Qué bombillas lleva mi coche

Qué bombillas lleva mi coche: ¿cómo saberlo en 2 segundos?

¿Sabías que el 90% de lo que percibe el conductor lo hace a través de la vista? Por eso es tan importante contar con una luz adecuada y cambiar las bombillas en el momento que notes que no iluminan correctamente, ya sea por intensidad o por el color, así como si se encuentran fundidas.

Además de ser un motivo de seguridad, tanto propia como del resto de vehículos de la carretera, contar con las luces correctas es imprescindible para pasar la ITV. Así pues, es uno de los muchos aspectos que revisan en talleres como los de Norauto, en los que hacen una puesta a punto para pasar la ITV e incluso entregan y recogen el coche por ti.

A la hora de cambiar uno de los focos por el motivo que sea puede surgir la duda sobre cuál es el más adecuado para tu coche. A continuación te explicamos la forma de saberlo en cuestión de segundos.

¿Qué tipos de bombillas puede tener un coche?

Podemos diferenciar las luces que tiene un coche entre las que sirven para iluminar el trayecto al propio conductor (de cruce o cortas, de carretera o largas, intermitentes y antiniebla) y las que tienen el objetivo de alertar al resto de usuarios de la vía (de posición, intermitentes, de frenado y las de marcha atrás).

Para elegir las bombillas que mejor se adapten a cada luz de nuestro coche hay que tener en cuenta qué prestaciones ofrece cada una de ellas y cuál se puede instalar en el vehículo. Hay hasta 4 tipos de bombilla diferentes:

  • Bombillas halógenas. Son las más habituales y están formadas por tungsteno cubierto de un cristal lleno de gas. Ofrecen una gran vida útil y una luz muy intensa. Se suelen usar en los faros delanteros de los coches y las furgonetas, así como en las luces antiniebla delanteras.
  • Bombillas xenón. Suelen venir instaladas en vehículos nuevos de gama alta. La luz blanca que emite un gas llamado xenón es comparable a la luz diurna. Su precio es más elevado que las bombillas halógenas, pero su vida útil es tres veces mayor. 
  • Bombillas LED. Se pueden instalar en coches que no las llevan de fábrica, pero necesitan una homologación. Su vida útil es de hasta 10.000 horas y su consumo energético es muy bajo, aunque desprenden una gran cantidad de luz.
  • Bombillas láser. Son las más nuevas del mercado. Consumen menos energía que todas las anteriores e iluminan el doble que las luces LED. Además, permiten a los fabricantes hacer faros más pequeños o de distintas formas.

¿Cómo saber rápidamente qué luces lleva tu coche?

Para conocer fácilmente cuáles son todas las bombillas compatibles con tu vehículo, la web de Norauto cuenta con un apartado que te da la solución con tan solo indicar el número de matrícula (o, en su defecto, la marca y el modelo del coche). También podrás disfrutar de un diagnóstico del sistema de visión e iluminación de tu vehículo en tu centro Norauto para estar seguro de tener la máxima visibilidad en la carretera. 

Para elegir entre todas tus opciones, debes tener en cuenta las prestaciones que te ofrecen, la marca, y los diferentes modelos existentes, además del precio

Finalmente, solo te faltará cambiar las bombillas. En los coches modernos, esta operación de mantenimiento rutinario ya no resulta tan sencilla para llevarla a cabo uno mismo como en los más antiguos. Pedir cita en un centro Norauto es sin duda la opción más sencilla para la sustitución de tus bombillas, luces o intermitentes.