como funciona el airbag

Cómo funciona el Airbag: cuando se acción y por qué

El airbag es uno de los elementos de seguridad pasiva del vehículo más importantes, junto con los cinturones de seguridad. Conocido también como SRS (Sistema de Seguridad Suplementario), ha sido (y sigue siendo) el responsable de haber salvado miles de vidas en accidentes de tráfico. Hoy, te explicamos cómo funciona el airbag, el sistema que más rápido se ha desarrollado y popularizado en el sector del automóvil.

Te puede interesar→ Qué hago si tengo un accidente de tráfico

Origen del airbag

Hay que decir que el airbag es más antiguo de lo que se piensa. Hunde sus raíces en la década de los 50, cuando un ingeniero norteamericano, John Hetrick registró la primera patente de un airbag, después de haber sufrido un accidente de tráfico con su familia.

Ese primer airbag concebido por Hetrick y patentado con el registro número 2.649.311, consistía en un balón de aire comprimido y unos primitivos sensores de presión para funcionar. Esa misma década, las grandes compañías, como General Motors, Ford o Daimler, comenzaron a realizar sus primeras investigaciones sobre este nuevo sistema que podría salvar vidas.

A lo largo de los años 50 y 60, irían apareciendo diferentes sistemas que iban mejorando el funcionamiento del airbag, pero no sería hasta los 70 cuando aparecería el primer coche producido en serie equipado con un airbag, Fue el Old Mobile Toronado de 1973. En 1981, Mercedes-Benz instaló de serie el airbag en el Clase S W126, siendo el primer vehículo en Europa equipado con airbag.

Qué es el airbag

El airbag es un dispositivo que se instala en los vehículos como complemento de los cinturones de seguridad. Es decir, el airbag funciona sin cinturón de seguridad, pero no es eficaz. De hecho, la DGT advierte continuamente en sus campañas que el airbag, sin llevar el cinturón bien abrochado, puede causar lesiones.

Este sistema de seguridad pasiva se activa en caso de un impacto importante, desplegando automáticamente una estructura flexible con gas comprimido que limita la gravedad de los contactos de los pasajeros del coche.

Cómo funciona el airbag

El funcionamiento del airbag es, en principio, sencillo. El vehículo cuenta con un sensor cinemático que detecta la colisión y emite una pequeña descarga eléctrica a un detonador que se encuentra junto a un generador de gas. Este generador está colocado junto a la bolsa de aire del airbag y está lleno de un compuesto químico sólido. El detonador provoca una reacción que hace suficiente gas como para inflar la bolsa en tan sólo unas milésimas de segundo. La complejidad del sistema radica, precisamente, en este punto, en la rapidez en la que se infla la bolsa.

Debido al impacto en un accidente, el cuerpo de los ocupantes sale despedido hacia adelante, especialmente, la cabeza y el torso, pero quedan retenidos por la bolsa del airbag, provocando que el gas se escape por unos orificios que hay en la zona superior de la bolsa. De esta forma, el pasajero tiene visión al instante y puede liberarse. Todo esto ocurre en milésimas de segundos.

¿Y a qué velocidad salta el airbag? La bolsa tarda unos 3 milisegundos en desplegarse y salta a una velocidad de 250 km/h. 30 milésimas de segundos después de haberse producido el impacto, el airbag frontal se dispara y, 60 milésimas después, la cabeza del conductor impacta contra el airbag. La cabeza del acompañante tarda unas 10 milésimas de segundo más.

La función del airbag

La función principal del airbag es absorber parte de la energía cinética del cuerpo, frenando el movimiento de los ocupantes del vehículo cuando se produce un impacto. En segundo lugar, el SRS trata de evitar que las personas impacten con las partes del habitáculo, como el volante, el salpicadero o, incluso, salir despedidos por el parabrisas.

Además, el airbag reduce el riesgo de sufrir heridas producidas por fragmentos de cristal provenientes del parabrisas, sobre todo, en la cara y en los ojos, y disminuye el movimiento de la cabeza, así como el riesgo de sufrir lesiones cervicales. Diferentes estudios demuestran que este elemento es capaz de salvar un 14% de muertes en conductores y un 11% de daños en acompañantes.

Tipos de airbags

Al principio, los coches tenían un solo airbag, el del conductor. Pero, con el paso de los años, la industria del automóvil no solo ha perfeccionado el funcionamiento del airbag, sino que también ha desarrollado otros sistemas ubicados en diferentes zonas del vehículo para aumentar la protección. Estos son los airbags más utilizados en los automóviles:

  1. Airbag frontal: es el más común de todos. Es el que se monta tanto para el conductor como para el acompañante y se despliega en caso de que haya un choque frontal a cierta velocidad.
  2. Airbag lateral: está colocado en el lateral del asiento y se despliega en caso de que haya un impacto lateral entre el cuerpo de la persona y la puerta. Suele venir en las puertas delanteras, pero a veces viene en las puertas traseras. Pueden proteger el tórax o el tórax y la cabeza.
  3. Airbag de rodilla: se utiliza para el conductor solamente. Se despliega debajo de la columna de dirección, por debajo del salpicadero, para que las rodillas no se golpeen.
  4. Airbag de cortina: todavía no es de serie y protege la cabeza ante un golpe contra la ventanilla, desplegándose desde el arco del techo. Se descuelga como una cortina inflada de aire.
  5. Airbag posterior: este airbag se despliega detrás de los reposacabezas de los asientos posteriores como una cortina, en caso de que haya un golpe fuerte por detrás.
  6. Airbag para peatones: es un airbag introducido por primera vez en el Volvo V40, que se despliega por debajo del capó del motor, entre éste y el parabrisas, cubriendo también la parte baja del último. Reduce los daños que sufre el peatón en caso de ser atropellado, sobre todo, en la cabeza.
  7. Airbag cinturón de seguridad: como su nombre lo indica, viene con el cinturón de seguridad, que oculta un airbag en su interior que se infla en caso de impacto. La finalidad de este airbag es proteger a las personas de baja estatura y niños, disminuyendo considerablemente la presión ejercida por el cinturón sobre el pecho.

El airbag es uno de los sistemas de seguridad pasiva más importantes de un vehículo. Su papel puede ser fundamental en los accidentes de tráfico. Recuerda que en Norauto ofrecemos un servicio de diagnóstico de la centralita del Airbag para garantizar su correcto funcionamiento.

No dudes en pedir cita en cualquier de nuestros talleres. ¡Te esperamos!