como cambiar las escobillas del limpiaparabrisas

Cómo y cuándo cambiar las escobillas del limpiaparabrisas

28 septiembre 2021

Es un elemento que pasa casi desapercibido para una gran mayoría de conductores y, sin embargo, es fundamental para conducir con seguridad cuando las condiciones climatológicas no son las mejores. Nos estamos refiriendo a los limpiaparabrisas. En este artículo te vamos a explicar cómo y cuándo hay que cambiar las escobillas de los limpiaparabrisas.

Los limpiaparabrisas son un elemento esencial para la seguridad, porque son los que garantizan la visibilidad del conductor cuando llueve o nieva y también porque limpian el parabrisas cuando está sucio. Sustituir las escobillas en el momento preciso es una de las operaciones de mantenimiento más sencillas y necesarias, pero también olvidadas. Vamos a ver cómo cambiar los limpiaparabrisas del coche paso a paso.

¿Por qué cambiar las escobillas limpiaparabrisas?

Si las escobillas de los limpiaparabrisas de tu coche están en mal estado, puede restar hasta un 20% de visibilidad y poner en riesgo tu seguridad. Por no hablar de lo peligroso que puede resultar conducir bajo lluvia intensa o nieve con unas escobillas que no limpian bien y dejan suciedad.

Te puede interesar→ 10 Consejos para conducir en invierno

La visibilidad es fundamental para conducir con seguridad y los limpiaparabrisas son los encargados de proporcionar la visibilidad correcta en condiciones de mal tiempo. Unas escobillas en mal estado no solo juegan en contra de tu seguridad, sino que además pueden deteriorar el cristal del parabrisas, rayándolo. Y está claro que es mucho más barato cambiar unas escobillas que un parabrisas.

¿Cuándo cambiar las escobillas del coche?

Cambiar las escobillas de los limpiaparabrisas es una operación que debe hacerse, generalmente, cada año y medio o dos años. Este intervalo de tiempo dependerá de las condiciones de las escobillas y del uso que haya tenido. Hay algunos detalles que avisan de cuándo deben ser reemplazados, aunque los más importantes son dos:

  • No limpian bien: es el síntoma más evidente de que las escobillas no están bien. Si ve que, cada vez que pasa, deja sucio el cristal o con algunas partes sin limpiar, es que están deterioradas. Puede que se hayan desgastado por el uso o debido al frío o el sol.
  • Hacen ruido: es otro indicio claro. Si notas que cuando los limpias recorren el parabrisas hacen ruido, es porque la goma de la escobilla se ha endurecido o hace demasiada presión. Ante esto, debes sustituir rápidamente las escobillas, ya que pueden rayar el cristal.

Cómo cambiar las escobillas limpiaparabrisas paso a paso

Cambiar los limpiaparabrisas del coche es una de las operaciones de mantenimiento más sencillas de realizar, pero es necesario seguir algunas recomendaciones para hacerlo correctamente y evitar un mal funcionamiento.

  1. Comprar escobillas compatibles y de calidad: no todas las escobillas que se venden sirven para cualquier vehículo. Dependiendo del modelo de coche que tengas, tendrás que asegurarte de que las escobillas limpiaparabrisas que eliges son compatibles. Las escobillas varían en función de la longitud y del tipo de anclaje, pero, además, hay escobillas planas de plástico o escobillas metálicas convencionales.

También puedes optar por comprar un recambio del limpiaparabrisas original de tu coche o una pieza universal. En este caso, suelen venir con varias piezas de anclaje para que elijas la que se adapta a tu modelo. En Norauto te recomendamos que compres unas escobillas de calidad para garantizar un barrido correcto.

  1. Levantar el brazo móvil y ponerlo en vertical: a continuación, debes situar el coche en un lugar cómodo, resguardado de posibles inclemencias del tiempo. Una vez hecho esto, coloca el brazo móvil de los limpiaparabrisas en vertical y despegado del parabrisas. 

Así será más cómodo hacer el cambio. En algunos coches hay que levantar el capó antes de elevar el brazo del limpiaparabrisas.

  1. Extraer la escobilla deteriorada: este paso no siempre es sencillo. Para extraer la escobilla antigua, en algunos modelos hay que retirar un embellecedor. Encontrarás el sistema de anclaje con una pestaña o varias pestañas que hay que presionar para soltar la escobilla. Si ves que está bloqueada, asegúrate de que estás pulsando con fuerza la pestaña para desbloquearla.

En algunos modelos de limpiaparabrisas el proceso de instalación es aún más sencillo ya que solo hay que presionar un botón tanto para quitarlo como para ponerlo. Si tienes alguna duda de cómo funciona el mecanismo que sujeta la escobilla, en el reverso de la caja vienen las instrucciones.

  1. Coloca la escobilla nueva: ahora hay que hacer el procedimiento contrario al paso anterior. Es también sencillo y, con la práctica, podrás realizarlo, incluso, con una sola mano. Es importante que la escobilla nueva encaje bien. 

Oirás un ‘clic’ que te avisará de que ya está bien colocada. Puedes comprobar que está bien anclada tirando de la escobilla. Si no sale, puedes pasar al paso siguiente.

  1. Repetir el mismo proceso con la segunda escobilla: el cambio de limpiaparabrisas debe hacerse por parejas, es decir, no es recomendable cambiar solo una de las escobillas, ya que el barrido no sería homogéneo. Además, los recambios se venden en parejas por lo que no merece la pena. 

Hace algunos años, había algunos coches que tenían un único limpiaparabrisas que barría todo el cristal. Solo tienes que repetir los dos pasos anteriores.

  1. Comprobar el funcionamiento de las nuevas escobillas: ya has colocado las nuevas escobillas y solo queda comprobar que funcionan correctamente. Para eso, solo tienes que poner en marcha el motor y activar los limpiaparabrisas. 

Si funcionan bien, habrás terminado. Si no es así, tendrás que quitar de nuevo las escobillas y repetir la operación, asegurándote de que quedan bien ancladas.

¿Cuánto cuesta cambiar las escobillas?

Cambiar las escobillas de los limpiaparabrisas es una operación barata. El precio de unas escobillas nuevas oscila entre los 5 y 25 euros, dependiendo de la marca y del tipo de escobilla que necesite tu coche.

Se pueden encontrar desde escobillas genéricas en cualquier centro comercial hasta escobillas de marcas reconocidas como Bosch, Krawehi o Valeo. Norauto pone a tu disposición una amplia oferta de escobillas para los limpiaparabrisas a un precio muy competitivo.

Como ves, la sustitución de las escobillas es una operación muy sencilla y rápida, que puedes hacer tú mismo sin ningún problema. Revisa cada año el estado de las escobillas y, ante el menor signo de deterioro, cámbialas. Igualmente, no te olvides de utilizar un buen líquido lavaparabrisas para cuidar el estado del cristal.