como reparar una rueda pinchada

Cómo reparar el pinchazo de una rueda

26 mayo 2021

Seguro que alguna vez te ha pasado. Estás circulando por una carretera y, de repente, sientes que algo no va bien. Notas que el volante vibra más de lo normal y no eres capaz de mantener la trayectoria recta del coche. No hay duda, se trata de un pinchazo. Una situación desagradable que puede fastidiarte tu viaje.

Lo normal en estos casos es pararse en un lugar seguro de la carretera para sustituir la rueda pinchada por la de repuesto o utilizar el kit repara pinchazos. Pero ambas opciones sirven para continuar la marcha en ese momento, no para arreglar la rueda dañada. Hoy, queremos explicarte cómo reparar un pinchazo en una rueda.

¿Cuándo se puede reparar el pinchazo de una rueda?

Antes de entrar en materia, es preciso preguntarse cuándo procede reparar un pinchazo, porque no siempre es posible. ¿Por qué? Los neumáticos actuales no tienen cámaras, sino que incluyen una cavidad estanca que crean con la llanta donde se introduce el aire. Normalmente, un pinchazo puede arreglarse si el daño se produce en la banda de rodadura. Pero hay veces en las que no es posible:

  • En primer lugar, en caso de reventón o un corte importante.
  • Cuando el pinchazo se produce en el perfil del neumático.
  • Cuando el pinchazo se produce en la banda de rodadura, pero es tan profundo que ha provocado daños internos.
  • Cuando el pinchazo se produce en el hombro del neumático, es decir, en la zona entre la banda de rodadura y el flanco.

Por otro lado, dentro de la variedad de neumáticos que podemos encontrar en el mercado, hay algunos que no pueden repararse. Es el caso de los neumáticos Run Fat y los Contiseal. Los primeros incluyen unos refuerzos de goma en los flancos que les permite seguir circulando sin aire durante unos kilómetros, según la carga del vehículo, aunque sin superar los 80 km/h.

En cuanto a los neumáticos Contiseal, cuentan con una banda naranja de protección en el interior y pueden seguir circulando, siempre que el pinchazo no sea demasiado profundo. En ambos casos, el neumático no puede ser reparado y debe ser cambiado.

Cómo reparar el pinchazo de una rueda de coche

Existen varias soluciones para ejecutar la reparación de un pinchazo de rueda. A continuación, te las detallamos:

Sustituir la rueda

La primera solución es la más recurrente, sustituir la rueda pinchada por la de repuesto. Ésta debe ser idéntica a la que se reemplaza y debe estar en óptimas condiciones. Aunque, en realidad, muchos coches actualmente no incluyen una rueda de repuesto de tamaño natural por falta de espacio. En su lugar, cuentan con una rueda auxiliar, conocida popularmente como “galleta”, con la que no se puede sobrepasar los 80 km/h. O bien, utilizar el kit repara pinchazos.

Kit repara pinchazos

Cada vez son más las marcas que recurren al kit repara pinchazos en lugar de instalar una rueda de repuesto. La explicación no es otra que priorizar el espacio en el maletero, además de ahorrar costes. Sin embargo, este kit no es tan eficaz como una rueda de repuesto.

Solo es efectivo cuando el pinchazo es en la banda de rodadura y no supera los 3 milímetros de profundidad. Además, se trata de una solución temporal, para salir del paso. Cuanto antes, el neumático debe ser sustituido. Se utiliza introduciendo un pegamento líquido que se convierte en espuma.

Reparación de pinchazo con mecha

Esta es una solución más casera. Consiste en agrandar ligeramente el agujero del pinchazo e introducir la mecha que previamente se ha colocado en un útil específico. Luego hay que tirar del útil hacia fuera y recortar toda la parte de la mecha que ha quedado fuera. Por último, hay inflar el neumático para que recupere la presión.

Parches de reparación

En este caso, se trata de un método que solo se puede realizar en un taller especializado. Aquí, el neumático se desmonta de la llanta y se trabaja desde el interior de la banda de rodadura. Se inserta un parche que cubre la zona del pinchazo.

Sustitución de la válvula

A veces, un neumático puede perder aire, no por un pinchazo, sino porque la válvula esta deteriorada y es incapaz de mantener la presión en el interior. La válvula se puede sustituir sin tener que desmontar el neumático, mediante unos kits de sustitución.

Cómo evitar un pinchazo

Te hemos contado cómo reparar un pinchazo de una rueda. Pero, quizá, sería también interesante saber cómo evitar un pinchazo. Siempre es mejor prevenir que curar y, si puedes evitar un momento desagradable, mucho mejor.

Es verdad que nadie está exento de sufrir un pinchazo en cualquier momento. En las carreteras podemos encontrar cualquier elemento, como clavos, tornillos, cristales, pero también rozar un bordillo bruscamente. Con cualquiera de esos ejemplos los neumáticos podrían verse dañados.

No obstante, podemos darte una serie de consejos prácticos para reducir las posibilidades de sufrir un pinchazo y evitar que tengas que pararte para cambiar una rueda o utilizar el kit repara pinchazos.

Controla el estado de los neumáticos

El primer consejo es básico, no solo para evitar pinchazos, sino para garantizar tu seguridad. Los neumáticos son el único elemento de contacto con el suelo y deben estar en perfecto estado. Debes controlar que el dibujo tenga la profundidad adecuada, siempre por encima de 1,6 milímetros. Cuanto mayor es la profundidad, más difícil es que un elemento punzante atraviese la banda de rodadura.

Del mismo modo, vigila que los neumáticos tengan la presión que indica el fabricante. Circular con una presión incorrecta, ya sea por exceso o por falta, hace que el neumático sea más vulnerable.

Cuidado con los bordillos

Ten cuidado a la hora de rozar un borillo. Si lo haces con poca velocidad, lo normal sería que no ocurriera nada, aunque siempre existe el riesgo de pellizcar el flanco del neumático y romperlo. Si golpeas un bordillo con una velocidad elevada, los daños pueden ser mayores y, tanto la llanta como el neumático pueden sufrir deformaciones internas.

Asfaltos deteriorados

Evitar circular por carreteras cuyo asfalto esté muy deteriorado, así como por caminos de tierra. Los baches pueden tener un filo contundente que puede cortar el neumático. Si no queda más remedio que pasar por una superficie en mal estado, debes hacerlo despacio y esquivando todos los elementos en la medida de lo posible.

Ahora ya sabes como reparar el pinchazo de una rueda. Aunque recuerda que siempre es mejor opción llevar una rueda de repuesto contigo. ¡Esperamos haberte sido de gran ayuda!