mejores colores para pintar un coche

Cuál es el mejor color para un coche

A la hora de comprar un vehículo, existen muchos factores que determinan la decisión de compra, como las prestaciones y consumos, el equipamiento, el diseño… y también el color. La elección del tono depende de los gustos de cada uno, aunque muchas veces va influido por la tendencia del momento o la publicidad. Vamos a ver cuál es el mejor color para un coche.

Pero la elección de un color para el coche no siempre viene determinada por la moda o la publicidad de las marcas. También por la capacidad de disimular la suciedad o soportar el calor. Incluso, la seguridad, ya que los coches con tonos claros suelen sufrir menos accidentes que los de colores oscuros.

Mejor color para un coche, desde el punto de vista de la seguridad

Si la seguridad es el factor que va a determinar la elección del color, el más seguro es el color plata o gris metalizado, seguido del blanco, los tonos crema, amarillo y rojo. La razón es muy sencilla: los colores claros son los que mejor se ven en la carretera.

Por contra, los colores oscuros, como el negro, el marrón, el verde o el azul marino, arrojar datos con una tasa de siniestralidad mucho más alta. Debes tener en cuenta que determinar qué color es mejor para un coche influye sobre la factura de tu seguro, ya lo tengas a terceros o a todo riesgo. Además, elegir un coche de color claro garantiza visibilidad, por lo que estarás reduciendo las posibilidades de tener un accidente.

De cara a aumentar la seguridad en carretera, independientemente del color de tu coche, puedes hacer algunas mejoras, como aplicar algún tratamiento antilluvia y antimosquitos. De esta forma, evitarás perder visibilidad por la suciedad o con condiciones climáticas adversas.

Probabilidades de accidente según el color del coche

Un estudio de la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda, basado en accidentes reales, arroja las probabilidades de sufrir un accidente en carretera en función del color de tu coche:

  • 70% para los vehículos de color marrón.
  • 60% para los coches con tonos negro o verde.
  • 30% para los vehículos de color blanco y azul.
  • 20% para los coches con color amarillo, rojo o gris.
  • 13,3% de probabilidades para los coches de color plata.

Como puedes ver, los coches con tonos plata son los que menos riesgo tienen de sufrir un accidente. Los coches verdes oscuro y negros tienen el doble de posibilidades de sufrir un accidente, si lo comparamos a los tonos azules, rojos y amarillos.

Las marcas de coches confirman esta estadística y, cuando los clientes preguntan sobre este aspecto, se lo hacen ver. Igualmente, la DGT también recomienda el color plateado o los colores claros a la hora de elegir un vehículo y evitar una tasa alta de siniestralidad.

¿Qué color es más limpio?

Otro aspecto que influye en la elección del mejor color para un coche es la capacidad para disimular la suciedad. En general, los colores claros, sobre todo, grises metalizados y blancos, son los mejores ya que no muestran demasiada suciedad. Todo lo contrario pasa con los tonos oscuros, que son más difíciles de mantener limpios.

Antiguamente, antes de extenderse el uso del aire acondicionado en los vehículos, el color más vendido en España era siempre el blanco, debido a su gran capacidad para reflejar la luz de sol y calentarse menos. Cuanto más oscuro es el color, más energía del sol retiene y, por tanto, más se calienta. Si vives en alguna zona con temperaturas altas, éste será un factor muy a tener en cuenta.

Variedad de colores y precios

Hasta hace un par de décadas, los coches solo se ofrecían con cuatro o cinco colores sólidos y era raro encontrar colores metalizados, salvo en modelos de alta gama. Actualmente esto no es así y la mayoría de los coches nuevos vendidos suelen incluir una pintura metalizada, a pesar de su mayor coste.

Relacionado con lo anterior, hay que tener en cuenta que el color metalizado sube el precio del seguro. En las berlinas grandes y coches de cierto precio es preferible elegir un color metalizado no muy brillante para que el coche no pierda demasiado valor de reventa. Este valor se ve muy influenciado por el color del coche y cuanto más exclusivo es el coche más se nota su influencia.

En los últimos años existe una tendencia en todas las marcas a personalizar el coche el máximo posible, ofreciendo numerosas combinaciones de colores para el coche, con pinturas llamativas y techos en contraste, adhesivos, diferentes juegos de llantas con doble tonalidad, etc.

Por otra parte, el color influye también en una posterior reventa. Los colores muy chillones harán que el vehículo sea más difícil de revender, porque, seguramente, ese color estaba de moda cuando lo compraste, pero unos años después no.

¿Cuáles son los colores más vendidos?

Los colores de coches más vendidos, independientemente de las marcas, son el blanco y gris plateado. Como hemos dicho antes, estos colores son los que mejor se ven en carretera, junto con el amarillo, tanto de día como de noche. Y, también, porque son los más limpios.

Algunos usuarios le dan más importancia al gusto personal que a su propia seguridad y, en el caso de los automóviles de lujo, el color que más se vende es el negro. Que el color negro sea el más vendido entre los vehículos de alta gama, a pesar de que son los que más rápido se ensucian y más probabilidades de accidente tienen por no ser vistos, dice mucho al respecto sobre el gusto de los consumidores. El mismo color es el preferido para los coches deportivos, mientras que , en los utilitarios, los colores que más se venden son el azul, el amarillo, el rojo y el verde. Sin embargo, en las berlinas familiares, aunque han caído en desuso por el auge de los SUVs, el color más elegido es el gris claro. Y los monovolúmenes se venden en plata, azul, gris, negro y beige.