El camión de hidrógeno que tendrá más de 300 km de autonomía

19 mayo 2020

Aún se trata de un proyecto que suena muy futurista, pero es muy posible que, a finales de la próxima década, veamos por las calles el primer camión de hidrógeno. En ello se encuentra trabajando la Mitsubishi Fuso Truck and Bus Corporation, la división de vehículos industriales del fabricante japonés que pertenece al Grupo Daimler, a través de su división Daimler Trucks. Esta compañía ha presentado el primer prototipo de un camión eléctrico con pila de combustible que tendrá más de 300 km de autonomía.

La industria de la automoción está viviendo un periodo de transición hacia la electrificación. Es consciente de que el mundo atraviesa una emergencia climática contra la que hay que luchar. Esa lucha empieza por disminuir los altos niveles de contaminación. De hecho, ya son muchos los gobiernos que han anunciado la prohibición de vehículos con motores de combustión, sobre todo, diésel, en los próximos 20 años.

Por tanto, en este marco de preocupación ecológica, el futuro de la movilidad pasa por la producción de vehículos cero emisiones, sobre todo, vehículos pesados destinados al transporte de mercancías.

Un camión eléctrico con pila de combustible

Hace tiempo que la Daimler Trucks & Buses presentó su hoja de ruta para los próximos años, de cara al desarrollo de la movilidad sostenible, con una amplia gama de vehículos industriales cero emisiones, utilizando el hidrógeno como combustible. Una importante ofensiva eléctrica que demuestra el compromiso del fabricante alemán con los Acuerdos de París de 2016.

Ya en octubre del año pasado, Fuso presentó en el Tokyo Motor Show su primer prototipo de camión eléctrico propulsado por una pila de combustible alimentada por hidrógeno. Era el Mitsubishi FUSO Vision F-Cell. Y ahora, la división industrial japonesa presenta el Mitsubishi Fuso eCanter F-Cell, otro prototipo derivado del Vision F-Cell y que viene a demostrar que las intenciones del grupo Daimler van en serio.

Mitsubishi Fuso eCanter F-Cell

El Mitsubishi Fuso eCanter F-Cell es un nuevo camión eléctrico que funciona por hidrógeno, de menos de 7,5 toneladas. La marca no ha arrojado datos técnicos sobre potencia y prestaciones, pero sí ha afirmado que tendrá una autonomía de 300 km y que la recarga completa de su tanque de hidrógeno tardará menos de 10 minutos. Lógicamente, se trata de un prototipo en una fase inicial de desarrollo, pero nos adelanta el modelo final que veremos a finales de la próxima década, según la marca.

Aunque Fuso no ha ofrecido información técnica, es posible que comparta mecánica con el modelo anterior presentado en el Salón de Tokio 2019, el Mitsubishi Fuso Vision F-Cell, que también declaraba una autonomía de 300 km. Aunque es cierto que la compañía no especificó bajo qué ciclo de homologación obtuvo esa cifra. Este concept montaba un motor eléctrico de 135 kW, que se traducen en unos 181 caballos, apoyado en una batería de iones de litio de 40 kWh y varios depósitos de hidrógeno que podían almacenar hasta 10 kg de este combustible.

Otros camiones eléctricos de Daimler

El Grupo Daimler viene apostando por la movilidad sostenible desde hace tiempo. En 2017, llegaron los primeros camiones eléctricos Fuso eCanter a varios clientes europeos. Camiones ligeros, de menos de 7,5 toneladas y alimentados únicamente por baterías de iones de litio. De momento son producciones pequeñas, pero ya están dando servicio en numerosas empresas, especialmente, en compañías de logística como DHL, DB Schenker, Rhenus y Dachser, y también en flotas de transporte urbano y otras tareas.

Desde 2018, funciona en algunas capitales europeas, como Oslo, Berlín o Hamburgo, el Mercedes eCitaro, un autobús completamente eléctrico destinado al transporte urbano de pasajeros. Está previsto para 2021 que este autobús estrene una nueva generación de baterías de polímero de litio y, ya en 2022, una nueva versión con pila de combustible y mayor autonomía.

Y, de aquí a 2022, el Grupo Daimler tiene programado el lanzamiento de varios vehículos industriales eléctricos, como el Mercedes-Benz eActros y el Freightliner eM2.

Proyecto a largo plazo

Lo cierto es que el prototipo Mitsubishi Fuso eCanter F-Cell se encuentra todavía en una fase de desarrollo inicial, ya que la tecnología necesaria para producirlo es aún incipiente. Se trata de un vehículo que, en el mejor de los casos, no será una realidad hasta finales de la próxima década. Así lo reconoce Daimler, cuyo objetivo es conseguir emisiones locales neutras de CO2 en 2039, según palabras del propio jefe de Daimler Trucks & Buses, Martin Daum.

Pero, como todos los prototipos, nos proporciona un avance del futuro que nos espera. En general, la industria de la automoción está dando importantes saltos hacia la electrificación, aunque todavía queda mucho por hacer. Por ejemplo, en el desarrollo de una importante infraestructura para recargar las baterías y poder hacer viajes largos.

Acuerdo entre Daimler y Volvo

En este sentido, hay que señalar el acuerdo que han firmado recientemente el Grupo Daimler y Volvo. Aunque todavía no es vinculante, se trata de una alianza para desarrollar conjuntamente la pila de combustible y producirla a gran escala, con el foco puesto en vehículos pesados, como camiones y autobuses eléctricos.

Esto es importante porque, donde es más urgente la electrificación de los vehículos es, precisamente, en el sector del transporte con vehículos de gran tonelaje. Aquí es donde el hidrógeno adquiere una gran relevancia porque parece que se convertirá en una alternativa en los próximos años para reducir las emisiones de CO2 en el transporte terrestre. Sin embargo, el hidrógeno sigue siendo un campo poco explorado, porque es una tecnología muy cara, aunque existen algunos vehículos de hidrógeno en el mercado. Esto explica la unión entre Daimler y Volvo para reducir los costes que supone la fabricación de pilas de combustible de hidrógeno. De esta forma, acelerar el desarrollo de vehículos pesados cero emisiones dedicados al transporte.

El objetivo, según han reflejado ambos fabricantes en un comunicado, es que los primeros camiones de hidrógeno para cubrir largas distancias lleguen a medidos de la presente década, aunque no han concretado una fecha. Aún se trata de un acuerdo preliminar, pero debería ser firmado antes de final de año.

El camión de hidrógeno que tendrá más de 300 km de autonomía

19 mayo 2020

Aún se trata de un proyecto que suena muy futurista, pero es muy posible que, a finales de la próxima década, veamos por las calles el primer camión de hidrógeno. En ello se encuentra trabajando la Mitsubishi Fuso Truck and Bus Corporation, la división de vehículos industriales del fabricante japonés que pertenece al Grupo Daimler, a través de su división Daimler Trucks. Esta compañía ha presentado el primer prototipo de un camión eléctrico con pila de combustible que tendrá más de 300 km de autonomía.

La industria de la automoción está viviendo un periodo de transición hacia la electrificación. Es consciente de que el mundo atraviesa una emergencia climática contra la que hay que luchar. Esa lucha empieza por disminuir los altos niveles de contaminación. De hecho, ya son muchos los gobiernos que han anunciado la prohibición de vehículos con motores de combustión, sobre todo, diésel, en los próximos 20 años.

Por tanto, en este marco de preocupación ecológica, el futuro de la movilidad pasa por la producción de vehículos cero emisiones, sobre todo, vehículos pesados destinados al transporte de mercancías.

Un camión eléctrico con pila de combustible

Hace tiempo que la Daimler Trucks & Buses presentó su hoja de ruta para los próximos años, de cara al desarrollo de la movilidad sostenible, con una amplia gama de vehículos industriales cero emisiones, utilizando el hidrógeno como combustible. Una importante ofensiva eléctrica que demuestra el compromiso del fabricante alemán con los Acuerdos de París de 2016.

Ya en octubre del año pasado, Fuso presentó en el Tokyo Motor Show su primer prototipo de camión eléctrico propulsado por una pila de combustible alimentada por hidrógeno. Era el Mitsubishi FUSO Vision F-Cell. Y ahora, la división industrial japonesa presenta el Mitsubishi Fuso eCanter F-Cell, otro prototipo derivado del Vision F-Cell y que viene a demostrar que las intenciones del grupo Daimler van en serio.

Mitsubishi Fuso eCanter F-Cell

El Mitsubishi Fuso eCanter F-Cell es un nuevo camión eléctrico que funciona por hidrógeno, de menos de 7,5 toneladas. La marca no ha arrojado datos técnicos sobre potencia y prestaciones, pero sí ha afirmado que tendrá una autonomía de 300 km y que la recarga completa de su tanque de hidrógeno tardará menos de 10 minutos. Lógicamente, se trata de un prototipo en una fase inicial de desarrollo, pero nos adelanta el modelo final que veremos a finales de la próxima década, según la marca.

Aunque Fuso no ha ofrecido información técnica, es posible que comparta mecánica con el modelo anterior presentado en el Salón de Tokio 2019, el Mitsubishi Fuso Vision F-Cell, que también declaraba una autonomía de 300 km. Aunque es cierto que la compañía no especificó bajo qué ciclo de homologación obtuvo esa cifra. Este concept montaba un motor eléctrico de 135 kW, que se traducen en unos 181 caballos, apoyado en una batería de iones de litio de 40 kWh y varios depósitos de hidrógeno que podían almacenar hasta 10 kg de este combustible.

Otros camiones eléctricos de Daimler

El Grupo Daimler viene apostando por la movilidad sostenible desde hace tiempo. En 2017, llegaron los primeros camiones eléctricos Fuso eCanter a varios clientes europeos. Camiones ligeros, de menos de 7,5 toneladas y alimentados únicamente por baterías de iones de litio. De momento son producciones pequeñas, pero ya están dando servicio en numerosas empresas, especialmente, en compañías de logística como DHL, DB Schenker, Rhenus y Dachser, y también en flotas de transporte urbano y otras tareas.

Desde 2018, funciona en algunas capitales europeas, como Oslo, Berlín o Hamburgo, el Mercedes eCitaro, un autobús completamente eléctrico destinado al transporte urbano de pasajeros. Está previsto para 2021 que este autobús estrene una nueva generación de baterías de polímero de litio y, ya en 2022, una nueva versión con pila de combustible y mayor autonomía.

Y, de aquí a 2022, el Grupo Daimler tiene programado el lanzamiento de varios vehículos industriales eléctricos, como el Mercedes-Benz eActros y el Freightliner eM2.

Proyecto a largo plazo

Lo cierto es que el prototipo Mitsubishi Fuso eCanter F-Cell se encuentra todavía en una fase de desarrollo inicial, ya que la tecnología necesaria para producirlo es aún incipiente. Se trata de un vehículo que, en el mejor de los casos, no será una realidad hasta finales de la próxima década. Así lo reconoce Daimler, cuyo objetivo es conseguir emisiones locales neutras de CO2 en 2039, según palabras del propio jefe de Daimler Trucks & Buses, Martin Daum.

Pero, como todos los prototipos, nos proporciona un avance del futuro que nos espera. En general, la industria de la automoción está dando importantes saltos hacia la electrificación, aunque todavía queda mucho por hacer. Por ejemplo, en el desarrollo de una importante infraestructura para recargar las baterías y poder hacer viajes largos.

Acuerdo entre Daimler y Volvo

En este sentido, hay que señalar el acuerdo que han firmado recientemente el Grupo Daimler y Volvo. Aunque todavía no es vinculante, se trata de una alianza para desarrollar conjuntamente la pila de combustible y producirla a gran escala, con el foco puesto en vehículos pesados, como camiones y autobuses eléctricos.

Esto es importante porque, donde es más urgente la electrificación de los vehículos es, precisamente, en el sector del transporte con vehículos de gran tonelaje. Aquí es donde el hidrógeno adquiere una gran relevancia porque parece que se convertirá en una alternativa en los próximos años para reducir las emisiones de CO2 en el transporte terrestre. Sin embargo, el hidrógeno sigue siendo un campo poco explorado, porque es una tecnología muy cara, aunque existen algunos vehículos de hidrógeno en el mercado. Esto explica la unión entre Daimler y Volvo para reducir los costes que supone la fabricación de pilas de combustible de hidrógeno. De esta forma, acelerar el desarrollo de vehículos pesados cero emisiones dedicados al transporte.

El objetivo, según han reflejado ambos fabricantes en un comunicado, es que los primeros camiones de hidrógeno para cubrir largas distancias lleguen a medidos de la presente década, aunque no han concretado una fecha. Aún se trata de un acuerdo preliminar, pero debería ser firmado antes de final de año.