tipos de aceite de motor

Tipos de aceite de motor y cuál elegir para tu coche

Cuando pensamos en el mantenimiento del coche, una de las operaciones más importantes y habituales es el cambio del aceite del motor que, normalmente, va acompañado del cambio del filtro de aceite. Dada su importancia vital para el correcto funcionamiento del motor, es imprescindible escoger un aceite de motor de calidad para prolongar la vida útil del vehículo. En este artículo, te vamos a hablar de los tipos de aceite de motor.

La función del aceite del motor

En primer lugar, vamos a detallar la función que cumple el aceite de motor. El aceite es fundamental para que el motor pueda funcionar. Se encarga de lubricar las distintas piezas internas del motor y protegerlas de su deterioro. Por ello, hay que renovarlo periódicamente, ya que los cambios de temperatura y el desgaste de las piezas hace que el aceite pierda propiedades con el tiempo.

El aceite cumple tres funciones:

  • Reducir la fricción: es la función principal, reducir la fricción entre las piezas móviles que componen el motor, evitando que el rozamiento produzca un desgaste prematuro.
  • Refrigerante: el aceite también cumple un papel refrigerante, puesto que el motor alcanza temperaturas altas por la fricción.
  • Proteger el motor: el aceite previene la corrosión y ejerce como detergente. El aceite circula por un circuito por el que mantiene en suspensión todos los residuos que van soltando las piezas y que terminarán atrapados en el filtro.

Una cantidad insuficiente de aceite en el motor puede producir averías graves, debido a las altas temperaturas que se generen en el funcionamiento por la fricción de las piezas internas. Como ves, el aceite tiene una importancia capital para que tu coche dure más tiempo. Pero existen muchos tipos de aceite de motor, así que ¿cuál elegir?, ¿son todos iguales?, ¿qué tipo de aceite usa el motor diésel?, ¿y un motor de gasolina?

Te puede interesar→ Aceites líquidos de tu coche: comprueba los niveles

Tipos de aceite de motor

Existe tres tipos de aceites:

  • Aceites minerales: este aceite se suele utilizar en motores con mucho desgaste y kilómetros acumulados. Utiliza directamente una base refinada del petróleo, por lo que, ofrece unas prestaciones diferentes a los lubricantes sintéticos y tiene algunas ventajas. Los periodos de cambio del aceite con los aceites minerales son más cortos que con los sintéticos.
  • Aceites sintéticos: son menos volátiles y aguantan mejor las temperaturas extremas, por lo que aseguran la protección del motor y mantienen sus propiedades estables durante más tiempo. Son perfectos para motores exigentes. Los aceites sintéticos se elaboran sometiendo la base destilada y refinada del petróleo a un proceso de transformación para desarrollar unas características determinadas y alcanzar unos estándares de calidad más altos.
  • Aceites semisintéticos: en el caso del aceite semi sintético, la base se elabora a partir de la mezcla de bases minerales y sintéticas. Son los de uso más generalizado por su excelente respuesta, aunque sus prestaciones no pueden igualarse a las de los aceites cien por cien sintéticos.

Tipos de aceite según su viscosidad

Los tipos de aceite motor se diferencian por las propiedades que tiene. Entre ellas, la más importante es la viscosidad. Esta propiedad mide la resistencia que ofrece el aceite a la hora de fluir. Aunque ocurre frecuentemente, no hay que confundir la viscosidad con el índice de viscosidad, que indica la variación de la viscosidad en función de la temperatura.

Si quieres un aceite que proteja bien el motor de tu coche, necesitas uno que tenga una viscosidad alta a elevadas temperaturas y, a la vez, tenga una buena fluidez a bajas temperaturas para facilitar el arranque en frío. Para ello, necesitas un aceite con un índice de viscosidad alto. Estos son los dos tipos de aceite de motor según su viscosidad:

  • Aceites multigrado: son los más sofisticados del mercado. Tienen un alto rango de viscosidad que varía en función de la temperatura, lo que les permite seguir protegiendo el motor ante cualquier circunstancia. Los aceites multigrado son los más adecuados para aquellos turismos que circulan normalmente por zonas donde hay cambios notables de temperaturas, dependiendo de la estación del año.
  • Aceites monogrado: son aceites que mantienen su grado de viscosidad en unas condiciones limitadas de temperatura ambiente. Son los que se utilizan en aquellas zonas donde las temperaturas no varían tanto a lo largo del año.

Tipos de clasificación de los lubricantes: SAE y API

Además de la clasificación de los aceites para el motor según su viscosidad, también existe una clasificación establecida por dos normas internacionales estandarizadas y que determinan las características del aceite. Esas normas son la SAE y la API.

  • SAE: del inglés Society of Automotive Engineers (Sociedad de Ingenieros Automotrices), establece una clasificación del aceite basada en su relación de viscosidad con la temperatura a la que está sometido el motor durante su funcionamiento. Por un lado, mide la viscosidad en frío a diferentes temperaturas bajo cero y, por otro, la viscosidad en caliente a 100 grados.

La SAE clasifica el aceite del motor en once tipos, desde 0W (W por Winter, invierno) a 60. La W indica que el aceite está adaptado para utilizarse a bajas temperaturas. El primer número de la nomenclatura se refiere a la viscosidad en frío, en el arranque en frío. El segundo número indica la viscosidad cuando está caliente, cuando el motor alcanza su temperatura máxima.

  • API: de American Petroleum Institute (Instituto Americano del Petróleo). Define unos estándares mínimos que todos los aceites deben cumplir para proteger y conservar los diferentes componentes mecánicos del coche. En función de las características técnicas del aceite, se establece una clasificación mediante dos letras:

La primera letra indica el tipo de motor, S para los aceites específicos para motores de gasolina y C para los motores diésel (aunque esa C se refiere a motores diésel de maquinaria pesada y vehículos pesados, como camiones y autobuses, no para vehículos ligeros). La segunda letra se refiere al nivel de calidad del aceite, siguiendo un orden alfabético de forma ascendente.

Los niveles actuales que podemos encontrar son:

  • Motores gasolina: SH, SJ, SL, SM y SN.
  • Motores diésel (para motores diésel de vehículos pesados): CH-4, CI-4, CJ-4, CK-4

Ahora ya conoces qué tipos de aceite de motor hay y la importancia de cambiar el aceite a tiempo. Si no te atreves a hacerlo tú mismo puedes pedir cita en uno de nuestros talleres.