que es la micromovilidad

Qué es la micromovilidad y qué ventajas ofrece

09 agosto 2021

En los últimos tiempos hemos asistido al nacimiento de nuevos conceptos referidos a la movilidad, como el de movilidad eléctrica urbana y sostenible, que hacen referencia a la movilidad mediante cualquier tipo de vehículo eléctrico. Pero, coches eléctricos aparte, lo que realmente está impulsando el desarrollo de este tipo de desplazamiento son los llamados vehículos de movilidad personal. Y esto es la micromovilidad.

Este término, aparecido a finales de la última década, está cada vez más presente entre la sociedad actual y los medios de comunicación. Un nuevo concepto que está transformando la manera de ver el transporte, especialmente, en las ciudades. Si quieres saber qué es la micromovilidad y conocer en qué consiste, no puedes perderte este artículo.

Micromovilidad: la revolución del transporte

La micromovilidad es un concepto que se utiliza para definir a los medios de transporte que permiten recorrer distancias cortas y habituales, como ir al trabajo. Según un estudio realizado por McKinsey Center for Future Mobility, alrededor del 60 por ciento de los trayectos que realizan en coche las personas en todo el mundo son de menos de ocho kilómetros. Una distancia que se puede cubrir perfectamente con vehículos como patinetes eléctricos.

Este nuevo término de micromovilidad eléctrica nace como consecuencia de la gran revolución que han experimentado las ciudades en materia de transporte, debido a los profundos cambios demográficos y al crecimiento de la población. Un estudio de Seat arroja un dato significativo: en 2030, el número de ciudades con más de diez millones de habitantes aumentará en 12, hasta alcanzar las 43.

Por otra parte, el estudio de la marca española señala que, para 2040, se espera que el 65 por ciento de la población viva en ciudades. Todo esto subraya la importancia de la micromovilidad urbana para garantizar un transporte eficiente y eficaz en las áreas urbanas y también respetuoso con el medio ambiente.

Nuevos hábitos de transporte

El desarrollo de la micromovilidad ha sido paulatino en los últimos años y ha sido posible debido al rápido crecimiento de las zonas alrededor de las ciudades. Muchas personas que residen a las afueras de las ciudades y se desplazan en vehículo privado hasta el trabajo, aparcan el coche en algún parking situado en la entrada de la ciudad y completan el trayecto hasta el trabajo, utilizando un patinete eléctrico que lleva en el maletero.

Este nuevo hábito es cada vez más común y ofrece numerosas ventajas. Permite ahorrar tiempo, ya que evita atascos y búsqueda de aparcamiento. También contribuye a ahorrar dinero, consumiendo menos combustible. Todo esto, además, ayuda a disminuir el estrés que provoca la circulación en ciudad, el tráfico y la búsqueda de aparcamiento, y reduce las emisiones de CO2 a la atmósfera.

La micromovilidad eléctrica se está convirtiendo en una pieza fundamental para solucionar los problemas de la sociedad actual relacionados con el ahorro de tiempo y la preocupación con el medio ambiente.

Soluciones de micromovilidad

Existen muchas soluciones de micromovilidad, que van desde vehículos de movilidad personal, como patinetes eléctricos, bicicletas eléctricas, hoverboards, segways, etc. hasta medios de transporte de reducido tamaño impulsados con motores eléctricos. Entre todos estos vehículos, son los patinetes los que han cobrado un mayor protagonismo. No resulta raro ya ver cientos de personas a diario desplazándose en patinete hacia su centro de trabajo o la Universidad.

También están contribuyendo al desarrollo de la micromovilidad el desembarco de numerosas empresas de servicios de alquiler por minutos de scooters y patinetes eléctricos. Empresas como MOVO, Voi o Lime permiten utilizar sus vehículos eléctricos para cubrir trayectos cortos con precios que oscilan entre los 0,15 y 0,20 céntimos por minuto.

Te puede interesar→ Nuevo servicio de alquiler de motos Cabify

En definitiva, la micromovilidad urbana permite descongestionar las ciudades de vehículos de combustión, ya sea transporte privado o público, reduciendo las emisiones de partículas nocivas a la atmósfera.

“Última milla”

Como hemos mencionado antes, el concepto micromovilidad surgió a finales de esta última década como una solución a otro nuevo término: “última milla”. Este último está relacionado con el transporte personal, sobre todo, en zonas urbanas con alta densidad de población, y consiste en el desplazamiento que hace un usuario en la parte final de su trayecto, generalmente, inferior a una milla.

En lugar de utilizar los medios de transporte habituales, utiliza una red de micromovilidad para cubrir esas distancias cortas. Los primeros servicios implementados especificaban la ubicación donde los vehículos debían ser recogidos y entregados. En una segunda generación, se utilizan modelos sin estaciones donde coger y soltar los vehículos, pudiéndolos dejar en cualquier parte.

La micromovilidad es, por tanto, un factor fundamental para conseguir lo que en inglés se conoce como “unbundling”, es decir, dejar de utilizar el vehículo privado en beneficio de vehículos compartidos para trayectos cortos.

Pero, además de los servicios de micromovilidad eléctrica, existe una tendencia que va a más, que es la compra de vehículos de movilidad personal, como patinetes, scooters y bicicletas eléctricas. Esto ha llevado a algunos fabricantes de automóviles a incluir en el equipamiento opcional de sus vehículos, patinetes. Por ejemplo, marcas como Seat, Peugeot o Nissan ya ofrecen esta posibilidad para completar la parte final del trayecto que no se puede hacer en coche.

Ahora que ya conoces en qué consiste la micromovilidad, ¿te animas a utilizar uno de estos vehículos y colaborar con el transporte sostenible?

Recuerda que en Norauto puedes encontrar todo tipo de vehículos eléctricos para la movilidad urbana. ¡Estaremos encantados de ayudarte a escoger el que mejor se adapte a tus necesidades!