Movilidad alternativa. Dispositivos y ventajas

04 marzo 2020

Cuando escuchas movilidad alternativa en boca de alguien, seguramente en lo primero que piensas es en una bicicleta. Sin embargo, este término abarca hoy toda una serie de soluciones de transporte que van mucho más allá y que son cada vez más protagonistas de nuestras calles y ciudades. 

El mercado nos ofrece hoy varias alternativas al coche, autobús o cualquier otro medio de transporte tradicional. Sin duda, la bicicleta representa una de las principales opciones, sobre todo ahora que se presentan diferentes modelos que hacen más fáciles los trayectos, pero hay muchas otras. 

Veamos cuáles son los dispositivos más populares y qué ventajas tienen como medio de transporte.

Bicicleta eléctrica y pedelec 

También conocidas como e-bikes, las bicis eléctricas alcanzan cada día mayores cotas de demanda por parte de los amantes de la movilidad alternativa. Su principal ventaja reside claramente en el hecho de que permiten recorrer rutas cotidianas, incluso con cuestas pronunciadas, con mayor facilidad. El motor aporta la energía necesaria para ayudarnos en cualquier trayecto y su batería puede alcanzar una autonomía para 140 kilómetros.

La bicicleta eléctrica no solo es un medio de transporte, sino también un entrenador personal. Activa el sistema cardiovascular al tiempo que asegura el entrenamiento adecuado para los músculos y articulaciones.

Existe una confusión generalizada para distinguir lo que es una e-bike y un pedelec. Este último término se refiere a las bicis eléctricas cuyo motor requiere de pedaleo para funcionar, mientras que las e-bike pueden activarse sin necesidad de pedalear. De hecho, la normativa lo tiene en cuenta y considera ciclomotor a las bicis eléctricas que no necesitan la fuerza del pedal o que superan los 25 km/h.

Bicicleta plegable

Otra buena opción de vehículo de movilidad alternativa para la ciudad y trayectos cortos es la bicicleta plegable. ¿Su gran ventaja? Que puedes doblarla en cuatro, incluyendo los pedales, y guardarla, ocupando poco espacio, en casa, oficina, garaje o incluso puedes llevarlo contigo en el metro etc.

Estos modelos suelen contar con 6 velocidades y luces LED que te ayudarán con la visibilidad en el camino. Además tienen las cadenas recubiertas para que no se ensucie la ropa a la altura del tobillo.

Patinete eléctrico

Aparte de las bicicletas, la innovación tecnológica nos ha traído otras opciones de transporte. El patinete eléctrico es una de ellas. Hablamos de un vehículo que dispone de un motor de 250 W y puede alcanzar hasta los 25 km/h, respetando la limitación impuesta por las normativas locales.

Existen incluso modelos plegables, mucho más prácticos porque pueden guardarse ocupando poco espacio. El tiempo que necesitan para cargarse alcanza las 6 horas y su autonomía oscila entre los 10 y los 25 kilómetros.

Antes de comprar uno, eso sí, vigila su peso porque puede alcanzar fácilmente los 50 kg.

Hoverboard

El hoverboard ha alcanzado gran popularidad sobre todo entre los más jóvenes. Este vehículo, que funciona tras colocar los dos pies sobre una plataforma con dos ruedas, es de reducido tamaño y se guarda con facilidad. Algunos modelos de hoverboard incluyen, además, dos altavoces estéreos.

La batería necesita entre dos y cinco horas para recargarse, dependiendo del modelo, y su autonomía puede llegar hasta los 25 km. Alcanza una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora y supera pendientes de hasta 30 grados.

Requieren de equilibrio y un proceso de aprendizaje mayor que otros Vehículos de Movilidad Personal (MVP). Además, no está recomendado para trayectos largos.

Monociclo

En cuanto al monociclo, este puede ayudarte fácilmente a evitar los atascos de la ciudad. Es el único MVP que cuenta con una sola rueda, puede alcanzar los 20 kilómetros por hora y su principal ventaja reside en su reducido tamaño. El tiempo aproximado de carga de la batería es de entre 2 y 5 horas y cuentan con una autonomía de hasta 35 kilómetros. 

Movilidad alternativa: lo que no debes olvidar

A la hora de moverte en alguno de estos nuevos dispositivos es indispensable que tengas en cuenta medidas y accesorios que te ayuden a prevenir accidentes

Así como en el coche es imprescindible el uso del cinturón de seguridad, con las bicicletas eléctricas, patinetes, hoverboards o monociclos resulta primordial el uso de casco, guantes y el chaleco reflectante para ayudar a mejorar tu seguridad y visibilidad en las calles.

Igualmente, para ayudarte a mejorar tu conducción en la bicicleta, debes tener en cuenta sus luces delanteras y traseras. No olvides tampoco que cada vez más ciudades están regulando con normativas específicas el uso de los vehículos de movilidad alternativa, exigiendo en algunos casos seguros o licencias especiales para su conducción.

En conclusión

Como ves, existen numerosas alternativas para recorrer la ciudad o disfrutar de la naturaleza sin necesidad de combustible fósil. Ahora que conoces todas estas opciones y sus ventajas, ¿cuál te animas a probar? No lo pienses más y únete a la movilidad alternativa, por ti y por el medio ambiente. Encuentra tu medio de transporte adecuado en nuestra web.