reducir el ruido interior de un coche

Cómo reducir el ruido interior de un coche para viajar cómodamente

A menudo, cuando se habla del confort de un vehículo, se deslizan aspectos como el confort de marcha o la ergonomía de los asientos. Pero se pasa por alto un elemento que no es menor, ni mucho menos, como es el confort acústico, esto es, el nivel de ruido que penetra en el habitáculo procedente de la rodadura, el sonido del motor o el viento.

Las diferentes marcas han mejorado de manera sustancial la insonorización del habitáculo de los coches hasta ofrece unos elevados niveles de confort acústico. Esto se traduce en un mayor silencio a bordo, lo cual, permite mantener la concentración en la carretera o tener una conversación sin tener que elevar la voz. Pero, si tu coche es antiguo, vamos a explicarte cómo reducir el ruido interior de tu coche.

Cómo mejorar el aislamiento acústico

Como acabamos de decir, el confort acústico es el nivel de ruido que entra en el habitáculo del coche. Este ruido normalmente procede de la rodadura de los neumáticos, del roce del viento con la carrocería, especialmente, cuando se circula a altas velocidades, y del sonido del motor.

Dependiendo del nivel de ruido que penetre, es decir, de los decibelios que alcance el sonido, el confort será mayor o menor. Cuanto más elevado sea el ruido, menor confort acústico habrá en el interior del coche.

Para reducir el ruido interior de un coche, los fabricantes recurren a lo que se conoce como aislamiento acústico, un elemento de protección contra la contaminación acústica procedente del exterior. Un vehículo bien aislado en este sentido es sinónimo de confort. Normalmente, cuanto más grande es el coche y mejor equipado está, mejor será el aislamiento acústico.

El proceso de aislar acústicamente un vehículo se denomina insonorización y consiste en instalar una serie de materiales que reduzca el ruido procedente del exterior y las vibraciones provocadas por la mecánica. Los coches más antiguos están peor insonorizados. Pero se puede reducir el sonido del interior de un coche, como te vamos a contar aquí.

Beneficios de un habitáculo insonorizado

No es lo mismo trabajar en absoluto silencio que hacerlo con el ruido de grúas y excavadoras procedentes de una construcción. Pues en el coche ocurre lo mismo. Demasiado ruido interior puede condicionar notablemente la conducción, especialmente, cuando se trata de trayectos largos.

  • Insonorizar el habitáculo del coche tiene numerosos beneficios:
  • Absorbe el ruido exterior y lo mitiga.
  • Favorece la acústica en el habitáculo, permitiendo disfrutar mejor del equipo de sonido o mantener una conversación entre los pasajeros.
  • Retrasa la aparición de cansancio y evita pérdidas de concentración al volante.
  • Según los materiales que se utilicen, se puede conseguir también un aislamiento térmico.

Cómo mejorar el aislamiento acústico del coche

Puedes reducir el ruido interior del coche insonorizando algunas partes, en función del presupuesto que dispongas. El proceso de insonorización lo puedes realizar tú mismo, aunque lo más recomendable es acudir a un taller mecánico especializado, ya que el acabado será mejor, sobre todo, en algunas zonas más difíciles de aislar, como el techo.

Para conseguir un buen aislamiento acústico, hay que impedir que el aire penetre por cualquier hueco libre. Esto es lo que genera ondas sonoras que se cuelan en el habitáculo y resultan molestas. ¿Qué partes del coche se pueden insonorizar?

  • El capó y el frontal, para aumentar el confort acústico del conductor.
  • Las puertas, introduciendo material aislante en el interior de los paneles. Para ello, primero hay que desmontar los paneles y luego volverlos a colocar.
  • El mismo proceso se puede realizar en el maletero, retirar el revestimiento y colocar material aislante.
  • Los cristales, uno de los elementos que más contribuyen al aislamiento acústico. Hay veces que una mala colocación de los cristales genera huecos por donde se cuela el aire y aumenta el ruido cuando se circula a alta velocidad por autovía. Puedes optar por montar cristales elaborados para reducir el ruido exterior.
  • La superficie alrededor de las ruedas, especialmente, en vehículos grandes, como todoterrenos o SUV. Es una zona que suele generar vibraciones y ruido, más aún cuando se circula por terrenos irregulares.
  • Techo y suelo, las partes que requieren un mayor trabajo, ya que hay que desmontar los tapizados, colocar los materiales aislantes y volver a montar todo. Se extraen los tapizados y se montan los materiales aislantes.

Materiales para reducir el ruido del habitáculo

Para mejorar el aislamiento acústico de un coche es necesario utilizar materiales aislantes de buena calidad, como el kit de insonorización de Norauto. Esto es fundamental para conseguir el resultado que estás buscando. Existen dos tipos de materiales, los paneles amortiguadores y los aerosoles.

Paneles amortiguadores

Es la mejor solución para reducir el ruido interior. Son unos paneles que tienen como finalidad mitigar las vibraciones y ruidos y se colocan en todas las partes del coche.

Aerosoles

Hay veces en las que no se pueden utilizar los paneles amortiguadores porque no quedan bien colocados. En esos casos, se puede recurrir a los aerosoles, cuyos resultados son buenos, pero no tanto como los anteriores, ya que no reducen las vibraciones.

El ruido del tubo de escape

Uno de los sonidos más molestos es el que emite el tubo de escape, aunque hay quien busca precisamente todo lo contrario, para conseguir un sonido más deportivo. Debes saber que, legalmente, el sonido del tubo de escape no debe sobrepasar los 87 decibelios. De lo contrario, no el vehículo no pasará la ITV y el conductor podría ser sancionado en un control.

Con las mejoras en el aislamiento acústico que te hemos descrito antes, se debería reducir el ruido del escape del coche. No obstante, si todavía el sonido es demasiado molesto, puedes recurrir a instalar un silenciador.

A veces, los tubos de escape se deterioran debido a la corrosión por el vapor de agua que generan los motores de combustión o al impacto con el suelo al pasar por un guardia tumbado, por ejemplo. Esto puede afectar a la estructura del sistema de escape y deformar el sonido, aumentando el ruido.

Si el escape de tu coche hace más ruido de lo normal, es posible que esté estropeado y tengas que arreglarlo. Si no es así, pero quieres reducir el ruido que hace, lo mejor será instalar otro silenciador, además del que ya incorpora de serie.

Recuerda que en nuestra tienda online encontrarás todo lo necesario para reducir el ruido interior de tu coche. No dudes en consultarnos cualquier duda que tengas.