que es la movilidad sostenible inteligente

Movilidad inteligente y sostenible: vehículos y otras características

07 julio 2021

En el actual contexto de emergencia climática en el que nos encontramos, uno de los objetivos a medio y largo plazo de la mayoría de los países del mundo es la descarbonización del transporte, especialmente, el transporte terrestre, con el fin de conseguir una movilidad inteligente y sostenible que cuide más del medio ambiente.

En este sentido, la industria del automóvil lleva ya muchos años trabajando en el desarrollo de vehículo eléctricos con cada vez más autonomía y en el empleo de combustibles alternativos y sostenibles, como el hidrógeno, así como en el campo de la conducción autónoma y el coche conectado.

Movilidad inteligente y sostenible: objetivos

Antes que nada, es necesario dejar claro qué entendemos por movilidad inteligente y sostenible. Se trata de una forma de desplazarnos por las ciudades basada en el uso de la tecnología más avanzada, gracias a la red 5G y al Internet de las cosas, y con el menor impacto medioambiental posible.

Este concepto de movilidad se centra en tres aspectos claves: medio ambiente (eficiencia en el consumo energético), economía (maximizando la productividad) y sociedad (mejorando la calidad de vida de los ciudadanos). Y tiene los siguientes objetivos:

  • Reducir el impacto medioambiental
  • Mejorar la organización del transporte público
  • Control del tráfico
  • Dar importancia al ciudadano en el ámbito de la movilidad
  • Optimizar las plazas de aparcamiento y su gestión
  • Gestión de semáforos, señalética y paneles de información

Estrategia de la Unión Europea para un transporte verde y digital

A finales de 2020, la Unión Europea presentó su “Estrategia de movilidad inteligente y sostenible”, acompañado de un Plan de acción con 82 iniciativas para sentar las bases de un sistema de transporte verde y digital, más resistente a las crisis futuras. Este plan tiene como objetivo reducir las emisiones en un 90 por ciento en 2050.

Este proyecto de movilidad inteligente y sostenible contempla la colaboración público-privada, la renovación de las flotas de vehículos pesados, la inversión en infraestructuras y otros pilares importantes, como la digitalización del transporte y de la cadena logística, la intermodalidad, la reducción de las emisiones, etc. Y todo ello, contando con las nuevas tecnologías y soluciones de movilidad que aparecen continuamente.

Objetivos hasta 2050

De cara a 2030, el plan de la Unión Europea en el campo de la movilidad inteligente y sostenible marca una serie de objetivos que se deben lograr en tres fechas concretas: 2030, 2035 y 2050.

Hasta 2030:

  • Al menos 30 millones de coches sin emisiones recorran las calles de los municipios europeos
  • A menos 100 ciudades europeas produzcan un impacto neutro en emisiones derivadas de fuentes fósiles
  • El tráfico ferroviario de alta velocidad se duplique en la EU
  • Los desplazamientos en transporte colectivo de menos de 500 km sean neutros a las emisiones derivadas de fuentes fósiles
  • La movilidad autónoma se generalice
  • Se comercialicen con buques cuya navegación no impacte en el medioambiente

Hasta 2035:

  • Comercialización de aeronaves de gran tamaño cero emisiones

Hasta 2050:

  • Todos los vehículos, furgonetas, autobuses y vehículos pesados serán eléctricos
  • El tráfico de mercancías por ferrocarril se habrá duplicado
  • Transporte inteligente y sostenible a través de una red transeuropea de transporte (RTE-T) multimodal que proporcionará conectividad a alta velocidad

82 iniciativas

Como hemos dicho antes, la estrategia europea para una movilidad inteligente y sostenible tiene como objetivo último la reducción de las emisiones de CO2 en un 90 por ciento hasta 2050.

Este proyecto significa que, en los próximos años, el transporte deberá ser más sostenible, ofrecer alternativas ecológicas y los incentivos adecuados para impulsar la transición hacia la descarbonización. Estos son los objetivos, distribuidos en tres categorías definidas: sostenibilidad, inteligencia y resiliencia.

SOSTENIBILIDAD

Para conseguir un transporte sostenible, es necesario:

  • Conseguir una movilidad, urbana e interurbana más saludable, por ejemplo, duplicando el tráfico ferroviario de alta velocidad y ampliando la infraestructura para bicicletas en la próxima década.
  • Aumentar el tráfico ecológico de mercancías en 2050
  • Fijar el precio del carbono y ofrecer mejores incentivos a los usuarios, como adoptar medidas para ofrecer precios justos y eficientes en todos los modos.
  • Impulsar el transporte cero emisiones y de combustibles alternativos bajos en carbono, así como de la infraestructura relacionada.
  • Crear aeropuertos y puertos cero emisiones.

INTELIGENCIA

  • La movilidad estará basada en la innovación tecnológica y la digitalización. Para ello, será necesario:
  • Ofrecer una movilidad conectada, multimodal y automatizada
  • Promover la innovación y la integración de la data y la inteligencia artificial para lograr una movilidad más inteligente

RESILIENCIA

  • Por último, precisamente el transporte ha sido uno de los sectores más castigados por la pandemia del COVID-19. Para evitar crisis futuras, la Unión Europea propone:
  • Reforzar el mercado único, incluyendo la finalización de la red transeuropea de transporte, RTE-T, para 2030 y aumentar la inversión, tanto pública como privada, en la modernización de flotas en todos los modos.
  • Hacer que la movilidad sea equitativa, asequible y universal para todos los viajeros.
  • Mejorar la seguridad y protección en todos los aspectos, hasta acabar definitivamente con los accidentes de tráfico mortales.

El transporte, un sector clave

Para lograr una movilidad inteligente y sostenible en los próximos años es fundamental la descarbonización del transporte, ya que éste representa el 5 por ciento del PIB de la UE y da trabajo a más de diez millones de personas en Europa. El transporte es fundamental para las empresas europeas y las cadenas de suministros.

Pero el transporte tiene actualmente un notable impacto en el medio ambiente y en la sociedad, con la emisión de gases nocivos, ruido, accidentes, tráfico… Un dato importante: la cuarta parte de los gases de efecto invernadero de la UE proceden del transporte.

La modernización del transporte, a través de flotas de vehículos más ecológicos, y de las infraestructuras es clave para construir un transporte más respetuoso con el medio ambiente y, por tanto, caminar hacia la movilidad inteligente y sostenible.