Movilidad urbana eléctrica: los vehículos ecológicos han llegado para quedarse

20 mayo 2020

Es evidente que el futuro de la movilidad pasa por la electrificación de todo tipo de vehículos. Especialmente, en las grandes ciudades del mundo, donde la movilidad eléctrica urbana es necesaria y fundamental para reducir los elevados índices de contaminación. A esto hay que sumar las medidas restrictivas a la circulación de coches, sobre todo, con motores diésel, que están aplicando muchos ayuntamientos en las principales capitales del mundo.

Por ello, en los últimos años han proliferado un gran número de vehículos eléctricos, como bicicletas, patinetes, monociclos o motos, que se erigen como una alternativa real al transporte tradicional con vehículos impulsados por motores de combustión. Lo que demuestra el auge de la movilidad urbana eléctrica, en unos tiempos en los que la preocupación por el cambio climático ha cobrado mayor peso y este tipo de vehículos eléctricos suponen una solución para combatir la actual emergencia climática.

Momento de éxito y cambio con la movilidad urbana eléctrica

El éxito de estos medios de transporte, que permiten la movilidad urbana eléctrica, es cada vez más manifiesto, no solo por su respeto por el medioambiente y carácter sostenible, sino también por el ahorro económico que conlleva y por ser vehículos muy silenciosos. A esto hay que añadir un elemento no menos importante, como el de la diversión. Gracias a estos vehículos sostenibles, podemos movernos por las ciudades con mucha agilidad, divirtiéndonos y sin contaminar.

Por otra parte, otro aspecto fundamental que permite la consolidación de la movilidad urbana eléctrica es la capacidad de las ciudades para adaptarse a estos vehículos y permitir el desarrollo de infraestructuras, como estaciones de carga de baterías. Además, la mayoría de grandes urbes cuentan con muchos kilómetros de carriles bici por los que, además de las bicicletas tradicionales, también pueden circular los medios de transporte eléctrico más modernos.

A continuación, desde Norauto te ofrecemos varios ejemplos de movilidad eléctrica urbana, vehículos eléctricos de diferentes formatos, estilos y características para que puedas moverte por tu ciudad de forma sostenible.

Bicicleta eléctrica WAYSCRAL City W520

La bicicleta tradicional es uno de los medios de transporte favoritos para muchas personas en todo el mundo. En países como Francia o en el norte de Europa, la bicicleta representa el medio de transporte de referencia para miles de personas. La bicicleta eléctrica es uno de los vehículos sostenibles más demandados, porque se utiliza de forma muy similar a una bici convencional y porque se puede circular con ella por los mismo carriles bici.

La bicicleta eléctrica es un medio de transporte interesante, por ejemplo, para ir al trabajo, siempre que el tiempo lo permita. Hay quienes recelan del uso de la bici tradicional para esta función porque se llega muy sudado y es antihigiénico. Pero, con la bicicleta eléctrica, desaparece este problema. Otra ventaja importante es que puede suponer una alternativa interesante para personas que vivan en ciudades con grandes desniveles que no puedan afrontar por edad, estado físico o cualquier otra condición.

Recorre la ciudad a tu aire y disfruta de la conducción gracias al cuadro bajo de fácil acceso y a sus reducidas dimensiones. El diseño de la bicicleta eléctrica Wayscral City W520 no te dejará indiferente.

Patinete eléctrico Xiaomi Mi Electric Scooter

Puede decirse que el patinete eléctrico es el rey de la movilidad eléctrica urbana, superando notablemente a las bicicletas eléctricas en 2019. La explicación es muy sencilla. Los patinetes eléctricos son más fáciles de manejar, por su reducido peso, frente a las bicicletas, lo que los convierte también en un vehículo más cómodo y versátil. Incluso, hay marcas de coches que ya ofrecen algún tipo de patinete eléctrico como opción a la hora de comprar un vehículo nuevo, para llevarlo en el maletero y, así, poder acceder hasta donde el coche no pueda, por las restricciones al tráfico.

Actualmente, hay una gran variedad de patinetes eléctricos, desde los que cumplen una función puramente lúdica, destinado a los niños, hasta otros que ofrecen un rendimiento mayor, destinado a un público adulto. Tampoco faltan patinetes con altas prestaciones que alcanzan altas velocidades. También hay patinetes eléctricos que incluyen sillín, asemejándose más a un ciclomotor.

El patinete XIAOMI es plegable y está diseñado con un botón de encendido, un botón de limitación de velocidad y es de fácil manejo.

Hoverboard DENVER DBO-6501 

El hoverboard es un concepto de movilidad eléctrica urbana más reciente y que tiene un carácter más lúdico, aunque también se puede utilizar como medio de transporte. Se trata de un vehículo más futurista porque parece que se conduce solo, sin intervención de la persona que va encima.

Consiste en una plataforma con una rueda en cada extremo y dos espacios para posar los pies. El movimiento se consigue presionando con los pies delante, detrás o a los lados. O, dicho de otro modo. Si quieres moverte hacia adelante, tienes que echar el cuerpo hacia adelante; hacia atrás, para frenar o dar marcha atrás; y presionar sobre la pierna derecha o izquierda para girar.

Los hoverboards son muy parecidos a los segways, de hecho, funcionan con la misma tecnología. La única diferencia es la ausencia de manillar en los hoverboards.

Este hoverboard DENVER CBO-6501 te permitirá desplazarte por zonas urbanas a 15 km/h, con total libertad de movimientos.

Monociclo eléctrico

El monociclo eléctrico es muy parecido al hoverboard, en cuanto a funcionamiento, aunque añade un plus de dificultad. Es una forma de movilidad urbana eléctrica muy ágil y simple, que consiste en una rueda y dos bases a ambos lados sobre las que apoyar los pies. Como decimos, el funcionamiento es parecido al del hoverboard o segway, es decir, el movimiento se produce con el impulso de nuestro cuerpo hacia adelante, atrás o a los lados. El monociclo añade la dificultad de mantener el equilibrio, aunque es mucho más fácil de lo que parece.

Debido a su tamaño reducido, los monociclos eléctricos son muy ágiles y se pueden utilizar como medio de transporte complementario, por ejemplo, si vamos en autobús o tren hasta un lugar y continuamos en monociclo hasta el destino final, de una forma más cómoda y rápida.

Skate eléctrico

Un skate eléctrico es muy parecido a un monopatín de toda la vida, al que se le ha acoplado una batería plana en la base que impulsa las ruedas traseras, normalmente. A diferencia de los dos vehículos anteriores, el hoverboard y el monociclo, el skate eléctrico no se impulsa con nuestro movimiento, sino que lo manejamos desde un mando que llevamos en la mano.

También tenemos, por otra parte, los skates de una sola rueda, que sí funcionan de forma similar a los hoverbards y monociclos, presionando con el pie en la superficie delantera para avanzar y trasera para frenar.

Scooter eléctrico Wayscral E-start 

El scooter eléctrico es la forma más rápida de movilidad urbana eléctrica, ya que funcionan como los ciclomotores con motor térmico y pueden alcanzar los 45 km/h, la velocidad máxima permitida con el carnet de ciclomotor o AM. También las hay más potentes, pero ya requieren del carnet B.

Scooter eléctrico Wayscral E-start es una revolucionaria scooter con estética deportiva. Tiene un bajo consumo y una menor contaminación gracias a su nuevo motor de inyección electrónica mucho más eficiente. ¡Deja que te sorprenda!

Si algo es seguro, es que la movilidad urbana eléctrica está cada vez más presente en nuestra vida cotidiana y que tarde o temprano lo mejor es que nos adaptemos a ella y contribuyamos al transporte sostenible. 

Además, de los vehículos de movilidad urbano que hemos mencionado, existen otras formas de movilidad que seguro te sorprenderán.

Si estás interesado en adquirir cualquier vehículo de movilidad urbana eléctrica y no sabes por dónde empezar no dudes en contactarnos. En Norauto podremos asesorarte y ayudarte a elegir el mejor modelo para tí.