que es el parking de zona naranja

Parking zona naranja: precios, horarios y multas

19 enero 2021

Aparcar en las ciudades, sobre todo, en las más grandes, se parece cada vez más a una odisea griega. Llegar a un lugar y encontrarse con una zona de aparcamiento regulado es bastante frecuente. Aparecen señalizadas con unas líneas de diferentes colores: azul, verde, naranja o rojo. Todos sabemos que esas líneas delimitan una zona en la que hay que pagar por aparcar. Pero ¿qué diferencia hay entre cada color? Aquí te vamos a despejar esa duda y nos vamos a centrar en el parking de zona naranja.

Estacionamiento regulado en España

Las zonas de estacionamiento regulado son cada vez más frecuentes en España, especialmente, en las grandes capitales de provincia. Las zonas más comunes son las azules y verdes, pero también las hay naranjas y rojas en algunas ciudades, como verás más tarde.

No existe un horario y tarifa únicos para toda España, sino que cada ciudad tiene sus propios precios y condiciones. Hay ciudades donde existe una gran diferencia entre la zona azul y la verde, así como en el permiso anual para residentes.

Si prestamos atención a algunas de las ciudades más importantes del país, Barcelona es la que cuenta con una zona azul más cara, seguida de Palma de Mallorca, Bilbao, Madrid y San Sebastián. Por el contrario, las ciudades que gozan de un precio más barato por aparcar en zona azul son Murcia, Santiago de Compostela, La Coruña, Alicante y Segovia.

En cuanto a la zona verde, podemos decir más de lo mismo. Cada ciudad cuenta con particularidades distintas en lo que se refiere a tiempo de estacionamiento, ocupación y otros parámetros.

En las zonas de estacionamiento regulado pueden aparcar tanto residentes como no residentes, aunque, lógicamente, la tarifa no es la misma. Este aspecto también varía significativamente de una ciudad a otra. Por ejemplo, Sevilla cuenta con el precio más elevado de zona verde para residentes. Sin embargo, la capital andaluza tiene una de las zonas verdes más baratas de España para no residentes, junto a Oviedo y Granada.

Los no residentes de Barcelona y Madrid son los que tienen que pagar un mayor precio por aparcar en zonas verdes. Aunque la ciudad madrileña cuenta con una tarifa base en la que se aplican reducciones y recargos, dependiendo de la tecnología del vehículo y de su etiqueta medioambiental de la DGT. En cambio, las motos, ciclomotores y coches con etiqueta CERO no tienen que pagar.

Las diferentes zonas de aparcamiento

Como te contamos, en España hay principalmente cuatro zonas de aparcamiento regulado, delimitadas por unas líneas discontinuas de diferentes colores: azul, verde, naranja y rojo. Las zonas más comunes son la azul y la verde, mientras que la naranja y la roja no están presentes en todas las ciudades. Cada ciudad o municipio aplica unas tarifas y horarios, así como sanciones diferentes.

Aunque hoy en día con las aplicaciones de aparcamiento regulado el pago es sencillo, conviene tener claro las normas de cada una de las zonas de aparcamiento. Cada color establece el tiempo que se puede aparcar o el precio:

Zona azul

La zona azul es la que encontramos en casi todas las ciudades. Es únicamente para visitantes y el tiempo límite varía en función de cada ciudad, aunque normalmente, suele ser de cuatro horas, aproximadamente.

Zona verde

La zona verde da prioridad a los residentes y no tienen límite temporal. En la mayoría de las ciudades también pueden aparcar los no residentes, aunque, en este caso, sí tienen restricciones horarias, que suele ser de dos horas aproximadamente, aunque puede variar de una ciudad a otra. La zona verde se caracteriza por tener el precio más alto para los no residentes.

Zona naranja

El parking de la zona naranja, que es el que nos ocupa en este artículo, cuenta con límite horario, pero varía en función de la ciudad, y persigue el objetivo de facilitar el aparcamiento a los residentes en aquellas zonas donde es más difícil estacionar. En algunas ciudades, está permitido el estacionamiento a no residentes y en otras solo a residentes.

 Zona roja

Esta zona tampoco existe en todas las ciudades y únicamente permite el estacionamiento durante las horas establecidas a los vehículos que exhiban un ticket que le habilita para ello, independientemente de si el conductor es residente o no.

 Zonas “especiales”

Además de las cuatro zonas anteriores, existen otras con características especiales, como las zonas de estacionamiento ubicadas en lugares próximos a hospitales o reservadas para el estacionamiento de larga duración en el centro urbano. Estas plazas de aparcamiento especiales reciben el nombre de Ámbito Diferenciado, están destinadas a unos fines especiales y cuentan con unas tarifas más bajas.

Un ejemplo de esta zona lo encontramos en Madrid, en unas plazas delimitadas con una línea discontinua azul y naranja.

Qué es la zona naranja de aparcamiento

El aparcamiento en zona naranja es, por tanto, una zona pensada para los residentes de un barrio o una parte de la ciudad en la que es especialmente difícil el estacionamiento. En algunas ciudades hay límites de tiempo y en otras no. Y, dependiendo de la ciudad, no pueden aparcar los no residentes.

Como ocurre con la zona azul y verde, el precio y el tiempo del estacionamiento en zona naranja depende de la ciudad. Por ejemplo, en Valencia, pueden aparcar tanto residentes como no residentes. Para los primeros, el precio de un ticket para un día entero es de 0,60 euros; tres días, 1,70 euros; y siete días, 2,80 euros.

En cambio, los no residentes tienen que pagar 1,10 euros por 25 minutos; 2,10 euros por una hora; y 3,30 euros por dos horas, que es el tiempo máximo permitido. Para residentes y no residentes, el coste de anulación de la multa es de 4 euros.

En Pamplona, las dos primeras horas del parking en zona naranja tiene la misma tarifa que la zona azul. El ticket mínimo es para diez minutos a 0,25 euros. A partir de ahí, el parquímetro suma fracciones de tres minutos hasta un máximo de dos horas. Desde la tercera hora, cada fracción de diez minutos cuesta 0,05 euros, sin límite horario.

En Huelva, el aparcamiento en zona naranja tiene un horario de lunes a viernes, de 09:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 y los sábados de 09:00 a 14:00. El precio es de 0,35 euros por 35 minutos, el tiempo mínimo para estacionar; 0,60 euros para 60 minutos; 1,30 euros para 120 minutos; y 2 euros para 150 minutos, el tiempo máximo para aparcar.

Ahora ya conoces no solo los detalles del parking de zona naranja, si no también del resto de zonas de estacionamiento regulado. Si quieres enterarte de otras cosas de interés no pierdas de vista nuestro blog.