporativa, entre otros.

Dónde opera el servicio de motos de Cabify

Actualmente, el servicio de motos de Cabify opera solamente en tres capitales españolas. El servicio empezó en Madrid y Barcelona y, desde junio, también está disponible en Málaga.

Las motos se desinfectan a diario, reforzando las zonas de mayor contacto, como los puños y el maletero, utilizando para ello productos recomendados. El maletero cuenta con dos cascos, porque la movilidad en moto también puede ser compartida. Los usuarios disponen de toallitas desinfectantes para que puedan usarlas antes y después de cada viaje.

Alternativas a las motos de Cabify

El motosharing está de moda y cada vez son más las empresas de alquiler de scooters eléctricas que llegan a las principales ciudades para ofrecer mejores soluciones de movilidad. Las motos eléctricas compartidas están inundando las ciudades y se están convirtiendo en una alternativa práctica, fácil, sostenible y muy cómoda.

Además de las motos de Cabify, hay muchas otras empresas que operan en diferentes ciudades españolas, como eCooltra, Muving o IoScoot. Todas cuentan con motos eléctricas de categoría L3 o L1, equivalentes a 125 y 50 centímetros cúbicos, aunque existen algunas diferencias en ellas.

Triunfo de la micromovilidad

Este nuevo servicio de motos de Cabify representa otro ejemplo del auge que está experimentando en España la micromovilidad, a través de multitud de soluciones de movilidad urbana y sostenible para los usuarios, como patinetes, bicicletas y motos eléctricas, así como las flotas de vehículos compartidos.

En los últimos, se ha acelerado el uso de estos servicios debido a dos factores. Por un lado, la mayoría de estos servicios de micromovilidad colaborativa se desenvuelven en lugares apropiados, como las grandes ciudades con gran densidad de tráfico. La micromovilidad facilita el transporte diario que, en muchas ocasiones, es incluso más rápido que el coche privado y proporciona mayor libertad a la hora de desplazarse y evitar atascos. Además, la micromovilidad se percibe como una forma de movilidad inteligente.

El segundo factor tiene que ver con aspectos económicos. En este sentido, la micromovilidad resulta muy favorable para la industria, porque a las empresas les resulta más fácil aumentar su flota de vehículos de movilidad personal en lugar de otras soluciones compartidas basadas en coches que tardan varios años para ser viables económicamente.

Por ejemplo, el coste medio de un patinete eléctrico oscila entre los 300 y 400 euros, una cifra anecdótica, en comparación con el precio de un coche eléctrico utilitario. Sin embargo, el scooter eléctrico se erige como la mejor solución desde el punto de vista de la viabilidad económica para las empresas.

Por último, hay que tener en cuenta que, mediante soluciones de micromovilidad, se pueden cubrir la mayoría de los desplazamientos que realiza un usuario medio. Según un informe elaborado por la consultora norteamericana McKinsey, entre el 50 y 60 por ciento de los desplazamientos que se realizan en la Unión Europea, Estados Unidos y China son viajes de menos de ocho kilómetros. Y también podría cubrir aproximadamente el 20 por ciento de los desplazamientos que se realizan en transporte público.

¿Tu también tienes tantas ganas como nosotros de probar el nuevo servicio de alquiler de motos de Cabify?