piezas nuevas o piezas de desguace

¿Es buena idea utilizar piezas del desguace en vez de piezas nuevas?

20 julio 2021

A lo largo de la vida útil de nuestro vehículo, tenemos que acudir al taller varias veces, no ya para realizar las preceptivas operaciones de mantenimiento, cambio de neumáticos, etc., sino también para hacer reparaciones por alguna avería. A veces, esas reparaciones pueden requerir la sustitución completa de la pieza y elevar notablemente el coste. Es en estos casos cuando surge la idea de utilizar piezas de desguace.

A veces, tenemos que recurrir a utilizar piezas de desguace porque no encontramos la pieza de recambio original o la necesitamos con tanta urgencia que no queda otra que recurrir a un desguace a encontrarla. Usar piezas de desguace puede ser una buena idea, porque permite abaratar la reparación entre un 60 y 80 por ciento, algo muy importante en tiempos de crisis, pero es importante que tengas en cuenta lo que te vamos a contar en este artículo.

Aspectos importantes de las piezas de desguace

Lo primero que debes saber es que no todas las piezas de desguace merecen la pena. Pero antes, es necesario que conozcas algunas consideraciones. En primer lugar, las piezas de desguace son consideradas piezas de segunda mano. Por ello, la garantía aplicable es de, como mínimo, un año. No obstante, ese tiempo puede variar en función de:

  • Si la pieza se compra en el desguace como chatarra
  • Se trata de una pieza de desgaste: en este caso, el dato que se tiene en cuenta no es la garantía, sino la vida útil prevista en sus características técnicas.
  • Cuando la avería no se produzca por una pieza en mal estado, sino por un mal uso del cliente por parte del conductor: por ejemplo, pisar constantemente el pedal del embrague.

Garantía de las piezas de desguace

Otro punto a tener en cuenta es, sin duda, la garantía que tienen las reparaciones en los talleres. Esta garantía es de tres meses o 2.000 kilómetros en los vehículos particulares y 15 días o 2.000 kilómetros si la reparación es en un vehículo industrial.

El periodo de garantía cuenta desde la fecha de entrega del vehículo y tendrá validez siempre que el vehículo no sea manipulado o reparado por terceros. Si la pieza tiene una garantía mayor, se aplicará ésta. La garantía se entiende total, es decir, incluyendo materiales aportados, mano de obra, transporte, impuestos etc.

Piezas de desguace en una reparación cubierta por el seguro

Como hemos dicho al principio, no siempre acudimos a un desguace para encontrar piezas más baratas. A veces, puede ser la única solución porque la pieza que necesitamos solamente se encuentre ahí o la necesitemos urgentemente. Pero, puede surgir la duda de si, en caso de ser una reparación cubierta por el seguro, es una práctica aceptada o no.

Como señala Ganvam, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios, si se acuerda con el cliente previamente y se deja constancia por escrito, el taller puede utilizar piezas usadas o no específicas del modelo del vehículo que se va a reparar, siempre que el propio taller se responsabilice del buen estado de las piezas y de que éstas permiten una adaptación con garantía suficiente en el modelo de vehículo que se repara.

No obstante, hay una excepción importante: no se pueden utilizar piezas de desguace cuando se trata de elementos de los sistemas de frenado, suspensión y dirección del vehículo. En este caso no valdría la conformidad del cliente.

De todas formas, subraya Ganvam que el taller puede utilizar piezas usadas cumpliendo las condiciones indicadas anteriormente, tanto si se trata de una reparación cubierta por el seguro como de un servicio de reparación que presta a cualquier usuario. Pero el taller asume la responsabilidad de que esa pieza esté en perfecto estado, por lo que si la instala y no es así se le podría reclamar la responsabilidad correspondiente por los daños que pueda generar.

Requisitos de las piezas de desguace

  • Los talleres solo están autorizados para instalar aquellas piezas de desguace cuya utilización esté permitida por el Código de Circulación. Todas las piezas, así como el resto de elementos y conjuntos que los talleres utilicen deberán llevar fijada, de manera legible e indeleble, la marca del fabricante y, en su caso, la homologación del Ministerio de Industria Comercio y Turismo.
  • En el caso de las piezas pequeñas, como arandelas o pasadores, que por su tamaño no fuera posible fijar la marca, ésta deberá constar en etiquetas, marchamos o en el estuche que las contenga.
  • Al final de la reparación el cliente puede exigir al taller que le muestre y entregue las piezas, elementos o conjuntos que hayan sido sustituidos y el taller estará obligado a ello, salvo que el cliente expresamente le exima de dicha obligación.

¿Qué piezas de desguace merecen la pena?

Ahora sí, te explicamos cuáles son las piezas de desguace que realmente merecen la pena comprar. Ante todo, debes saber que el Real Decreto 1383/2002 del 20 de diciembre, sobre la gestión de vehículos al final de su vida útil, obliga a los desguaces de vehículos a convertirse en centros autorizados de descontaminación.

Cuando un coche llega a un desguace, se inicia un proceso de descontaminación y desmontaje de piezas para finalizar con el reciclaje del vehículo. Estas piezas son las que pueden reutilizar:

  • Motor: sin duda, la parte del coche más cara y, por tanto, donde más se puede ahorrar. En los desguaces se pueden encontrar motores en bloque y revisados, a un precio de entre 600 y 1.500 euros, muy por debajo de los 3.000-6.000 euros que puede costar uno nuevo.
  • Asientos: por unos 100 euros, es posible encontrar unos buenos asientos en un desguace y cambiar el interior del coche. Si los asientos incluyen airbag, será imprescindible comprobar la fecha de caducidad.
  • Paragolpes: es una de las piezas que más se compran en los desguaces. Si es imposible reparar tu parachoques, puedes encontrar la solución aquí por poco dinero.
  • Faros: unos faros de desguace pueden suponer un ahorro muy importante, con respecto a unos nuevos. Eso sí, debes asegurarte de que no están desgastados por el sol y que están impermeabilizados.

Ahora ya sabes un poco más sobre las ventajas e inconvenientes que puede tener comprar piezas de desguace. Recuerda que en Norauto disponemos de un amplio catálogo de recambios para vehículos al mejor precio y con garantía asegurada.