ventajas de la bicicleta plegable

Beneficios de usar una bicicleta plegable con motor eléctrico

13 agosto 2021

En los últimos años, han aparecido una gran cantidad de soluciones de movilidad eléctrica que permiten a los usuarios desplazarse por la ciudad de manera ágil y rápida. Entre esas soluciones, una de las más destacadas es la bicicleta plegable con motor eléctrico, una opción muy interesante para el ciclista urbano.

Las bicicletas eléctricas urbanas plegables aúnan lo mejor de una bici plegable y una bici eléctrica. A continuación, te vamos a contar todo sobre este medio de transporte, así como sus beneficios y desventajas.

Bicicleta plegable con motor eléctrico

Como hemos mencionado antes, las bicicletas eléctricas urbanas plegables son una fusión entre una bicicleta plegable y otra eléctrica. Esto la convierte en la mejor opción para aquellos que cubren distancias relativamente largas para ir a trabajar o a estudiar, por ejemplo. Por dos motivos:

  1. Al plegarse, ocupan mucho menos espacio que una bicicleta convencional y eso hace que se pueda combinar con otros medios de transporte. Por ejemplo, utilizar el tren o el autobús y luego continuar en bici hasta el lugar de destino.
  2. El motor eléctrico hace que sea más fácil cubrir largas distancias que antes no era posible. Gracias al pedaleo asistido, el usuario se cansa menos y puede pedalear durante más tiempo.

Beneficios de una bicicleta eléctrica plegable

Vamos con los beneficios de utilizar una bicicleta plegable con motor eléctrico:

  • Ocupan menos espacio: la ventaja más clara es que este tipo de bicis eléctricas ocupan mucho menos espacio del que requiere una bici convencional. Se pueden guardar fácilmente en cualquier rincón de la casa o del garaje, por muy pequeño que sea. Incluso en un trastero. Su capacidad para plegarse, las convierte en una opción muy recomendable para aquellas personas apartamentos pequeños o que no disponen de un sitio adecuado en su lugar de trabajo para dejarla. Tan sencillo como doblarla y colocarla en un rincón.
  • Intermodalidad: otra ventaja importante de las bicicletas plegables con motor eléctrico es la intermodalidad. ¿Qué significa esto? Ya hemos pasado por encima antes. Estas bicicletas permiten combinar mejor el uso con otros medios de transporte, algo muy importante para las personas que tienen que recorrer largas distancias hasta su destino.
  • Como usuario de una bicicleta plegable eléctrica, puedes salir desde tu casa hacia una parada de autobús o a la estación de tren. Una vez te bajes del autobús o tren, puedes armar tu bici para seguir hasta tu destino final. Y todo ello sin cansarte demasiado ni llegar completamente sudado.
  • Más difícil de robar: estas bicicletas son más difíciles de robar, por una sencilla razón: como ocupan menos espacio, se puede subir a casa o al trabajo y, por tanto, no es necesario dejarla en la calle encadenada ni comprar candados u otros sistemas antirrobo.
  • Fácil de transportar: otra ventaja destacada es que las bicicletas plegables eléctricas se pueden transportar más fácilmente en el coche. Para cargar con una bici convencional, se necesita algún tipo de portabicicletas. Pero, con una bici plegable, la puedes meter en el maletero, junto con el resto del equipaje.
  • Precio de reventa competitivo: normalmente, las bicicletas plegables con motor eléctrico tienen un buen precio de reventa, siempre que se encuentre en buen estado de mantenimiento, así como la batería.

Desventajas

Pero no todo son ventajas. También hay algunos inconvenientes que conviene tener en cuenta:

  • Más sensibles en terrenos irregulares: las bicicletas eléctricas urbanas plegables suelen tener un tamaño más reducido que las convencionales y unas ruedas de 16 a 20 pulgadas. Esto hace que se perciban más las irregularidades del terreno por el que circula. Cuanto más pequeño sea el diámetro de la rueda, más se sienten los baches y el asfalto rizado.
  • Más difícil de personalizar: al ser bicicletas menos populares que otros modelos, resulta más difícil encontrar accesorios de personalización. No obstante, el público empieza a interesarse cada vez más por este tipo de vehículo y, poco a poco, van apareciendo accesorios específicos para este tipo de bicicleta.
  • Son más caras: las bicicletas plegables con motor eléctrico son claramente más caras que las convencionales, debido a que incluyen muchas partes diseñadas específicamente para este tipo de bicicletas. En cambio, las bicicletas eléctricas convencionales utilizan más componentes con medidas estándar que abaratan el coste.

Es posible que, por el precio de una plegable, puedas llegar a una bici eléctrica de gama superior. Aunque, si tu prioridad es llevarla con facilidad a todas partes y guardarla fácilmente en casa, el modelo plegable tendrá más valor.

  • Algunos modelos son menos portables: no todas las bicicletas plegables eléctricas son tan fáciles de mover. Hay algunos modelos que son más pesados que otros, otros con una configuración más incómoda… Si necesitas una bici con una buena capacidad de plegado para moverte, tendrás que prestar más atención a este aspecto.

No son bicis de carretera o montaña

Por último, hay una cosa que debe quedar clara. Las bicicletas eléctricas urbanas plegables son bicicletas para realizar trayectos por la ciudad. No son bicicletas de carretera ni de montaña. Si quieres una bicicleta eléctrica con la que salir fuera de la ciudad, podrías mirar otro tipo de modelos, como las bicicletas todocamino eléctricas, que sí permiten afrontar rutas largas con más seguridad.

Las bicicletas plegables eléctricas no ofrecen un gran confort cuando se abandona el asfalto o el carril bici de las ciudades, debido al tamaño de sus ruedas. Ten presente esto antes de realizar tu compra.

Si buscas asesoramiento para comprar tu bicicleta eléctrica plegable no dudes en acudir a una de nuestras tiendas. En Norauto estaremos encantados de ayudarte a encontrar la mejor opción.