que es la red de carga Ionity

Conoce la red de Carga Ionity y dónde encontrarla

22 diciembre 2020

El futuro de la industria de la automoción pasa por el coche eléctrico. Eso es indudable, pero la realidad es que aún queda mucho para que un gran número de conductores puedan hacer largos viajes con un vehículo eléctrico, debido a la escasez de infraestructuras para recargar las baterías, como electrolineras y estaciones de carga rápida.

Precisamente para acabar con este problema, nació la red de carga Ionity, con el objetivo de instalar numerosos puntos de carga rápida distribuidos por toda Europa para que fuera posible viajar en coche eléctrico. A continuación, te explicamos qué es Ionity y dónde puedes localizar sus puntos de recarga.

Te puede interesar: Normativa de recarga de los vehículos eléctricos ACTUALIZADA

¿Qué es la red de carga Ionity?

La red de carga Ionity es una red de estaciones públicas de carga rápida de baterías y es el resultado de una joint venture creada a finales de 2017 por el Grupo Volkswagen (incluido Porsche y Audi), BMW, Ford y Daimler. Posteriormente, se ha unido el grupo Hyundai-Kia.

Ionity representa un proyecto de cooperación internacional dentro de la industria del automóvil para el desarrollo del coche eléctrico y muestra el compromiso de los fabricantes que lo integran en la movilidad sostenible. Esta joint venture negocia con infraestructuras previamente instaladas, en las que se incluye tanto el apoyo de empresas privadas como de instituciones públicas.

Las estaciones de carga Ionity utilizan el cargador estándar Combo 2 o CCS de carga rápida, en corriente alterna y continua y es compatible con la mayoría de vehículos eléctricos. La red permite potencias de hasta 350 kW y utiliza energías 100 por cien renovables, por los que los conductores de vehículos eléctricos sin emitir ningún tipo de emisiones.

De todas formas, hay que recordar que, aunque la red permita 350 kW, actualmente no existe ningún coche eléctrico que pueda soportar esa potencia. Sirva como ejemplo el Porsche Taycan o el Tesla Model S, que cuentan con sistemas de recarga más avanzados, y solo pueden cargar a 270 y 250 kW, respectivamente.

Ionity representa un paso importante hacia una movilidad eléctrica y sostenible real en toda Europa.

8 euros la recarga

El precio de la recarga en la red Ionity es el mismo en todos los países: 8 euros. En el Reino Unido, el coste es de 8 libras esterlinas y en Suiza, 8 francos suizos. Por su parte, los clientes que recarguen su coche eléctrico en una estación de cualquier país escandinavo, tiene que pagar 80 coronas noruegas, suecas y danesas.

Para cargar la batería en cualquiera de los puntos de recarga rápida, no es necesario llevar un cable para enchufar el coche ni tampoco tener ningún tipo de contrato con Ionity.

La app de Ionity

Los clientes disponen de una aplicación de Ionity que ofrece información sobre los diferentes puntos de recarga para tenerlos siempre localizados. La app también permite efectuar el pago de la recarga. Para ello, solo hay que escanear el código de barras de la estación, introducir los datos bancarios y autorizar el pago. Se puede acceder con una cuenta registrada o como invitado.

Ionity en España

La red de carga Ionity nació con un fin muy ambicioso, implantar una amplia infraestructura de cargadores rápidos por toda Europa para que fuera posible viajar en coche eléctrico. Y, aunque la pandemia del Coronavirus ha retrasado el objetivo de disponer de 400 estaciones en 2020 en toda Europa, la cifra se acerca a las 300, con otras 60 en fase de construcción.

Sin embargo, la situación en España es bien diferente, ya que Ionity no termina de penetrar con la suficiente fuerza. Actualmente, solo hay cinco estaciones de carga rápida activas, ubicadas en Campo de las Naciones (Madrid), Ariza (Zaragoza), Palleja (Barcelona), Vilasana (Lérida) y Puerto Lumbreras (Murcia).

Precisamente la última estación que ha entrado en funcionamiento ha sido la de Campo de las Naciones, en Madrid, inaugurando de esta forma, el primer corredor de carga ultra rápida de España, con cuatro estaciones de Cepsa en la autopista A-2, y conectando, así, Madrid y Barcelona.

Aparte de estas estaciones que ya funcionan a pleno rendimiento, hay otras ocho en fase de construcción, que se espera que empiecen a operar en 2021. Esas ocho estaciones Ionity se encuentran en Trigueros (Huelva), O Corgo (Lugo), Pobla de Lena (Asturias), Mérida, Imárcoain (Navarra), Martin de Yeltes (Salamanca) y Casabermeja (Málaga). Cuando estén en funcionamiento, habrá un total de 13 estaciones en toda España, si bien sorprende cómo la zona de Levante queda completamente huérfana, sin ningún punto de recarga.

Iniciativa Cepsa

Como vemos, la red de recarga Ionity sigue expandiéndose por la geografía española, pero a un ritmo mucho más lento que en el resto de Europa, lo que penaliza claramente la compra de coches eléctricos, al carecer de autonomía suficiente para viajar como se haría con un vehículo con motor de combustión.

La empresa española Cepsa es la encargada de instalar los puntos de recarga Ionity en España y Portugal, gracias al acuerdo que sellaron ambas partes en 2018. Por aquel entonces, se fijó el objetivo de instalar 100 puntos en estaciones de servicio Cepsa para 2020.

La realidad es muy diferente, no obstante, está previsto que, para 2021, haya un total de 35 estaciones de servicio Cepsa con cargadores Ionity, situadas en las autovías y autopistas con mayor volumen de tráfico de España, con capacidad de carga de hasta 350 kW.

Diferencia entre el norte y el sur de Europa

Como hemos dicho antes, el objetivo inicial de la joint venture era instalar 400 estaciones de carga rápida en 2020. Sin embargo, la pandemia del Coronavirus ha supuesto un frenazo a esas aspiraciones y va a cerrar el año con unas 290 estaciones, aunque hay otras en curso que podrían estar activas en 2021.

Aunque la ampliación de la red de recarga Ionity está siendo exponencial, hay que subrayar que ese crecimiento está siendo, a la vez, muy desigual, con una clara diferencia entre el centro y norte Europa con respecto al sur. La mayoría de los nuevos puntos de carga ultra rápida han sido instalados en países como Alemania, Bélgica, Suiza y Suecia.

En cambio, el sur apenas cuenta con una cobertura extensa, como demuestran España e Italia. Francia, otro país estratégico, cuenta con grandes extensiones sin ninguna estación y existe una gran distancia entre una y otra, lo que dificulta la movilidad en coche eléctrico.

Ahora ya conoces el proyecto de la red de carga Ionity y los avances que se esperan para 2021. Puedes seguir más noticias sobre movilidad sostenible en nuestro blog.